I need a miracle

Hay rolas de transición, como lo explicaba alguna vez en este, su blog de confianza.  Rolas que te acompañan en los putazos, en los que te hacen cambiar de forma de vida, en las decisiones escabrosas, y en los momentos en los que te gustaría decir… ya, ahí muere, yo aquí tiro la tuya.

Esas rolas, de alguna u otra forma regresan a tu vida, y la historia colectiva a través del remake, del remix, del rework. Hace unos días, les estaba diciendo como ante nuestros ojos AL FIN se acabó la era EDM en la que reinaba el yolo-escuincle, para dejar paso a nuevos talentos o para ver resurgir a otros.

Un amigo me mandó una nueva versión de Touch me de Fragma, pero con una voz que me ha enchinado la piel desde que la oí en 2001.

Entre el desmadre personal que tengo que me obliga a estar en hospitales, viendo a mucha gente que no la cuenta en cada visita a la sala de urgencias… entre recordar mi propia historia, en la que sin querer pasaron auténticos milagros médicos que me permiten escribir la sarta de mamadas que digo aquí todos los días.

Me quede pensando en cómo siempre necesitamos algo a qué asirse. Todos a veces pedimos un milagro, y la mejor forma de pedirlo es a través de algo que amemos de verdad, una oración, o en mi caso una rola, un rework que revive un clásico que conocí entre tinieblas literalmente hace 16 años.

Entre, popstars, porn stars y quimeras varias te veas.

Ser mujer y Dj, no tendría porque ser diferente a ser hombre y Dj. Tristemente existe la diferencia, Creo que uno de los más grandes problemas viene por aquellas personalidades como cantantes,actrices, actores y figuras públicas varias, que vienen de este lado buscando un nicho más estable para sus carreras.

En el caso de Mariah Carey, por ejemplo, la cantante hace mucho que dejó de ser relevante en su industria más allá de los chismes. Ergo, la venta de sus shows debe haber caído dramáticamente.¿Cuál fue su solución?

Decir qué ahora es Dj.

Mariah Carey Dj

Está de moda, la gente seguramente ira a verla pues el cover de un show como Dj es mucho más bajo que el de un concierto en toda forma. No tiene que “saber” usar los aspectos más básicos de los players, o tal vez no faltará el Dj que se preste a hacerle los sets para que ella solo tenga que bailar y sonreír frente a su público que estará encantado de tenerla en un show más cercano que el que podrían experimentar en un concierto.

Y por cierto, así de lamentable estuvo el show. 


¿Entonces cuál es el pedo?

La migración de “artistas” “figuras públicas” por moda, le da en la torre a quienes auténticamente si dedican su vida a las tornamesas, a los djs en crecimiento les hace la vida más complicada. Pues los dueños de los clubes suelen apostar con “propuestas seguras” en lugar de los talentos que son 100% del nicho.

Estas situaciones se ven cada vez más a menudo, y son consecuencia triste de la ola mainstream que así como ha beneficiado a muchos también puede ser una piedra en el zapato.

¿Qué hacer? Pedirle a aquellos que comulguen con la ideología detrás de la música electrónica que NO consuman ese tipo de shows, a menor demanda menor oferta.

Y a los artistas que quieren cruzar de este bando, hombres, mujeres o quimeras, dejen de vender solo imagen, preocupense minímo de aprender a tocar, por favor.

La yo del primer post

En medio de mis muy frecuentes insomnios llegué a uno de esos blogs con los que generalmente NO comulgo. Básicamente porque soy una amargada más o menos funcional que cree más en la terapia con psiquiatra quién te droga legalmente- que en lo que dice una publicación de quién sabe quién en internet.

Este parece serio, lo chisme en Linked in, aunque esa palabrita de “couch” me suena como a uñas en un pizarrón.   El choro mareador viene por este post.

En el que básicamente su yo de ¿Treinta y tantos? le explica a su yo de 18 que la va a cagar en muchas cosas pero en otras se la va a pasar poca madre.

Siendo como soy de megalomana,  y egocentrica, me puse a releer el primer post de este, su nada humilde blog de confianza, ese que sirvió como mi presentación al mundo en internet.  Lo pueden leer aquí, por si andaban con el pendiente.

¿Qué le diría a mi yo de 17 años? Osea a la yo de hace 12 años que escribía así de gacho... mmm

Te vas a salir con la tuya. ¿Te acuerdas como nos gusta la música electrónica?  Bueno el B-jay va a confiar en ti más de lo que ahora confías en ti misma y te va a llevar al lugar dónde sueñas trabajar en unos 5 años.

Vas a perder amigos importantes: Y va a doler bien culero. Quién te llevó a esa primera puerta en la que te enamoraste de la música electrónica, no va a entender que lo tuyo no es más un hobby si no un trabajo, te la va a hacer de jamón y aunque la vas a conservar en tu vida, definitivamente no va a ser la pieza angular de tu existencia que es 2004.

Se te va a bajar la etapa I love Darren Hayes: Y por cierto si es gay, el 2005 va a salir del closet y se va a casar, parale a tu mame.  Siempre te va a recordar esta etapa de tu vida en la que creías que estabas perdida. Es más dale play aquí, para que se te enchine el cuero a gusto.

Vas a vivir sola, y vas a viajar con tus artistas:  Tu primer trabajo en serio te va a obligar a mudarte sola, pero vale la pena. Aunque más de una vez te vas a quedar sin comer, porque zoquete, no aprendiste a administrar tus gastos,  de hecho aún a nuestros 29 nos cuesta trabajo.

Te vas a ir de tour con Armin van Buuren, algunas fechas de Tiësto, y así. De hecho te va a tocar construir las campañas para crear artistas y vender todo lo que puedas de ellos. Tratar con los clubes de fans, si de fans así como tú eres en 2004.

Jazmín va a morir. Tu gatita, el primer amor de tu vida se va morir lejos de ti, le va a dar cáncer y la van a dormir un viernes mientras tú te quedaste hasta tarde en viernes, trabajando en una oficina.  Vas a llegar a casa de tu abuela y te van a decir, aquí esta tu gata… en una caja de cenizas. Ese mismo año vas a perder a tu mejor amigo. Y para rematar tendrás una cicatriz de 16 puntos en la pierna izquierda. Te va a costar varios años levantarte del trancazo pero encontrarás amigos neta en el camino que te van a ayudar a levantarte.

Tienes depresión crónica:  Hoy no lo sabes, pero vives con depresión química, vas a pelear toda la vida con una sombra maldita que te va a sabotear justo cuando crees conseguir las cosas. De 2010 a principios de 2013 vas a aprender que llorar no te hace débil ni más “niña” como tanto le temes, y a enfrentar que no puedes sola. Vas a tener que ver a todos tus demonios, vas a perder proyectos, “amigos” y mucho dinero. La negación no es buena.  Todo el dolor que venimos cargando te va explotar en la cara, pero esta bien.

Te vas a enamorar: Y te van a destrozar. Por más que opusiste resistencia por cierto. Pero te pusiste lo mejor de ti, hasta te comprometiste con alguien, y eso que le tenemos pánico al compromiso. Pero un día te vas a dar cuenta que el que se haya alejado es lo mejor que pudo pasar si no seguramente habrías acabado peor que tus papás.  Aprendiste la lección. Tienes un gran amor que no te abandonará nunca: la música electrónica y te va a ayudar a reorganizar tu vida, una vez más.

Estas viva. ¿Te acuerdas que te aterrorizaron toda la infancia y tu aún adolescencia con qué no ibas a vivir? Pues .l. sigues viva en 2016. Medio madreada pero en pie.

Deja de traumarte con tu físico.  Pos si, el tratamiento que recibimos hace año y medio fue una pasada de reata.  Pero es tu constitución física lo que hizo que no te tumbara más. Aunque eso si no vas a recuperar el pelo. De hecho tienes síndrome de cushing, aunado a tu baja producción de serotonina te va a meter en pedos. Pero tranquila, todo pasa y tendrás a más de uno babeando por ti por ahí.

La radio nunca va a volver:  Los medios tradicionales se van a ir en decadencia, pero como tu empezaste a blogear antes de que fuera mainstream, ¿Qué crees? Te vas a convertir en un personaje que algunos que si saben de música electrónica van a llamar referente. Si, si a huevo, tú vas a tener hasta fans, y harto hater también. ¡Chocalas!

Vas a dejar de maldecir la prepa, y hasta la vas a extrañar con toda el alma. Tus ídolos se van a caer de tu pedestal y aunque los hayas tratado de ayudar no van a saber evolucionar al mundo digital y se van a quedar en el olvido.

A los 29 no vas a ser rica, pero empiezas a tramar cómo serlo de verdad. Eso si bájale dos rayitas al cigarro que nos vamos a perforar una úlcera bien gacho a los 24.

 Y sonríe más en las fotos, parece que a la banda le gusta verte sonreír… Ya sé, a mi también me sorprende.

Solo otro #domingodeclasicos más

Para todos hay un punto de quiebre en la vida. El punto en el que las cosas no vuelven a ser JAMÁS lo de antes. El mio fue por ahí de 2002, poco después de haber recuperado la vista y asumiendo las consecuencias de un tratamiento salvaje para recuperarla.

A veces, pasaba horas viendo por la ventana, solo por el gusto de poder volver a disfrutar los colores, no quería dormir, no quería perder detalle alguno de lo que tenía enfrente. Tenía riesgo de perder cristalino y córnea, aún después de haber bajado la inflamación del nervio óptico existía la posibilidad por el daño de que se desprendieran sin más, por un mal movimiento.

Y si los perdía, evidentemente no iba a volver a ver jamás, quería guardar en mi memoria todo lo hermoso que pudiera, un amanecer, un libro, una película, el color de las hojas de los árboles…

Mi papá había decidido darme de baja ese año de la escuela, y creo que hizo bien aunque en ese momento quería matarlo.

En esas estaba cuando, descubrí en serio la programación de W FM. Cuando acosaba locutores por teléfono, para no perder según yo, el contacto con el mundo.

En una de esas madrugadas, en las que buscaba a toda costa guardar en mi memoria todo lo que pudiera leer, apareció una rola de Schiller en la programación. Todavía no entendía bien inglés pero me sacudió el alma la voz de Peter Hepner.

Una semana antes había escuchado una entrevista con David Morales en la que había contado cómo de ser un latino más rechazado en el guetto se había convertido en EL remixer de las estrellas de los 90’s.

La voz de Peter, los arreglos de Schiller me metieron en un trance de 4:12 minutos que me cambiaron para siempre. En la mañana rompí con las manos todos los discos que no fueran música electrónica, me deshice de todas las revistas que no tuvieran algo que ver los djs…. No sabía cómo, no sabía cuando, pero un día iba a dedicarme a eso que me enchinaba la piel.y que sacudía cada una de las fibras de mi alma. Poco después de un año conocí a Bjay Redes Sociales y el resto es historia.

Se los cuento así, porque la neta, mi relación con la música electrónica es algo mucho más profundo que algo que me guste, o una profesión, nel, es el amor de mi vida, y me gusta contagiar a quién se deje.

Es ‪#‎domingodecasicos‬ de nuevo mis criaturitas de la red y por hoy, nadie lo puede evitar.

 

29…

Finalmente llegó la cuenta regresiva, los últimos 364 días antes de llegar a los 30.

Una querida amiga me decía unas horas antes:

“Guey, para ti cada cumpleaños es un triunfo no te puedes deprimir”. 

Y es cierto según el matasanos que me trajo a este mundo era muy poco probable que yo rebasara los 15 años.

Pero no lo puedo evitar, soy emo de closet.

¿Estoy en el lugar qué quiero?

En esa pregunta me pase atormentada las últimas horas de mis 28.  La respuesta es no. Me falta tanto por hacer, aunque basándose en la lista de lo que si quería hacer antes de los 30 el 70% de mi lista, ya está cubierta. Pero ese 30% faltantante ¡Ah que bruto como me pesa!

Pero tengo algo que nunca antes había tenido: calma, paciencia, y tranquilidad de espíritu. Aunque la situación de mi hermano sea apremiante y en cualquier momento tenga que correr al hospital. Cosa ocurrió justo la tarde de mi cumpleaños.

Solo me dió tiempo de comerme este pastel en el VIPS, y unas horas antes comer con una amiga, y sus hijos que son como  mis sobrinos.

La fiesta que quería ser se fue derechito al caño, ni modo, así es la vida. Me preocupa más estar cerca de mi papá, por si acaso.  Siempre he disfrutado de la soledad, de los cafés, de caminar bajo la lluvia. También de la emoción extrema de trabajar contra reloj y saber que de ti depende la consecución total de un proyecto.

Estoy viva, es un gran, gran avance, aunque siento que me queda poco tiempo para poner en firme ese 30% que me da vueltas en la cabeza y no encuentro bien a bien cómo.

Ya no soy la niña que comenzó a escribir a los 17 años en un rincón perdido de Blogger, me salí con la mía a pesar de los descalabros, y hasta de haber puesto en riesgo mi vida más de una vez.

Pero, todavía no me cae mucho en gracia saber que mis tiempos, ya no se miden en 10, si no en 20 años.  El paso del tiempo no perdona…

¿Me duelen todavía las amistades perdidas?

No, era gente que simplemente cumplió su ciclo, uno que no necesariamente fue bueno o duradero. Pero ya qué.

Se que las cosas dependen de mi, no me da miedo, pero si ansiedad. Me queda claro que puedo, no’mas es encontrar el cómo de una buena vez.

Tengo mucho porqué sentirme agradecida con el Destino, la vida… Mis amigos, los neta, los de corazón que siempre han estado, ustedes, la gente que lee lo que escribo y confía en mis palabras. Es chingón saberse querida, y odiada también.

De los 21 a a estos ya 29 años he tenido las más salvajes experiencias en todo sentido. Por ese lado me siento perfectamente tranquila.  Lo que quería probar, lo probe y bien.

Sé lo que quiero, el cómo es el que a veces me falla.  Después de esta luna de fresa, que seguramente no voy a volver a vivir, solo puedo decir que esta existencia humana es maravillosa con todo y  las facturas que te hace pagar… Uno más y 30 ¡Ay ñañita!

Y no’mas por eso…

La Mansión del Viento

Había una vez, en 2012 una yo muy lastimada, histérica cansada y derrotada, que ya no sabía pa’ dónde hacerse.  Era Noviembre y de repente me llegó un twitt como tantas otras veces de  una cuenta que se hacía llamar @saiffe. De repente le contestaba los DM, pero estaba muy ocupada atendiendo mi entonces extremo tren de trabajo, asimilando  el putazo de 2010 en dónde me arrancaron a quién había sido la médula espinal de mi vida.

No sé por qué, ese día, bajando de Santa Fail decidí que era buena idea finalmente hacerle caso a las mil y un invitaciones y caí al departamento 701 del 503 de Pilares en la Colonia del Valle.

Marcela y yo hablamos hasta la madrugada, y de la misma manera que no supe cómo porque ese día iba me quedé en su sala. En la mañana me hizo de desayunar unos hot cakes, y unas salchichas para azar, mientras los hermosos ojos Boris, su gato, me daban los buenos días.

Quedamos en hacer unas cosas, y de repente me di cuenta que era la primera vez en los 25 años que tenía que había dormido una noche en paz y bien. Para Diciembre gracias a una amiga había encontrado una chamba cerca de la Mansión del Viento, y lejos de mi casa.

Para el tercer o cuarto día, decidí comprar un delicioso pollo a la leña y compartirlo con la Saiffe ¿Por qué? No’mas porqué quería compartir esa noche la mesa con alguien. Llevaba 5 años cenando sola y dos extrañando a mi primer amor felino que habían dormido sin avisarme o sin posibilidad de despedirme.

Boris, Marcela y yo sentados en la mesa, en una escena que  me parecía muy familiar sin haberla vivido nunca. Esa noche salí de ahí con las llaves del que sería mi hogar por dos años.

Hacia el norte, había un gran ventanal por donde ver el amanecer. 

La Mansión del viento.

Y hacía el sur el desconocido territorio de más allá de Eje 8.

La mansion del viento 2

Fueron dos años en los que aprendí que podía continuar, a  dejar que se secaran las heridas y a llorar  todo lo que no había llorado en la vida, las pérdidas  que ni yo había notado.  Deje ir gente que me hacía daño, otros llegaron para quedarse, y unos más se instalaron pero solo fueron un paso efímero.

Aprendí a darme cuenta lo verdaderamente afortunada que era de haber sido educada por un gran maestro de la música electrónica en América Latina, y de haber pasado por pruebas de vida que habrían matado a cualquier otra para llegar a ser el felino monstruo que soy hoy.

Los días de lluvia, Rosita, la señora que recogía el caos que dejábamos atrás todas las semanas, Juanito el portero siempre amable y con un chisme para alegrarte el día, el tianguis con unos deliciosos tacos de mixiote todos los jueves justo en la esquina de la casa. Las idas al super a las 4: 00 AM, because yolo. O caminar en el parque arboledas antes del amanecer.

Innumerables personajes pasaron por la Mansión del Viento, chamanes, brujas, brujos y hasta un santero alcohólico. Probamos de todo para aprender a hacer las pases de quién realmente  eramos. Hoy, aunque tengo unos problemas serios que resolver, me siento mil veces más fuerte de lo que fui.

Mi Mufasa no me dejó, solamente,  se hizo nube para acompañarme más de cerca en el camino de esta vida. Solo puedo sentirme agradecida por haber habitado la Mansión del Viento y dejarle el camino a otros para que la disfruten, algún día he de volver con Artemisa bajó el brazo y la próxima generación Ocampo..

Hoy llueve en la Ciudad de México, y me pego la nostalgia, básicamente porque hoy ya estoy en paz con la persona más importante en mi vida: yo. De aquí pa’l real el camino seguro será complicado y lleno de piedras,  pero se justo hacía dónde mover el timon está vez, total, es solo una tormentita.

Mi hermano se llama Leonardo, y es autista. Vol. II

Ayer hable con mi papá: (Este post se publica el 13 de mayo así que eso fue el 12 de Mayo de 2016)

Trasladaron a mi hermano al Fray Bernardino ¿Y saben qué? Ni ellos saben que hacer. Uno de los hospitales psiquiátricos más importantes de América Latina, no tiene el personal, capacitación, ni puta idea de cómo debe ser su tratamiento a partir de ahora.

No hay hospitales intermedios en dónde pudiera estar. Así de huevos. O al menos eso dicen.

Me acordé de cuando en la tercera crisis psicótica, poco antes de año nuevo, el psiquiatra del ISSSTE en Tacuba, cuyo nombre estoy pensando seriamente en publicar dijo: “Seguro no le está dando los medicamentos para que lo guardemos aquí y se pueda ir de fiesta”.

No pidió disculpas después de eso. Ni se ha retractado, es más tengo ganas de meterle por lo menos una cachetada cada que lo veo. Debe ser unos 5 años mayor que yo y encima el cabrón publicó en 2010 una nota que decía algo así como: El trato del paciente psiquiátrico con enfoque humanista en el sector salud.

Ese doctor retuvo a mi hermano 4 semanas en urgencias porque según el quería asegurarse personalmente de que recibiera sus medicamentos. 4 semanas en las que mi hermano estuvo mayormente sedado y amarrado.

Quiero suponer que fue su soberbia y un ego casi tan grande como el mío lo que impidió que lo enviará para su correcto tratamiento a un hospital adecuado.

La ley, en su articulo dice:

Artículo 17. Queda estrictamente prohibido para la atención y preservación de los derechos de las personas con la condición del espectro autista y sus familias:

I. Rechazar su atención en clínicas y hospitales del sector público y privado;

II. Negar la orientación necesaria para un diagnóstico y tratamiento adecuado, y desestimar el traslado de individuos a instituciones especializadas, en el supuesto de carecer de los conocimientos necesarios para su atención adecuada;

III. Actuar con negligencia y realizar acciones que pongan en riesgo la salud de las personas, así como aplicar terapias riesgosas, indicar sobre-medicación que altere el grado de la condición u ordenar internamientos injustificados en instituciones psiquiátricas.

¿Qué pasó aquí?

Leonardo, así se llama mi hermano, va a cumplir 20 años el 22 de Mayo. Internado en un hospital psiquiátrico que no sabe cómo llevar su tratamiento durante los próximos años. Y tampoco hay otra opción a la que acercarse.

Mi hermano se llama Leonardo, y es autista.

Hace no mucho el valiente estado mexicano aprobó una ley. En la que de palabra más que de acción, como tantas cosas en México. Por cierto si la quieren leer completa, está aquí. 

En vista de que sector salud, no sé si no sabe de su existencia, o  se quieren hacer pendejos creo que es hora de enumerar apartado por apartado como es que se la han pasado por el arco del triunfo. Por lo menos en el caso de mi hermano que casi tiene 20 años.

Artículo 1. Las disposiciones de la presente Ley son de orden público, de interés social y de observancia general en toda la República.

Ja, ja, y más ja. De Noviembre de 2015 a la fecha, hemos solicitado ambulancias a: Cruz Roja, ISSSTE, IMSS y ERUM para trasladarlo del Estado de México al Distrito Federal y se han negado, quesque porque no hay “hechos de sangre”. Es decir, que no está saliéndose alguna víscera.

Observancia general en toda la república… ¡Si como no! Cuando se tienen que hacer dictámenes distintos en cada institución de sector salud, porque no reconocen documentos los unos de los otros.

Ejemplo:

Mi papá hace poco tuvo que hacer el trámite de cartilla militar de mi dulce hermanito, la SEDENA no quiso reconocer 15 años de expediente del ISSSTE en el que se detallaba la evolución de mi hermano y su total discapacidad mental.  No, no, no, ellos mismos tenían que hacer su evaluación. Cuando hasta simple vista se nota que mi hermano padece algo. No habla, tiene un lenguaje a base de algunos gestos y sonidos.

¿Reconocer un expediente bien armado y estructurado por otra institución de sector salud.? No’mbre. Que pierdan el tiempo de terapia y de vida haciendo evaluaciones, mentales y físicas que ya se han hecho.

Barreras socioculturales: Actitudes de rechazo e indiferencia por razones de origen étnico, género, edad, discapacidad, condición social, entre otras, debido a la falta de información, prejuicios y estigmas por parte de los integrantes de la sociedad que impiden su incorporación y participación plena en la vida social;

Me permito mofarme en la cara de este segundo apartado de la ley. El ejemplo esta vez es del trasporte público.

Pese a tener un dictamen en la mano. En el tren suburbano no que querían darle acceso a mi hermano, que porque venía en estado inconveniente. Con documentos en mano el personal de seguridad decidió que alguien con esas “características” no podía ser usuario de su servicio.

Cá-ma-ra.

Comisión Intersecretarial para la Atención y Protección a Personas con la Condición del Espectro Autista;

¿Quienes son? ¿Dónde operan? ¿Cómo acercarse a ellos en caso necesario? ¡Sepa! Pero se ve re’te bonita en el Diario Oficial de la Nación ¿No?

Concurrencia: Participación conjunta de dos o más dependencias o entidades de la Administración Pública Federal, o bien, de los Estados, el Distrito Federal y los municipios que, de acuerdo con los ámbitos de su competencia, atienden la gestión y, en su caso, la resolución de un fenómeno social;

¡Pero ni se hablan entre ellos!  No voy tan lejos volviendo al ejemplo de la cartilla militar. Cuando SEDENA no se le dió la gana reconocer los dictámenes del ISSSTE, no’mas porque les pareció que no seguían sus protocolos. Mismo caso con el IMSS, que prefiere pasar todo el proceso de acreditación de la condición de mi hermano, antes de reconocer la documentación del ISSSTE.

Derechos humanos: Aquellos derechos reconocidos por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano forma parte y que se caracterizan por garantizar a las personas, dignidad, valor, igualdad de derechos y oportunidades, a fin de promover el proceso social y elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad con estricto apego a los principios Pro persona, Universalidad, Interdependencia, Indivisibilidad y Progresividad;

¡Ay no mamen! ¿Derechos humanos? Ahí les va el ISSSTE no tiene un “hospital de día” en el que pudieran recibir a mi hermano sin  estar en crisis. Dicen que no tienen presupuesto para pagarlo (pero si para pagar servidores de KIO Networks que ni saben aprovechar.) por ejemplo.

¿Dignidad? En ataque psicotico lo tienen que sujetar y sedar casi 24 horas al día para que no se azote y en el inter no golpee a alguien.  No son estancias de 2 o 3 días en esas condiciones. Nel, nel, nel, pueden pasar hasta 3 semanas o un mes como la crisis de Enero para que sus majestades se tomen la molestia de presionar para que haya un traslado a un hospital que SI tenga las condiciones para atenderlo.

No importa si es caso de urgencia, 6 días para firmar un pinche documento porque no tienen psiquiatras de guardia en hospitales de tercer nivel. Y estoy hablando particularmente de los hospitales 1° de Octubre y Tacuba.

¿Qué dignidad hay en tener a alguien amarrado más de un mes? ¿Que principios Pro Persona?

Apenas, voy en el capítulo uno, pero ya me estoy alargando demasiado para un solo post. Me enervan de por si las leyes “para quedar bien”. Y ahora que vivo en carne propia uno de esos barcos de papel legislativo, con más ganas.

Mi hermano se llama Leonardo, tiene casi 20 años. Y padece de un caso de autismo profundo. Es uno de los pacientes incómodos de sector salud. Ya no existen programas de desarrollo y atención acordes a su edad. Se quedaron con la idea Teleton que todo debía ser para los niños.  Olvidaron que los niños crecen, y se vuelven adultos con necesidades muy diferentes a la cliché de discapacidad que tenemos en México.

Con toda una ley, recién promulgada hoy, esta en una cama en el hospital Tacuba,  el cuarto episodio psicotico en menos de un año, sin atención correcta. ¿Porqué? Negligencia e indiferencia.

Ya me cansé de que mi hermano sea invisible.

 

La historia de una foto

2015-11-29 22.32.28En esta foto teníamos 19 años, como siempre, nos acabamos colando cerca del dj, Previa autorización del manager y un par de mentadas de madre de la seguridad del Root’s.

Nos habremos pasado por lo menos un mes planeando las playeras, los carteles en holandés y en alemán -también tocó ATB esa noche- casi no llegamos a la fiesta, y alguien nos hizo una mala pasada con los boletos. Pero se la peló, de todas maneras entramos, y al final hasta en el backstage acabamos.

No eran los mejores momentos de mi vida personalmente. Estaba en el arduo proceso de aceptar que la enfermedad me habría hecho diferente para siempre. Que mi hermano era autista profundo, y no entendía porque mi papá estaba tan enojado con la vida y consigo mismo por qué creía que había hecho algo mal por tener un hijo discapacitado.

La escuela era a veces un refugio y otras un recordatorio de qué ese no era mi camino.

Estaba descubriendo quienes eran mis amigos de verdad y los que solo serían pasajeros.

Había días en los que de plano no me levantaba de tristeza, y lo único que me hacía aferrarme a todo era saber que había locos igual que yo, que a pesar de no haber tenido oportunidades o familias que los apoyaran se habían convertido en lo que siempre quisieron ser y vivían de lo que más amaban en la vida.

Esa noche André Tanneberger tocó Long way home, y se me salieron las lágrimas, a mi alrededor había una comunidad anónima que se emocionaba igual que yo con cada beat, que también enloquecía con las letras. Ahí no era diferente, era una más.

Cuando llegó Ferry Corsten a los players sentí las lágrimas de otra chava detrás de mi, se había quedado sin batería en su cámara. No sé porque, siendo yo, realmente celosa de mis cosas -como buena ex hija única- saqué dos pilas recargables y se las dí.

Creo que le dije: “Me llamo Minerva Ocampo, tengo un blog buscame en google y después me regresas las pilas”. Todavía ignoro porqué confié en qué nos volveríamos a encontrar.

Ferry, comenzó con Punk creó y de ahí fue bajando el beat hasta poder poner Possession, Fire y Beautiful me hicieron llorar de nuevo en silencio.

En cada fiesta aún solo como fan sentía que era ahí a donde realmente pertenecía, al mundo de la noche, al de la música electrónica. Cada foto, cada noche en el club era una probadita del mundo que si quería. Y desde mi blog personal hacía lo que podía para compartir lo mucho o poco que iba aprendiendo de este mundo de djs, beats, lasers y harta desvelada.

A veces como chingan que soy muy intensa y determinante con mis posturas ante este mundo que ocurre a grandes decibeles. Pero la verdad es que para mi, la gente que trabaja de noche no es desconocida.  Los top djs, algunos managers, locutores, gente de montaje, seguridad, y hasta algunos más se volvieron cercanos; se convirtieron en mi familia.

Las rolas se convirtieron también mi historia, en algo más que un dato escrito por quién sabe quién en wikipedia.

La música electrónica me ha llevado a la gente más importante en mi vida, a los sueños que no me dio tiempo de soñar cuando ya eran fehaciente realidad.

No me gusta que la gente que no la conoce la manosee y la trate con desdén, es una mercancía lo sé, pero una tan valiosa que con gusto  aún estoy dispuesta a dejar mi vida en ella. .

La gente que llega por moda no me interesa, igual que en ese 18 de agosto de 2004  en un rinconcito entre Insurgentes Norte y Ricarte,  cuando comencé esta loca aventura de escribir lo que sentía, pensaba, y conocía acerca de los djs que a mi me volvían loca, es encontrar a otros que de verdad amen y construyan su estilo de vida en torno al amor de mi vida: la música electrónica.

Por cierto, la chica a la que le di las pilas esa noche, si me buscó y me regresó las pilas, se llama Mely y es una muy querida amiga. Esa noche venía de Guerrero, si no le hubiera dado esas pilas probablemente se habría quedado sin recuerdos de una gran noche.

La última rola antes de partir.

Hace unas semanas desde Be-Tronic les preguntaba ¿Cuál sería la última canción que te gustaría escuchar antes de morir? Muchas de la respuestas fueron dignas de un ‪#‎domingodeclasicos‬.

Ahora que si o si, he tenido que recordar que se siente ver morir a alguien, o pasar justo al lado de gente que no sé quiere ir aunque ya tenga que hacerlo. De sentir el dolor de mucha gente atrapada en un cuerpo que no le responde como su mente quisiera. Me quede pensando en la rola que yo misma escucharía antes de irme a la mejor pachanga del universo, allá dónde ya se llevaron a grandes talentos y muy queridos amigos.

¿Cuál sería mi rola?

Aunque no parezca ya se me acabó el rencor y el odio para mis enemigos, la vida se las está cobrando y yo tengo un asiento de primera fila con todo y palomitas para verlo.

Me gusta crear más que destruir, aunque no me tiembla la mano para quitar estorbos del camino. ¿Cuál sería la rola perfecta para apagar el sistema permanentemente?

Creo que tiene que ser algo que refleje lo que hasta ahora es mi camino para encontrarme, en dónde ha habido destrucción, pero al mismo tiempo, una enorme belleza, sutil, discreta pero sobrecogedora.

Sin palabras, sin dogmas, sin discursos, solo algo para cerrar los ojos mientras llega el momento de esperar que se apague todo… Algo que me acompaña desde que tengo uso de razón mi rola, es Ruhe de Schiller.

¿Y la de ustedes?

Música Electrónica y otras filias