Ahora si ya valí

Acabo de presentar mi último examen extraordinario, mi última esperanza, pero, si, la regué bien y bonito, estaba tan concentrada… es un decir por supuesto, que se ME OLVIDO TOOOODO. Es oficial, he perdido un año de mi vida en la UNAM, ¡y luego en la UNAM! Me doy asco ahora mismo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *