Una de vaqueros Vol. 2

Una de vaqueros Vol. 2

Sí eres de los asiduos fan´s (que hasta dónde sé son como dos) a este blog habrás notado la primera parte de Una de vaqueros, no necesitas ningún recordatorio, pero sí:

a) Padeces Alzenhaimer juvenil o prematuro recurrente

b) En tú vida habías conocido este blog –por cierto BIENVENIDO SEAS A MI MUNDO!!!-

Entonces, esto es una refrescadita, para ti que estas en la posición a)

Entones lo regañaron… “Esta bien, por esta vez que sea la última por favor, pero para pa’ la próxima conforme a las reglas… por qué lalaland”Me dijo “Nos vemos a dentro”Y…Si le gustó, no se pierda la siguiente parte.

Para la posición b) da click aquí y aquí también

Entonces, como no dejándolo ir le pregunté –a Kaeri- necesito una identificación y él dijo: si, ahorita te explican, dio media vuelta y se volvió a convertir en “la mancha” hasta que lo perdí de vista.

No pasaron +mas de otros cinco minutos cuando “alguien” –no tengo ni la +mas remota idea de quién demonios era- llamó y dijo –según yo-“pues está bien que pasé” Sinceramente me importó un reverendo pepino esa conversación

Entonces, uno de los de seguridad preguntó:

“ ¿Van a pasar los dos?”

Lo último que quería era –es- tener cerca de mi padre Y MENOS EN LA SAGRADA CABINA DEL 96.9 FM, me apresuré a decir.

“No nada más yo”, me dieron una credencial a cambio de la mía –por cierto ambas hechas con las patas y tratadas igualmente con las patas-.

-¿Me puede decir dónde esta?

-Mira, pasando el estacionamiento hay unas puertas de cristal ahí esta un compañero, y a él le preguntas, por la cabina de W FM, no la W AM porque lalaland

-Pero…

-Le preguntas a él

Y para mis adentros no pude decir nada +mas que: CHALE.

Por supuesto, no permití que semejante detallito de dos varos me echara a perder él día.. Y comencé otro bonito camino, pero yo sola (nuevamente gracias Satanás)… pasar por el estacionamiento de Televisa Radio, era otro de mis “sueños guajiros” *¿Qué crees? ¿Ya adivinaste? ¿No? Pues es TEMA DE POST DETECTADO!!!* mientras caminaba, observando los escasos autos, los arbolitos, una brisa húmeda movió sus ramitas… Era algo así como cuando despiertas de uno de esos sueños bien bonitos que dejan huella toooooooda tu vida. Si, en ese momento era un sueño, el mes siguiente me iba a deshacer, por fin de las burlas de siempre –principalmente de Alejandro Franco, Chuck Pereda y de otros miembros y no miembros de la familia- por tener 14+1 años o 16-1… Piensa el número, si lo dices, te juro te caerá una maldición gitana de aquí hasta que cierres un ciclo de años con el número que pensaste… si ya lo dijiste: Lo siento mucho.

El 3 de Junio del año 2002, el mejor hasta ahora en mi vida –tomando en cuenta mis… no mejor no te digo cuantos, ya es suficiente trauma para mí, como para ir por ahí y repetirlo no sé cuantas veces al día- técnicamente acababa de ver a Darren Hayes *Tema de post obligado*

Caminé a lo largó del estacionamiento, mientras mi papá se encargaba de su amado vocho… Mi mente, para variar, durante el camino hasta las “puertas de cristal” divagaba entre la realidad, y los recuerdos…

Al fin ante las puertas… estaba otro guardia… Lo único que podía pensar es “ahí voy otra vez” Si usted es de los afortunados a quienes nunca les ha tocado pelearse con los señores “justicia privada o pública”, entonces no entenderá esto, pero para el resto de los mortales que al igual que yo ha tenido esa “experiencia” recordaran la florida forma de hablar que tienen, por lo general, jamás les entiendes

Total, volteó a verme puso su mejor sonrisa falsa se levantó y abrió la puerta:

– Buenas noches ¿a dónde viene?

– A la cabina de W Radio –tratando de reprimir con todas mis fuerzas el natural tono fresa que acostumbro usar frente a este tipo de personas

– ¿A la W AM o W FM?

– A la W FM. Antes de contestarle, dije para mis adentros. “Otra vez la #$&%# burra al trigo hasta dónde tengo entendido es W Radio AM o W Radio FM, ¿¡¡¡quiere sangre de mí!!!? ¡¡¡¡¡Dejen de torturarme diciendo W FM!!!!!!

Entonces según él y claro en el código guardia, me explicó como llegar a la cabina… OBVIO NO ENTENDÍ NI MADRES!!!! Pero ya comenzaba a molestarse el señor justicia privada con mis preguntas así que le dije “gracias” fingiendo lo mejor posible mi frustración y tuve a bien alejarme del seguro lugar de la puerta para entrar al laberinto que estaba frente a mis ojos, me sentí igualita a Teseo atrapada en el laberinto del minotauro pero sin ningún hilo para regresar a la seguridad de la entrada!!!!

Deje a un lado mi paranoia de siempre, y caminé en línea recta hacía dónde Darrencito lindo me dio a entender… Pasé cerca de unas vitrinas con fotografías, y algunas reliquias entre ellas un micrófono, no pude quedarme mucho tiempo a observar en parte porque me estaban esperando y en parte por el omnipresente recuerdo de “las malas anécdotas de una mala lengua” ©.

Observé casi de reojo las imágenes tipo poster de Loret de Mola, Carmen Aristeguí y Javier Solórzano con singular asco… *Necesito un post para explicarlo* Llegué hasta dónde había –no tengo la +mas remota idea de si siga ahí- una bonita calcomanía de W FM FrecuenciAdictiva, de inmediato noté “No es la cabina sino la oficina” Por un momento mi mente viajo one more time al pasado e imagino en cualquier momento ver salir de alguna de las puertas cerradas a Canito, Elías, Salvador Leal, al niño, Pada, Alex Franco, los montones de basura de Cano, e incluso a Héctor Lara, y por el decimonoveno shock nervioso en lo que había transcurrido de la hora; dejé ese sitio y seguí caminando sin saber dónde diablos estaba. No sin cierto remordimiento y curiosidad de saber que diablos había tras cada puerta

Al fin al tercer pasillo, -si la memoria no me falla- se me ocurrió asomarme, y ahí estaba con la puerta abierta, por el calor asfixiante Kaeri y la cabina… La puerta es de cristal y para acabar de traumarme por quien sabe cual extraño motivo estaba otra calcomanía de W FM FrecuenciAdictiva, sino hubiese estado tan nerviosa, con gusto habría llorado un par de horas.

Mentalmente me puse una estrellita en la frente por haber llegado hasta ahí yo solita.

Esperé a que El Negro volteara le estaba explicando no sé que fregados a Moroko *No se merece un post, pero si un espacio en otro momento *. Finalmente después de cuatro minutos de babear –yo desde luego- por todos lados, cual bebé que comienzan a salirle los dientes, mentalmente claro, volteó Kaeri… me volvió a saludar… Me explicó rápidamente que tenía que ir a grabar, por qué cierto promo no había quedado del tiempo acordado lalaland…

-“Te tengo que dejar un ratito ¿si?”

Y cual niña buena que soy, en muy rara ocasión: asentí con la cabeza. Salió tras intercambiar otras palabras con Moroko. ¿Mencioné que estaba en shock?

Y, me quedé con Moroko y otro güey de quién no tenía la menor idea de quién se trataba

Kaeri tuvo el bonito gesto de no presentarnos…

Tras un par de minutos observándonos, me invitó a sentarme frente a no tengo idea que diablos es.

Silencio sepulcral…

-Hola ¿quién eres- dijo Moroko

-Una antigua radioescucha –a todas luces queriendo evitar cualquier conversación que me delatara, digo, en mis muy alterados nervios, al menos eso creí.

El individuo cuyo nombre ignoraba solo me observa con interés, el mismo que se le pone a un bicho raro.

-¿Entonces ya no nos escuchas?- preguntó Moroko

-Si claro, pero ya no como antes

-¿Cómo te llamas?

-Minerva

Notando al individuo nos presento. Mi alma y mi sombra se pusieron de acuerdo para decirle a mi mente ¿qué diablos le pasa a este par? .

Entonces se pusieron a jugar… finalmente Camino, dejó la cabina, y nos quedamos solos Moroko y yo…

Otras vez, todos los seres que solemos habitar este cuerpo, no tuvimos más remedio que pronunciar la mejor palabra para ilustrar esta situación: CHALE. Pero en voz baja, no nos fueran a cachar.

Un silencio mortuorio no muy amigable volvió a sentirse en el aire… aclaro no al aire.

-¿Moroko, me dices que diablos es esto?

-¿Quieres que te expliqué?

-Por favor

Mira esto es…. y esto una mezcladora…

Me importaba un reverendo pepino su conversación, pero para no dejarme ver como la desgraciada que de verdad soy…

-Ah, ¿y esto qué es?- dije

Y el Moroko siguió explayándose

Luego vino el siniestro –al menos para mi- tema de la familia

Y finalmente la especialidad de Jorge Jiménez –según él- el sexo

-¿Y tienes novio?

-No, vivo muy feliz con el amor de mi vida y mi familia

-¿Estas casada?

-Nooooooooooo, no me eches la sal, con mi mascota y mis padres, además de la abuela , el abuelo, las tías, y mis hermanitos

-Y ya has…

-no hay con quién

Silencio, gratamente incomodo, para mí claro.

En ese preciso momento regresó Kaeri diciendo:

-Quedó de 43, es lo mejor que puedo hacer

Para mis adentros… GRACIAS DIOS, DE VERDAD EXISTES!!!!!!

Y luego entabló conversación con Moroko quejándose de los jefes y sus idioteces, del departamento de ventas, de lo que estaba –y sigue- pasando con la empresa, de los sueldos, en fin, como diría Salvador Leal, se volvió una nena. Para finalmente volver con el promo y seguir saludando a las mamás de personas que no conozco.

Luego, recordó que yo estaba ahí.

-Perdóname Mine, pero hoy tuve un pésimo día.

Sinceramente no era necesario que me lo dijera, ya me había dado cuenta.

A partir de este momento no sé bien a bien como sucedieron las cosas… Moroko –finalmente- salió, dejó el lugar a media luz, y nos dejo solos… ¡qué bonito!

Entonces dijo

-Ahorita platicamos

-No hay problema

Y EN LA SIGUIENTE HORA Y FRACCIÓN FUE LO ÚNICO QUE DIJIMOS ANTES DE…

¿Quieres saber que +mas paso?

No olvides leer el próximo emocionante capítulo de esta bonita serie Una de vaqueros Vol. 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *