Una de vaqueros Vol.3

Una de vaqueros Vol. 3

De nueva cuenta ha llegado el ansiado momento –al menos para mí- de continuar con esta boita historia… de la vida real (maldita sea la hora en la que de +mas bebé me obligaban a ver Mujer… casos de la vida real, y sí, por eso te odio abuela!!!!)

Si usted es víctima del Alzenhaimer juvenil o prematuro de click los links de abajo

http://minervaoatenea.blogspot.com/2004/09/una-de-vaqueros-vol-2.html#comments

Claro, si usted es nuevo en este blog ¡¡¡¡BIENVENIDO SEAS A MI MUNDO!!!, si te aburro, te doy aversión eres libre de cambiar blog, hay gente vida e ideas mucho +mas interesantes y menos repetitivas que las mías…

Y si eres de los que ha decidido quedarse, nada +mas para medio entender necesitas usar estos links…

http://minervaoatenea.blogspot.com/2004_08_29_minervaoatenea_archive.html

http://minervaoatenea.blogspot.com/2004/09/una-de-vaqueros-vol-2.html#comments

http://minervaoatenea.blogspot.com/2004/08/por-qu-yo-he-de-tener-un-blog.html#comments

¿Listo? Y si no lo has hecho… QUÉ DIABLOS ESPERAS, NO VAS A ENTENDER NADA!!!!

HAZLO.

Ahora sí, después de leer lo anterior

Una recomendación –mejor dicho OBLIGACIÓN- vaya por mínimo una taza de café o algo con cafeína…

De entrar al aire, si lo acepto me encanta hacer que la imaginación de algunos vuele al polo opuesto de lo que digo… realmente.

Entonces, hizo algo, que hasta donde recuerdo, no había hecho en ninguno de los anteriores Chill Out Room…

Después de decir “Ahorita platicamos”

Buscó sus discos, arregló no sé qué –no lo recuerdo bien a bien-, se puso los audífonos, espero segundos a que terminara la rola que el Moroko había dejado.. Finalmente se escuchó un click y abrió el micrófono.

No recuerdo lo que dijo tal cual, lo que sí,

Presento la bonita melodía,

Se disculpó con la banda que siempre escuchaba(mos) el Chill Out Room en sus múltiples versiones de principio y mitad de semana –palabras del creador de ese espacio, o sea El Negro, por dejarlos toda una hora escuchando solo musiquita y id’s.

Y luego como NO era su costumbre presentó de inmediato a la “invitada”, para quienes a pesar de mis advertencias del principio, no leyeron los post anteriores de esta bonita serie… yo solita me invite ¡Y QUÉ!

Hay algo, que jamás se me va a olvidar de esa primera intervención, en la que mencionó, obvio a la propietaria de este blog…

“Esta noche tenemos una invitada muy especial en la cabina, a la que sinceramente tengo un especial cariño.. Minerva, que +mas adelante platicaremos con ella”

Y volteo a verme.

(Tengo una duda existencial y si ciertos lectores –no se hagan Salvador, Pada y Alberto– están leyendo… ¿por qué siempre hablan en plural cuando solamente están ellos en la producción… bla, bla, bla, en cabina? )

Después, presento una rola… If you leave me now de Ive Mendes, y no recuerdo tampoco por qué salió a relucir la compilación Coffe and Tea, por cierto, que aun no tengo… (¿Ahora entienden el por qué del soundtrack sugerido en el primer post para la lectura de esta bonita zaga?)

Puso un par de rolas +mas, por lo que imagino pasaron a lo mucho cinco minutos; a pesar de qué a espaldas de mi estaba un reloj ENORME; un poster (mal cortado) de W radio, y un banquito, la vitrina para el extintor –lo siguiente léalo e imagínelo como caricatura o la serie ochentera de su preferencia, justo en el momento en qué alguien comienza a recordar- “Dónde Canito y Elías en vez de dejar el pobre extintor en paz, tenían una legión de desodorantes –ahora olvídese de ese efecto-.

A reserva aun de ponerme a describir la cabina… continuaré el relato.

Cuando llegué –la cabina- le entregué un regalito, el tercero de mi parte, el primero que YO le entregué. Los otros dos, les tocaron a Sandra y Angie… ahora no es momento de hablar con detenimiento de ellas.

En fin. Por supuesto que con esta presentación, si no me puse roja cual jitomate en tinguis -¿o si?- es que tengo mucha fuerza de voluntad y nula presencia de pigmentos naturales en la piel.

Cerrado el micrófono estaba buscando discos en silencio… los dos en la cabina, la luz tenue..

Y yo, para variar, metida en mi misma…

Me di cuenta de un montón de emociones atrapadas desde hacía buen rato en mí, y que se les antojó elegir justo ese momento para atormentar mi mente… de por si, atormentada

Mi gran amiga Ira: Contra mi misma, por no haberme obligado a ir antes, de ver a todos juntos, si no llevándose bien, de menos trabajando –según yo- como debería hacerse y pues, verlos a TODOS. Pero ni modo.

Admiración: A pesar de todo lo que estaba pasando a su alrededor y probablemente dentro de Kaeri, estaba ahí “frente” a un público… que estaba ahí, queriendo escuchar un trabajo de calidad, como él mismo lo ha dicho en algún momento, que, igualmente estaba que se lo llevaba la… agregue su grosería favorita.

Ternura: Porque podía ver AL FIN el lado B de lo que quería ver… Y nuevamente Darren –cámbielo por quién usted sea devoto- enviaba una señal +mas de mi elección correcta. Y además, Kaeri, justificó el cariño que le tengo.

Envidia: Por qué el maldito tiene a sus… ¿lo digo? No. Imaginé –o recuerde- cuantos años tenía en ese momento… Un montón de cosas que aparentemente quiso… Definitivamente envidia pura.

Esta por de+mas decir que no podía quitarle la mirada de encima… desde el momento en el cual llegué… se dio cuenta en algún momento… me miró a los ojos…sonrió… y volvió a lo suyo.

No pudo haber pasado demasiado tiempo… No terminó ni siquiera una canción, cuando esto sucedió.

El micrófono, la mesita y la silla en dónde yo estaba, se podía ver directamente a la puerta y a TOOOOOODA la fonoteca. Y Kaeri ocupado como se encontraba, no se dio cuenta –nuevamente según yo- hasta que voltee completamente hacía la puerta…

Había alguien, a quién a todas luces sorprendió mi presencia… y por quién dicho Kaeri, se levantó y casi corrió… a ¿saludarla?

Si, Andrea, su esposa.

Con lo cual supuse no se habían visto en todo el día.

Hasta cierto punto, soy niña bien educada. Sin que nadie dijera algo… bajé y me la presentaron…

“-Minerva. Ella es Andrea, mi esposa

-Andrea. Ella es una invitada”

Hasta cierto punto. Me dolió eso de “invitada” por qué la neta, siendo sincera -por qué con franqueza solo Alejandro Franco y como él Franco solo hay uno- no me podía decir amiga.. y de hecho yo, a estas alturas –lo reitero ¿cuáles? Es apenas un añito- no sé si este bien aplicado el término de “amigo” a Kaeri, aunque ya le tocó escucharme un par de veces llorar cual Magdalena por el auricular.

Quedaban unos segundos para qué el negro entrara al aire… entonces, nos dejó…

Hasta dónde recuerdo las dos nos quedamos observándolo… y después a chismear.

Presentó las rolas que acababa de poner.. en eso, yo cual niña curiosa de tres años, me deslicé justo hasta dónde estaba la fonoteca –que no me impresiono por tamaño, pero si por los títulos-. Lo último por ocurrírseme fue voltear a dónde estaba… UN MOMENTO.

De hecho no se encontraba ya presente, antes de entrar al aire le había pedido –Kaeri a Andrea- ir a buscar a quien había convenido quedarse para recibir el promo… lalaland

Kaeri ya no encontraba a dicha persona… de quién sigo ignorando el nombre… Pero le dejó un mensaje –notoriamente molesto- en la contestadora.

Pero cuando llegó Andrea, me la presentó… lalaland… Ella le preguntó ¿necesitas algo? Y este, le contó la triste historia que ya medio conté. Agregándole claro él que no encontraba a esta persona lalaland. Pues total Andrea, se fue a buscarla, dejándonos otros cinco o diez minutos a mi y al Kaeri… En profundo silencio, exceptuando por el fondo, musical.

Así que tras presentar canciones dijo…

“Me encantaría proponer algo que ningún congreso en el mundo puede legislar. Pero me parece una buna idea. Qué el día se extienda a 48 horas. 24 para darle duro y a la chamba y todo lo que se tenga que hacer en el día y 24 horas de noche, para descansar y buscar el placer en todos sentidos… y esto es de…”

Volteó a verme y dijo:

“¿A poco no estaría bien?”

A lo que contesté, con la sinceridad de no haberlo pensado como se debe… “Si exactamente, tienes toda la razón”

En el trayecto a casa, pensé, cosa que aunque no lo crean, suelo hacer muy a menudo, en que sería mejor invertir el orden de las cosas. El día para descansar y la noche para trabajar.

Si, invertí mi reloj biológico y duermo de día y de noche hago lo que tengo que hacer, y si, quiero ser vampira. ¿ALGUNA OBJECIÓN? +MAS VALE QUE NO!!!!

Y +mas tarde aun pensé

Sí él día tuviera 48 horas, ¿el año seguiría teniendo 365 –o 366- días? En ese caso tendría, wacala, 7.5 años!!!!

Y si el año se redujera a la mitad… entonces tendría 30, bueno, ya suena decente.

Volviendo al tema.

A los pocos minutos regresó Andrea, diciendo “No esta, de hecho no hay nadie”

Inmediatamente comenzó otra conversación en la que para variar, lo único que podía hacer era: escuchar, observar y guardar silencio…

La besó Y volvió a lo suyo…

Luego, volví al chisme con Andrea, hasta el momento le tengo respeto.

Supongo, que usted, amable lector, no quiere conocer con lujo de detalle la conversación, así que al punto.

1. Sus perros

2. Otra vez la tortura de mi edad

Cuando hablábamos de los canes, y dijo que uno es una bola de estopa y el otro un labrador café.. No pude evitar voltear a ver al morenazo Tedla, creo que Andrea se molestó, por ese insulso detalle, después casi aseguré que el labrador era de él, y hasta dónde recuerdo no me contradijo.

3. Cuando y dónde se casaron

Me parece prudente aclarar algo, tuve una ligera sospecha del cuando, de repente Kaeri, en Diciembre le dejó de decir mi novia, y lo cambio un singular “mi mujer” y la sospecha fue mayor cuando Alejandro Franco tuvo a bien decir.. “Es qué al rato tengo que ir a una despedida de soltero, y cómo es alguien que conocen, no sé por qué no quiere decir su nombre, pero… lalaland,”

Y si, no me equivoque en la fecha.

Suficiente.

4. Al poco rato como se empeñaba en hablar de cosas, de las cuales hace un buen me había olvidado de su existencia –mis compañeros, la escuela de dos varos a la que solía ir, el galán ¿cuál? DIOS ME LIBRÉ DE SEMEJANTE LASTRE!!!- en fin, según yo, le di a entender sutilmente “No tienes que rebajarte ni a mi edad y nivel”.

Y si, entonces, la note +mas molesta.

Lea a continuación el colmo de mi bochorno para con ella.

Antes de que el negroide me llamara ante el micrófono, descubrió el regalo para Kaeri, trató de averiguar que diablos era moviéndolo y tratando de que hiciera algún sonido para adivinar el contenido… a mí se me ocurrió decirle, ya que la vi tan curiosa por el contenido…

“Se lo traje a Kaeri”

Craso error…

A pesar de mi “natural” –mejor dicho rebuscado- tono de niña dulce, creo que la asustó, porque lo dejo caer sobre el escritorio. Y lo primero que me vino a la mente, para tratar de salvarme de uno de LAS MAS GRANDES IDIOTECES EN MI VIDA… fue

“No te preocupes, tu mejor que nadie vas a saber de qué se trata”

A lo que agregó, evidentemente sacada de onda frente al asunto “Ya te diré, si sí o no después”

Creo que fue el tono de niña dulce… el gran error, decida usted.

Y bueno, me llamó al ¡Oh sagrado micrófono!

“-Minerva, ya vamos al aire- con ese característico tono entre “me lleva” “qué haces aquí, pero que bien” “por qué a mí”

-Si ya voy – con las manos en la espalda y la cabeza abajo- ya me voy a mi pajarera…

Risas

Antes de continuar, llego el momento de describir la cabina.

El micrófono dónde tuve a bien cometer los primeros +mas grandes horrores de mi incipiente carrera radiofónica..

Ese micro rebautizado por mi como “la pajarera” tiene como bonita característica estar por encima del nivel del resto de la cabinita, por tanto, hay que subir un par de escalones, todo esta tapizado –suelo- con alfombra, sinceramente no le presté la menor atención al color, y en las paredes es una alfombra –eso recuerdo- negra bastante gruesa, y lo que no esta con alfombra es de madera.

Por tooooooda la cabina hay dos hileras de discos, y hasta dónde entendí, en esos discos están grabados los programas desde los 70’s –si usted pertenece a esa pandilla que conoce esa cabina de pe a pa, haga el favor de corregirme, sé que lo estas leyendo, así que, o dejas tu bonito pensamiento o me mandas un mail, no tienes pretexto, luzdeatenas@hotmail.com, luzdeatenas@yahoo.com.mx o bien eternal_2209@hotmail.com y eternal_2209@yahoo.com.mx

– la fonoteca está a la derecha del micro principal, frente al mismo micro, ligeramente a la derecha, están los monitores de los ordenadores uno de la maquinita conectada permanentemente a la red y la otra que contiene el Dalete. Por cierto, Kaeri cuando vio otro ordenador, se puso re’te contento, y hasta dónde mis neuronas lo permitieron entendí la otra estaba en peores condiciones, justo en ese momento pensé.. ¡Dios mío, hasta la mía está +mas chida! Y eso que la odio, y ella a mí. Mejor me callo antes de qué llegué a escucharme..

Y presumió el ordenador al aire.

Frente a las consolas y demás hay en espacio, ahí esta el aire acondicionado y un banquito… y también el cristal –¿han notado la cantidad absurda de veces que usado esta palabra?- detrás de dónde en el mundo feliz, deberían estar los locutores, pero, por falta de presupuesto, había sido mandada al olvido, desde hacía un rato, y reutilizada recientemente, o al menos eso entendí.

Frente al micrófono, esta “el otro”, que tiene una mesa y los teléfonos cuyo número: 5166-8969, marqué con singular alegría montones de veces. Entre opinar cuando me dejaban los Choro, o cuando el niño y yo le hicimos una jugarreta a Alejandro.. o las escasas ocasiones en qué le tocó a Pada, y a Salvador.

Como olvidar tooooodas las veces en qué me la pasé un muuuy buen rato al teléfono con el Franco y toooodo el tiempo que me la pasaba molestando a Kaeri… La nostalgia otra vez, usted disculpe.

Frente a mi, una “guía de noticias” dejada ahí por los de la Corneta –para entender mi punto de vista de esta singular pareja de click aquí- dónde lo +mas interesante “aumentan los costos por uso en los bancos de semen” “nuevo impuesto a retretes en..”

Quejándome amargamente –en mi torcida mentecilla- estaba cuando a Kaeri se le ocurrió abrir el micro.

De nueva cuenta me presentó al aire…

¿Quieres leer +mas? ¿Quieres, saber que pasó?

PUES TE AGUANTAS, PERO ESTE POST YA TERMINÓ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *