Darren Hayes… crónicas de un sueño Vol 1

Si, leyeron bien: CRÓNICAS de un sueño. Como buena fan, medianamente reciente, he visto, disfrutado, gozado a Darren Hayes en +mas de una ocasión –de hecho son solo dos, pero ¡qué importa!-

Y es momento de comenzar con la primera entrega, esta, por supuesto va a rebasar a la anterior serie, y no es que le quiera restar importancia, pero, UNA FAN ES UNA FAN y en definitiva Darren tiene absolutamente tooooooooodo lo necesario como para dedicar mi vida entera a su adoración…

Tengo gustos fresas Y QUÉ!!!!!!!!

Con To the moon & back como fondo sugerido –y el fondo con el que esto fue escrito- comienza esta bonita historia:

Remontémonos a 1999, cuando por de niñas babosas –hoy un par de pre-adultas babosas- están a punto de salir de la primaria, súper teto, ya lo sé. Insisto, admito que lo soy.

Oficialmente en ese entonces llevábamos cuatro años de soportarnos la una a la otra, hasta cierto punto era aburridísimo, comparado con la situación actual, ¿entendido?. Y entonces, se acercaba, el momento de decirnos adiós, ya saben, todo el cuesco de salir de una etapa lalaland. Además dicha inútil –es un decir- se largaba a Saltillo, que predicamento para mi.

Entonces, ella llevo una canción *ya han de conocer la clásica tarugada del “vals” y madres por el estilo en toda “graduación” incluso al ser primaria, podría decirse que PRINCIPALMENTE POR ESO pues, no puede faltar*

Truly Madly Deeply… al principio solo dije “Qué bonita es” pero pasando los meses y la depresión por “no tengo amigos” en las vacaciones y sobre todo entrando a uno de los +mas oscuros pasajes de mi asquerosa vida: la secundaria, se convirtió en EL soundtrack principal en lo importante en ese momento –o sea como dos cosas- . Poco a poco Savage Garden, con ayuda de Elizabeth Mezquitic (mucha) en un año, me convertí en fan de hueso colorado. Por supuesto mi ñoña de confianza vivía aun en Saltillo, para aquellos visitantes ocasionales a este blog, esa ciudad de la República Mexicana, se encuentra a una considerable distancia medida en miles de kilómetros de la Ciudad de México… ahora si, imaginen nada +mas las cuentas de teléfono y por tanto, porque me quisieron tanto las compañías de larga distancia en sus filas.

Entonces vino Savage Garden, a Six Flags, sinceramente no recuerdo si ya lo era, o seguía siendo Reino Aventura todo estaba planeado. Ella vendría con algunas de sus amigas, para verlo y yo tendría que comprar los boletos, pero como siempre ALGO sale mal, y los tres días de concierto, lloramos amargamente al teléfono, porque yo, como buena amiga –ahora si en serio- no podía haber ido sin ella. He ahí algo importante, antes de cualquier cosa, como bien nos los dice el propio papasote Hayes: los amigos son tan importantes como tu familia, así, que bueno…

El Affa World Tour fue patrocinado por Nescafé, quién ahora se encarga de patrocinar un bonito concepto denominado +mas-Nescafé, sin el cual ahora debido a la extinción radiofónica decente, no concibo la vida. ¿Ahora se entiende mi fijación con las marcas?

Y…

Por favor lea el siguiente post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *