Cuando las cosas fallan


Lo cual en esta semana se ha hecho costumbre. Ustedes queridos lectores, no estan para saberlo pero yo si para contarlo… Esta semana ha sido un poco peor que si me hubiera pasado por encima un pinche tren que va hacia la frontera norte.

Comenzando con la de química, recordemos que la función principal de este, su blog de confianza, es la catarsis mal intencionada de la dueña, osease yo. Si ustedes odian la mala vibra, mejor abstenganse de seguir leyendo. Volviendo al tema. Mi maestra de química es poco +mas que una bruja sin caldero, (pues es moderna y usa un laboratorio, prepara sus posiones en matraces y le encanta masacrar alumnos, lo cual no tendria nada de malo si no me hubiera agarrado de su puerquito) . Yo que padezco de alzhaimer temprano, se le ocurrio hacernos aprender tooiooooda la maldita tabla periodica en UNA NOCHE!!!

Para que no llegará

Chale.

Y por si fuera poco ayer, iba aser, oficialmente mi primera vez, si, mi primera vez como dj. Resulta, que un “amigo”, me invito a tocar en una “fiesta” obvio por ser con la “banda” de la escuela, no podía pedir demasiado. Mis amigas me acompañaron… pero, pero, se me acabo el tiempo y tengo un chingo de tarea así que se los contaré después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *