Say hello

Say hello… fue la última frase que escuché antes de salir de la carpa neumatica… con un frío que calaba hasta los huesos. Especialmente porque traía falda, de lo cual no me arrepiento, pero en fin, eso por supuesto NO es lo importante.

Durante toda la tarde, después de pelearme con mi ordenador, y sonsacar en balde a mi padre para me prestara su cámara digital… esa es otra historia. Llegamos a la carpa y en lo primero que pensé fue “esto parece una fiesta en una hangar londinense) Me encontré con mis amigas después de vagabundear por todo el lugar.

Todo fue de maravilla hasta que dieron las dos de la mañana, cuando una s viejas locas lanzaron un par de tangas a los iraníes que por cierto ni las pelaron… todo iba bien hasta la dos porque a esa hora mi padre me llamo diciendo que ya era hora. Hora de dejar el mundo del cual jamás quisiera salir, hora de romper un sueño de muchos años, hora de cantar say hello… y por cierto eso fue lo último que escuché… antes de salir rumbo al estacionamiento. y mientra iba hacia allá, no pude evitar llorar, y cantar todo el camino.

Llegando al auto, mi padre me pregunto por que lloraba… por su culpa.. ¿que no entiendo que eso es mi vida?

Algún día por la ley nunca más vigente del karma, juro que me vengaré pero por hoy bendita sea la red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *