Una nueva semana

Y comienza una nueva locura, pues tengo que entregar un EEEEEEEENORME trabajo de francés del que me enteré el viernes, pero no podía sacrificar mi maravillosa flojera de fin de semana que tanto me hacía falta después de una semanita de perros. Entre que un amigo me dejó plantada para un trabajo que tenía que entregar 12 horas después, entre la presión de la escuela y las materias, la nueva temporada de mi grupo de teatro, y la soledad a la que por un rato quería abandonar… exploté en un café de la Condesa a moco tendido con mis amigas. La abuela, el abuelo, todo estaba dentro de mí, cual olla expres, esperando un momento para reventar.

Sin contar que los malditos reyes magos ni Santa me trajeron mi esperado equipo para Dj. he estado pensando en ponerme a trabajar porque no es solo que lo quiera. Lo necesito. Ya no puedo ser solo una clubber necesito crear mi música y mis propios ambientes. Me hierve la sangre de solo pensar cada noche de lo que podría hacer con las tornamesas. Quiero pensar que esto es temporal, y que solo estoy pagando la factura por adelantado. Una factura bastante alta.

Gracias a Linda, por las fotos y los vídeos en el mail, que me subieron el ánimo, y a Kaeri, que si bien anda malito, sus palabras respecto a lo de la abuela y sobre todo mi tarea, me han hecho volver a ser la malvada y común yo de todos los días. Ahora al mundo real que no me gusta mucho que digamos y a seguir pagando por adelantado.

Pero antes

“Los congregados se alborotaron de inmediato se alborotaron de inmediato, pero yo insistí en que estaba absolutamente agotado. Debía orar y descansar largamente. Ellos tenían que buscar mi baúl en el carruaje y traerlo a una habitación decente donde pudiera dormir. Pero iba a llegar un mensaje para mi del obispo de Varna, y para ello, y únicamente para ello, podían despertarme.

-Diganle al mensajero cuando llegue que el vampiro ha muerto, y entonces denle comida y bebida y hagan que me espere -le dije.”

Anne Rice
Entrevista con el vampiro.
Qué tengan una mejor semana que la mía.

P.D. Necesito una fiesta urgentemente. Pero no puedo ir!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *