Vaya con el amor

Hace unos días con el 14 de Febrero andaba asquerosamente feliz. En parte porque soy soltera y no tengo que rendirle cuentas técnicamente a nadie de lo que hago, con quien salgo o no, claro aparte de papi y mami que me mantienen.

Salí a comprarme unos libros, a los que les traía ganas, y por un café. Sola, por la ciudad, es maravilloso ver la cara de pendejos que traen el 80% de las personas en esta fecha. Me encanta, definitivamente me encanta. Pero, hay otras cosas, que de plano destesto con toda mi alma.

Entre campañas políticas, y corazoncitos de colores por todos lados acabe con un terrible dolor de cabeza. Nadie recuerda, que no es realmente el aniversario de San Valentin lo que cuenta, si no que es la fecha en que Afrodita despierta y hace de las suyas, es como su cumpleaños. Si bien el amor debería flotar en el aire todo el tiempo, me conformo con un día. ¿Y tú? A quien engaño tanto amor me aturde.

No me cabe la menor duda. Necesito unas vacaciones urgentemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *