Una ciudad llamada lluvia

El jueves, por azares del destino, en el súper mercado, se me ocurrió como de costumbre, ir a visitar el botadero de discos, junto con un amigo. El Destino que no termina de jugar conmigo, casi siempre haciéndome malas pasadas a cuenta de algo que no he recibido. Pero de repente ha decidido darme un descanso. Pues bien en ese botadero, dónde normalmente encuentran discos aquellos cuyo oído está lo suficientemente deformado como para disfrutar de compilaciones hechas con las patas, que ni los nombres tienen bien. Ahí, encontré una pieza clave de mi formación, de mi vida, una parte del recuerdo del año en que fui asquerosamente feliz. EL disco, Ciudad lluvia de Fase.

De Fase, tengo los mejores recuerdos, por que verlos crecer desde un demo hasta llegar a ese disco con virus record’s fue como ver crecer un amigo, al que aunque lo dejes de ver para siempre, sabes que tu viste como fue, que al menos por un tiempo, estuvo contigo he hizo uno de esos largos ratos placenteros clave, que nunca se olvidan.

De repente, el pasado se reencontró conmigo, diciendo, no me olvides, soy parte de ti, y tienes que hacer, lo que el corazón te mande. Lo tomo como una señal directa del Olimpo, para que no olvide, que todo aquello que deseo con toda mi alma puede estar en mis manos. Que el pasado es recuerdo y no cambia. El choque en la memoria fue impresionante.

De repente volví a escuchar al niño (Alberto Cruz) en su programa de los sábados, después de zona zombie, cuando sacó de su mochila mágica, un demo que se encontró en lo que denomino el Tepito In.

“Tania mira en el reloj
Mientras sirve otro café
El tiempo pasa lento
Para esperar que den las siete
Y verse con él.

Otro día pasara tan lento
El trabajo soportar
Pero no importa nada
Porque Tania sueña con sus besos
Que nunca olvidara

Porque mañana nada cambia
Si no cambias
Que el pasado
Es recuerdo
Y no cambia

Tania espera en el café
El reloj marca las diez
Pero esta fría noche
El no llegara para decirle
Que todo termino

Porque mañana
Nada cambia
Si no cambias
Que el pasado es recuerdo
Y no cambia

En la esquina del café
Tania siempre espera
Que alguna de esas noches
El solo llegue para decirle
Aquí me quedare

Porque mañana
Nada camia
Si no cambias
Que el pasado es recuerdo
Y no cambia

Porque mañana”

Todavía recuerdo ese sábado, que si no la fecha exacta, si todo lo que implicó.

De repente, le llaman al niño desde Guadalajara, eran los de Fase que ya se habían dado por vencidos para encontrar una disquera que quisiera editarlos, que se habían resignado, a que nadie los escuchará.

Las cosas cambian de un momento a otro, si lo sabré yo. Finalmente consiguieron con Virus Record’s que entonces, era la primera disquera independiente dedicada a la música electrónica, y justamente Ciudad lluvia se convirtió en su primera producción.

Un boom tremendo, el disco se agoto en pocas semanas, y por todos lados, ahora si, todo mundo conocía a Fase, y Belanova, entonces, sus hermanos menores, como proyecto, y hermanos de disquera además de producción estaban dando sus primeros pasos con Suele Pasar, que de hecho, también le llegó como un demo, al niño. Alma, y los hermanos Warner de repente se convirtieron en el centro de la mini escena electrónica mexicana.

Paralelamente, W FM 96.9 FrecuenciAdictiva, comenzaba a desmoronarse para convertirse en lo que ahora es W Radio. Uno de los últimos sencillos que tocó, justamente lo que alguna vez fue mi frecuenciadictiva fue Acapulco 78. Y tiene una frase, que en ese momento y hasta ahora me marco impresionantemente. “Y en las noticias, ya no hay nada de que hablar, por que en el mundo todo tiene su lugar”

Parecía una profecía, que tristemente se convirtió en realidad, pues justamente W FM termino hablando de noticias, porque en el mundo nada tenía un lagar. Nunca, nunca, voy a olvidar cada entrevista, cada canción, cada hora que pasé siendo feliz, en el único año que supe realmente qué era ser feliz: El 2002.

Hay algunas anécdotas, aparte de Tania que tengo en mis neuronas y tatuadas en mi alma.

Si alguna vez, han escuchado muerte en Venecia, para que le hago al guey mejor les ponga letra entera, para que entiendan bien a bien lo que explicaré después.

“uno viejo, el otro joven, uno feo, el otro hermoso; el sabio tras el deseable”

Tomas Mann

Mira otra vez
El espejo te cambió
Eres tan frágil y a la vez
Puedes ser
Orgulloso de sentir
Arcoiris en tu piel
Y tu inocencia te dirá lo que quieres

No son las mujeres
Aunque ellas te sueñen
Todos te empiezan a sentir diferente
(eres diferente)

Una noche más fiebre dolor
Déjate llevar y dile adiós

No llores por él
El momento ya se fue
Protege bien tu corazón
Y no
Tengas miedo ser tú
Vive y sabrás
Que este juego del amor duele

No hay muerte en Venecia
Si tú no lo aceptas
Y dile al mundo sin temor
Lo que quieres.

Alguna vez, en Triple G, que el único programa que sobrevive de W FM en W Radio (10-12 martes por el 629 de Sky o el 96.9 de su radio) Alma sin los Warner, fue a una “entrevista” con los entonces tres gay’s de triple G, Amos, Renato y Eduardo. Y de repente salió a colación que en una fiesta, con el disco a todo lo que daba, y poniéndole un poquito de atención, la rola era una especie de oda gay “Arcoiris en tu piel “…

Entonces, entrada en confianza contaba, que era para su hermano, que finalmente tuvo que huir del país por ser gay y lo que implicaba para una sociedad estúpida que no soporta una diversidad, sexual, sentimental etc.

Con Gente, no sé porque extraña razón acabo siendo parte del soundtrack del Big Brother 1, el tren, se convirtió para mí en algo como un slogan de vida…
Las cosas fueron bastante trágicas para el grupo, pues cuentan las malas lenguas, que un grupo de cuatro chavitos imbeciles, sacaron un disco como Fase, y entre que eran peras, manzanas o chayotes, a ambos les quitaron el nombre.

Pero eso si, jamás podré olvidarlos, jamás, porque son parte de la historia, de la mejor historia de mi vida.

Alma, Hans y Peter Warner, donde quiera que anden, muchas gracias.

Contra todos mis principios, alguna vez, si mal no recuerdo el 14 de septiembre de 2002 en el programa de la extinta W FM, Choro Rolita Choro. Alma dijo, que si bien ganaban con los discos lo principal eran los shows y si de repente alguien no podía pagar su disco o de plano no lo encontraba pues que lo bajaran. Ahora hay un problema hace mucho que dejo de estar on-line, pero cuentan las malas lenguas que lo pueden bajar en http://www.ba-k.com/ .

Pero volviendo al tema, y ya ahora si con esta ya termino con mi lapsus de cursilería, leer los agradecimientos, me hizo derramar lagrimas en serio, de melancolía, de felicidad, y de nostalgia.

Pues solo hasta después de cuatro años de aterrorizar a los empleados de cuanto Mixup se me atravesaba, al fin lo tengo en mis manos, como parte del recuerdo, como parte del soundtrack de una vida, la mía, así como de muchos, aún dolidos como yo. Los agradecimientos a W FM, no se si son un abrazo o una bofetada para mí. Y yo que creía que por fin había superado esos recuerdos que me hacen feliz

P.D. Gracias, no tienes idea de lo que esto significa para mí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *