Revolviendo mi desmadre

Primero que nada, la palabra desmadre se defiene cuando encuentran en el diccionario una foto de mi cuarto. Libros por todos lados, basura, colillas de cigarro, ropa sucia, en fin, una reverenda jollita que a cualquier madre, padre, o tía metiche saca de quizio. Pero entre el desmadre de mi cueva me encontre con viejos cassetes, que hace poco me había regresado Elizha, de la temporada en que estaba realmente enferma por W FM FrecuenciAdictiva, y por azares del destino fui a tomar primero uno donde Salvador Leal y Alejandro Franco se fueron a cubrir la visita del papa desde el zócalo… estoy hablando del 2002 para que no se me pierdan. Y el que más me dolió te todos, la despedida de Alberto Cruz “el niño” .

Viejas lágrimas hicieron acto de presencia, recordar porque ansiaba tanto Ciudad Lluvia y otros discos en ese momento, y ahora porque los quiero tanto.

Chale, de repente me entra la melancolía y hasta yo me doy pena de lo cursi que puedo ser. Se siente bonito recordar ese bonito pasado en donde todo era color azul cielo. Aunque no se me olvida que es eso, pasado… pero antes de que comience a aburrirlos volvere a mi acostumbrada mala vibra.

Resumen de la semana:

  • No llegué a mi maldito examen de Ética lo cual quiere decir que voy a recursar, me lleva
  • Se me olvido la cochina bata de Bilogía
  • Me duele la espalda es más en toda la semana no ha dejado de dolerme
  • No llegué a etimologias
  • Se me olvido comer y ahora mis úlceras están vivas
  • Darren 2.4 sigue de vacaciones y no tiene para cuando regresar
  • El de educación física no me cree que tengo la espalda dañana y para colmo llegue tarde a su maldita clase y me mando a la fregada.

Si esto sigue así me cae que voy a decir que es un complo’ y voy a cerrar Insurgentes. Mal chiste lo sé, pero necesitaba romper con la cursilería de arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *