De vuelta

A la escuela y no tengo la menor gana de hacerlo, aunque, si de librarme de la retahila de estupideces de la familia de mi madre ¡Ya no los soporto! Si no fuera por las amigas y un montón de música ya los habría matado.

¿Han notado como son metiches las tías?

¡Me sacan de quizio!

Que si duermo mucho, que si no duermo, que si fumo, que si voy a muchas fiestas, que si mis amigas… Como las oooooooooooooodio.

Nunca había sentido ganas de regresar a la escuela, y horror de hacerlo al mismo tiempo. Eso de perder las laaargas horas de flojera sin nada que hacer frente a la tele o simplemente aplicar la de rascarse la panza, era maravilloso, pero el Guadalupe Reyes ya se acabó y es momento de volver al mundo real, pero después de esto.

No tengo muchas ganas.

Tengo una bonita anecdota de la rosca de reyes, pero, las fotos no las tengo aún, así que, lo postearé cuando no tenga que terminar mi tarea de francés en un ataque de pánico como ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *