Como me odio!!!

A estas alturas del partido, hay realmente pocas personas en las que confio, a las que quiero, y que me han cambiado los pañales, obvio, no me refiero a mis padres, tampoco a mis amigas (pues que yo sepa no me han cambiado nunca los pañales). Si, se trata de mi abuela. La abuela, es la cosa más cercana que tengo a una familia, si ella sola. Pues de todos los demás salvo algunos de mis primos, mejor dicho, primas, me valen madres, es más, el mundo podría presindir de ellos sin ningun problema y nadie los echaria de menos.

El punto de este asunto, es que, por el stress, por esta onda de no acostumbrarme todavía a vivir de día como el resto de los mortales.

Se me olvido el cumpleaños de la abuela, y siguiendo con la fracesita: “Pinche semana de mierda” Esto, la remata, no, no fue suficiente con que Robbie Rivera cancelara la fecha para México, que mi maestro de francés esté en el hospital, nel, la única persona de los gueyes con quienes comparto mis genes, que me importa y huevo se me tenía que ir el patin.
de su cumpleaños 74.

Con todos los sustos que nos ha metido este ultimo año, que esta casi tan deprimida como el cuarteto de la muerte junto y en primavera, y que es más alburera que un microbusero, la quiero un chingo, y ni como disculparme con la vida, y con mi retorcida conciencia, más que posteando en este, su blog de confianza.

Bueno, al menos ya es viernes y aunque tengo un monton de tarea y ni la menor gana de hacerla, mañana me puedo levantar a la hora que me venga en gana.

¡Que hueva me doy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *