El Domingo

Mejor conocido como Dormingo, pues todo mundo se la vive dormido, todo, da más hueva de lo acostumbrado, este, en particular tiene una carga de flojera impresionante, aunque, el clima, de este lado de la ciudad, está tal y como me gusta, nublado, lloviznando, un poco de frío… ya nada más faltan mis amigas, para estar en el chisme, y sobrevivir al domingo. Me levanté a eso de las cinco de la mañana, y no me pude volver a dormir, estuve, vagabundeando en la inmensidad del desmadre que es mi cuarto.

Tratando de poner en orden mis ideas, y todos mis pinches traumas, que, como habrán notado, queridos lectores, están a todo lo que dan. Buscando palabras para escribir en otros lados, jugando con my space, viendo videos en you tube, a lo enfermo. Esperando la convención domical con otras por partes del cuarteto de la muerte.

Hay tantas cosas que he dejado pendientes, tantos libros que ya debería haber leído, pero no. Hoy es Dormigo. Y por eso, autofomentandome el vicio, ahí les dejo este video, de una de mis muchas canciones favoritas. Must be dreaming de Frou Frou.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *