Paul van Dyk en Mexico Vol. III

Me siento mal, queridos lectores, de no ofrecerles una mejor cobertura de lo que ocurrió en el centro Banamex, pues siempre, me gana la adrenalina, y nunca me acuerdo de las rolas. Volvamos entonces a lo poco que recuerdo.

En algún momento, tomo Crush, de él mismo con Flashdance de Deep Dish (si no fue así haganme el favor de meterme una putisa en los comments y corregirme.

De ahí, perdí conciencia, me limitaba a sentir, olvidarme de mis broncas y buscar con la mirada a las demás… cuando, sin previo aviso sonó esto:

I feel you de el señor Schiller, con las vocales de Peter Heppner. Ambos alemanes viejos conocidos de Paul.

De plano, en ese momento, Paul acabó con todos mis prejuicios acerca del mainstrem, poniendo esa rola que SIEEEEEEEEEMPRE quise oír en vivo.

Antes que Sandrita que quiera meter un par de cachetadas, si, hicimos cartelitos, si Paul le hacía caritas, y le mandó un beso.

Paul, aplico el encore tres veces, en donde puso Anthem de Filo & Peri, For an Angel, nothing but you y un montón más que el trauma no me deja recordar, para finalmente rematar con New york City, se apagaron las luces, una chica salió al lado de paul entrevistándolo y se fue.. aparentemente.

La gente comenzó a abandonar el lugar, salvo los más enfermos que esperabámos en la valla que se fuera, o sea, un buen número.

Paul bajó corriendo y comenzó a firmar autografos, A UN METRO DE NOSOTRAS

Es en este momento queridos niños dónde un ANIMAL, y de hecho me siento culpable por emplear esa palabra porque los animales no tienen la culpa, nos aplasto contra la valla, casi sin dejarnos respirar, por eso paul, ni se acercó. De lo más ñero el tipo, finalmente Paul tuvo que ser sacado por mínimo seis de seguridad, y hasta ellos querían foto y autografo. El manager se quedó a recoger las chivas del nene van dyk, que no pudo recoger, y finalmente a eso de las 4:30 el escenario quedó vació.

Con los pies desechos, para variar salimos, saludando a gente bonita, llegamos al carro de Gaby, dispuestas a ir al after, pero la mera verdad, nos ganó el cansancio. Y es así como concluyo con esta serie. Diciendo Paul, por más mainstream que seas, te quiero un chingo…

No salimos con autógrafo, ni foto, pero mucho más satisfechas que con Markus y Rank 1, bueno, es que la de Clara, si era para dejarnos un berrinche monumental. Aquí, casi todo salió bien, salimos madreadas,cansadas, pero con una sonrisa en la cara. Por el momento los dejo, pero aún falta mi sección favorita, las zurraderas de culo de esta fiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *