fantastic plastic machine i love you

Después de estas dos semanas de miedo, me toca volver al mundo real. Y sinceramente no tengo la menor gana. Lo peor del caso, mis queridos lectores, es que no tengo una sola idea decente para postear, pues definitivamente estos tres hombres me drenaron las dos neuronas más estables que tengo en el cerebro para hablar de ellos.

Se supone que a esta hora, debería estar bien jetona, pero ayer dormí todo el día, cortesía de mi baja presión arterial y ahora estoy tratando de volver al mundo.

Ayer, uno de esos días que no existieron, aunque mi tío Morfeo diga todo lo contrario ¿Será porque me la pase con él? No, no creo.

El martes, a media serie de Paul van Dyk, en lo que se me iluminaba el cerebro con una buena idea, se me ocurrió meterme a mi blog en my space. Sí, también en aquel changarro hay un blog. Y de pura chiripa se me ocurrió ver quién estaba suscrito a él. Y pues que me va dando un ataque, pues ya me había acostumbrado a no tener a ningún lector.

Uno de los productores que más respeto, que ha creado buena parte del soundrack de las horas más felices de mi vida: Fantastic Plastic Machine.

Japones, con rolas como take me to the disco, Beautiful Days, Electric Lady Land, Whistle Song. Según yo, las más famosas son take me to the disco, y Whistle song, que son con las que su servilleta lo conocío.

Sin más que presumir o postear por el momento. Les dejo este video, precisamente Take me to the disco. Pero antes: Fantastic Plastic Machine I loooooooooooooooooooooooove you.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *