Jueves y yo que

Otra semana se me escurre de las manos sin ton ni son, salvo una ida al cine para echarle a perder una película a alguien (Sí, otra vez Paris Je t’ aime), faltan unos cuantos días para mis pinches exámenes y no he estudiado ni madres. No me invade la culpa, ni madres, lo que me invade es una profunda hueva, comencemos, con qué son las siete de la mañana y me acabo de despertar. Sí, yo, un ente predominantemente nocturno. Y me siento de lo más pinche rara, de verdad, no hay nada que me provoque más pesadillas que dormir de noche.

Pero lo hice, y nada más por eso. Ahí tienen esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *