Hablando en el mensajero

De MSN con Sandy la casi gurú del cuarteto de la muerte, me di cuenta de lo materialista y mamila que soy, cuando tengo algo lo primero que hago es presumir, esa frase de “lo más importante en la vida no se puede tocar” me mató.

¿Cómo demonios que no se puede tocar? Según yo, el alma (bastante corrupta la de su bloggera de confianza), puede hacerlo, puede sentir mucho más de lo que el maldito cuerpo permite, recordar cada uno de esos momentos que te hizo feliz, o te hizo pedazos… definitivamente vuelves a ver el escenario, a sentir las lágrimas de alegría o de dolor, el pulso se te acelera haciendo que la sangre se transporte al cerebro tal como en ese momento. Tal como en este momento, miles de recuerdos me vienen a la cabeza mientras disfruto un café de invención mía con Kahlúa. Tanto apreció les tengo a las cosas, que hasta nombre y personalidad les confiero, el caso del ordenador mamón mejor conocido como Darren 2.4 el guey de un giga que traigo pegado casi permanentemente que me da música y buenos ratos mejor conocido como Chus.

No sé queridos lectores, pero a mi, me dolió terriblemente esa frase, pues como diría Madonna I am a material girl. Y no sé si sentirme orgullosa de ello, pues no imagino mi vida, a la de abuelita, sin mis libros, mis pocos discos, mi música, las toneladas de pendejadas que escrito en papel y tinta desde hace por lo menos cuatro años, sin la cantidad eeeeeeeeeeenferma de fotos que están en las paredes de esta cueva que yo llamo hogar, en dónde habitan los varios seres que me conforman y unos cuantos más que son bienvenidos todo el tiempo. No concibo mi existencia con la ausencia de mis cosas, pero concibo la muerte que es separarme me de ellas.

Todo lo que hacemos, tiene un fin material, para conseguir tal o cual cosa…. Me hace feliz tener tantas cosas, que me hacen recordar esos pocos momentos, hasta ahora, en la absoluta felicidad con sus limitaciones.

Me estoy poniendo demasiado solemne por algo que dentro de un par de minutos de se le habrá a olvidado, el problema, es que a mi no.

Así que, hablando de materialismo… su himno en la voz de Madonna Material Girl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *