¿Con quién despierto?

Finalmente mi padre me compro el despertador que tanto le pedí, no es qué sea uno raro, simplemente un despertador electrónico que pueda madrearmelo cuándo no me quiero despertar. Resulta ser que el buzzer no es lo suficientemente fuerte como para despertarme, necesito que realmente haga un escándalo del demonio para despertar a regañadientes, y como mi primera opción, definitivamente resultó ser un fiasco, ahora hay que elegir una estación de radio para que me despierte.

Ahora si me la pusieron sumamente difícil, hace como un año que no escucho la radio. Pues, la neta dejaron de existir cosas que me atrayeran, peor aún desde que Darren (el ordenador mamón) regresó. No tengo idea en que estación ponerle, si en la del adulto contemporáneo cuyos locutores me sacan de quicio, en los mil y un noticieros que invaden el espectro, en la estación fresita juvenil, (odio la palabra juvenil). No tengo idea cual debe ser el sonido que me debe despertar, además del sonido de la alarma de mi celular, que ya no es el de antes, y no’mas no me despierta.

¿Con la voz de quién despierto? ¿Con los contenidos de quién despierto? Ya dejaron de atraerme las programaciones de todas las estaciones… creo que le voy a poner a una estación de jazz, que es lo único medio aceptable, lo cual significa que tendré que oír noticieros la mayor parte del tiempo en lo que me despierto, chale, ya no hay nada que oír fuera de la red.

¡Por cierto me niego a usar uno de manecillas pues me desespera el sonido que hace y no me dejan dormir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *