Se nos fue

Así es queridos lectores Pavarotti terminó sus días en este cochino mundo. Sé que me tarde con el chisme, pero estaba muy ocupada viéndome el ombligo para ver que pasaba en el mundo. Se nos fue una voz poderosa antes de lo que muchos hubiéramos querido. El Silencio nunca ha sido parte de mi vida y ahora menos, no quiero guardar un minuto de silencio por esta vida que se va, quiero que se escuche su voz más alto que antes, para que sepa que desde este lado, donde quedamos los mortales lo vamos a recordar mucho más allá del tiempo.

Recordando uno de los momentos en dónde quise estar, pero por ser pequeña y pendeja no’mas no. O Sole Mio con Darren Hayes, en uno de esos que se llamó Pavarotti and Friends.

No guardo un momento de silencio por tu vida que estuvo llena de sonidos.
Escucho tu voz en tu ausencia, por el silencio que hay en mi alma y la paz que habrá algún día más allá de lo que la humanidad pueda recordar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *