Crónicas del EMPO Vol. 1

La semana comenzó con expo djs world 2007. Lo cual significó una crecida impresionante en el estrés de su servilleta, pues entre dj’s, discos, revistas, demos, equipo y demás cosas que solo nos gusta conocer, a nosotros los ñoños de la música electrónica. Independientemente del excelente rato que pasé ahí, mi dañadita alma y yo estábamos pensando en la monster party que sería el Electronic Metting Point, mejor conocido simplemente como el EMPO. Antes de continuar quiero agradecer, respecto a Djs world a Miguel Alanís, Paul Kenen, Xóchitl Luján, Afterbor Productions, por todas sus atenciones para quien escribe este blog, el resto del cuarteto de la muerte
Dos cuartas partes del cuarteto de la muerte, osea, Sandy y su bloggera enferma de confianza, ya tenían el antecedente del Nescafest, pues al EMPO del año pasado pos solo fue Gaby con sus amigos europeos y nosotras en la baba.

Volviendo al tema del EMPO. El día comenzó desde el jueves, porque por mis pinches nervios no podía dormir, y ni dormí, pues a las nueve de la mañana estaba en la TAPO esperando a que llegara Andrea desde Puebla para la fiesta de en la noche, me dijo que en el ADO, pero se le olvidó el pequeño detalle que hay como diez mil entradas del ADO ahí, milagrosamente le dí a la que si era. Me saludó y todo el rollo, y el cierre de su chamarra también, porque se me atoro en el puto labio. En fin.

Llegando a mi casa, la enferma, se pone a limpiar mi cuarto, o lo que es lo mismo el marranero que tengo por cueva . Yo estaba aterrada, eso de no respetar el desmadre ajeno, no es lo de hoy, tan enferma está la Andrea, que no se conformó con sacar cinco bolsas de esas donde parece que vive alguien llenas de basura, no, no. Tenía que ordenar hasta mi librero. ¡Chinga! Si no dan las cuatro y se pone alaciarse el pelo, me cae que deja como tacita de porcelana de mi amada cueva.

A eso de las cinco Sandy se conecta y dice que nos vamos a las seis, si como no. Angie, ya hasta había llegado a mi casa, arregladita y bañadita, Andrea y yo, ya estábamos listas también, y nuestra manager, no había llegado.

Nos dieron las siete, y no habíamos salido de mi rancho, el colmo comenzó a llover y todas con zapatos abiertos. Gaby nos marca cuando apenas estábamos llegando al metro, diciendo que ninguno había llegado, ya con el alma en nuestros cabales más o menos, claro está. Entramos al metro y a Andrea que se le cae un arete, nos regresamos a buscarlo, nunca apareció como suele pasar en esta enorme ciudad.

Esto debería incluirlo en me zurró el culo, pero nel, porque quedaría incompleta la historia, Andrea, estaba histerica. Tanto que se puso a hacer yoga en el metro, luego pongo las fotos. Finalmente llegamos a Plaza Universidad, corriendo y con el alma en un hilo, para variar.

Ya estaban ahí Jono y Pavo de Above and Beyond, su manager, Mar-T, y el staff de mas nescafé.
Nos hicimos bolas con los discos, en estos momentos sigo sin saber quién demonios pago el de quién.

La de seguridad nos mando a formarnos afuera, toda prepotente como siempre, tan enfermita estaba la chica que a la de primaria nos hizo tomar distancia. ¡Háganme el jodido favor!

Uno dos, tres cuatro, ya estamos aquí, cinco, seis, sie- -Sus tickets por favor- ¿Qué chingas? Me dije a mi misma por supuesto.

-Sus tickets por favor- Gaby entrega el suyo y el de Angie, Andrea el suyo y Sandra y yo… ¿Dónde esta el puto ticket? Mi manager, alias Sandy le dice que los acaba de comprar, pero que no encuentra el ticket, Mrs, prepotencia dice, sin ticket no pueden pasar. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Que la chingada!!!!!!!

En eso Gaby reacciona y le da un ticket que sacó de no se donde. Ya todas tranquilas, avanzamos hacía la vitrina desde donde se veían todos, muy bien.

Esta vez, no me aventaron a mi primero, si no a Sandy, después yo, Andrea, Gaby y Angie al final.

Desde la fila, Pavo de Above and Beyond ya nos estaba saludando. Más para mis putos nervios.
Al llegar mi turno no sé como me autoconecté el cerebro para pronunciar mi mal inglés. Con Jono si exploté porque no sabía ni que madres estaba diciendo, todo comprensivo me abrazó y dijo no te preocupes te entiendo.

Pues que bueno que tú si me entiendes mi estimado british, porque yo no sé que madres estoy diciendo. En eso el de seguridad -para variar- dice, “nada más rápido señoritas”. Si claro, nos movemos cuando los muchachos digan. Ni modo, el siguiente Mar-T, que me recibe con una sonrisa enorme y un acento español hermoso.

Yo de imbécil ya le iba a hablar en inglés, es que tanta cabeza rubia ya me estaba transtornando. Martín super accesible, le tomo la foto a Sandy con Jono, pues yo no reaccioné y se la tomo él, Mar-T.

En la foto anterior firmándole a Sandy


Salimos eufóricas, donde nos encontramos con el ya bien conocido Dj Naz, con discos que nosotras, nos pudrimos por tener y otras noticias.

Nos tomó una foto que es esta.

En la que pueden apreciar nuestras caras de pendejas de izquierda a derecha: Andrea, de puebla, Gaby, Sandy, yo y Angie.

Nos dirigiamos al carro de Gaby, cuando me encuentro con Mely con la misma prisa por irse a la fiesta como nosotras.

Un camino tranquilo, hasta las puertas del Roots, pero eso ya es para otro post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *