El Villancico para Marcelo

Si hay algo que me zurra el culo es el maldito metro. De verdad el metro de la ciudad de México es un asco, que si no lo limpian, que si no le han dado mantenimiento en fin. Apenas estoy estrenando chamba, (luego les cuento mis amados lectores) y para mi segundo día llegué bien pinche tarde, por culpa de quién, pues si del puto metro.

Resulta ser que decían que había fallas en la línea, pero como no hay como que otra forma para llegar al work pues, me tuve que resignar peeeeeeeero cuando vi que hice 45 malditos minutos de indios verdes a la raza, mejor me salí y tomé un taxi, el resultado, gaste mi jodido bolsillo y también llegué, bien pinche tarde. Neta, me caga en la madre.

A sí, pero el señor Marcelo igual que su predecesor el AMLO le vio mayor utilidad ponerle “playas” a la ciudad y también una pista de hielo.

Y es por eso que el villancico que hoy les ensarto es precisamente lo que pienso de este personaje, osea Marecelo Ebrad y sus graaaaandes ideas de como usar mis impuestos.

Si te dio hueva darle play se trata de Puto de la banda más fina de las finas Molotov

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *