Ahora si aplica

El gracias a la vida, como bien saben mis amados lectores, soy una depresiva y de la peor clase, soy de esos especímenes que si se entera que uno de sus amigos sufre también ella se pone a llorar, que si la mosca pasó en un mal momento, también es posible que me deprima. La maldita e insufrible depre me ha llevado a hacer cosas, de las que no me arrepiento, pero como que de repente molestan.

Uno de los deseos de año nuevo -junto con ir a más fiestas, y ese me cae que si se cumplió- era el de ponerme a chambear, y digo era porque ya es un hecho gracias a alguien a quién antes adoraba y ahora con mayor razón.

El punto es que ahora me siento rara, aprendiendo el pedo de hacerle a la recepcionista, usar el pinche fax, que luego la cago con los nombres, una primera vez que definitivamente me está traumando, para bien o para mal, no tengo idea. Me resulta realmente díficil explicarles que demonios está pasando, en parte por el cansancio, porque la neta, sigo siendo un ser nocturno y ahora me toca levantarme temprano.

Pero en el fondo estoy agradecida con la vida, hoy, especialmente hoy y también estoy profundamente agradecida con ese alguien.

Así que nada más por eso…

Si les dio hueva ver el vídeo es Thank you de Dido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *