Cada vez falta menos

Contra todos mis pronosticos, esta semana no ha estado pesada. Y me estoy tragando las uñas hasta de los pies porque faltan solo dos días para la firma de autografos de Paul van Dyk y el mini show case de cierta estación de la Ciudad de México a la que no pretendo hacerle publicidad. Parece ser que alguien escucho nuestras suplicas y no nos van a ensartar (bueno, como nosotras quisieramos) a Paul van Dyk solamente, si no tambien a Tiësto con menos de 24 horas de diferencia.

Para cualquier FAN, así con mayúsculas, como nosotras es el sueño hecho realidad, tras una larga, larga, pero bien larga espera.

Nada más de acordarme de tanta pendejada que ha pasado en estos siete años de espera, de sueños. De que cada que venía herr Paul van Dyk estabamos lloriqueando, pegadas al radio para que de menos alguien nos contará como era.

Ahora que, semos niñas grandes, las cosas medianamente han cambiado, ahora estamos más enfermas que antes. Espero con ansias que los días transcurran ya, y que nada interfiera con EL sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *