Días en los que quieres…

Matar a alguien o mejor aún a muchos alguienes. Es interesante ver como todos tus planes se vienen abajo por una reverenda pendejada y aunado a la depresión que conlleva el ver como esos sueños que durante un muy buen rato. Lo que realmente me pesa en este momento es no haber tocado a Paul van Dyk, lo que más me duele es que pese a mis intentos, todo me sale mal. Me desespero, y quisiera rasgarme las vestidura, pero no, mantén la sonrisa y contesta a todo amablemente aunque tengas unas ansias locas de matarlos.

Días de estos solo se los recetaría a mis peores enemigos. Aunque, por otro lado siguiendo mi enferma creencia en el prepago de la vida osea, que todo lo pagas por adelantado. Quiero creer que me espera una de esas cosas muy cabronas. En fin solo me falta encontrar mi another way, tal como hace mucho lo hizo PVD. Una de esas rolas que me recuerda cuando era feliz y me hace un nudo en la garganta, pero, que en momentos como estos, aliviana un poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *