Voy atrazada

Ya lo sé, pero no están astedes para saberlo pero a huevo que yo si para contarlo, pero estoy que me lleva la chingada. Estoy pensando seriamente en traen a la oficina mi sleeping y otras pendejaditas para entretenerme.

Antes de continuar con toda mi letanía les informo que este, es el post número 600 en la larga historia de este blog.

Pasado ya, el momento mamona, estupida e inutilmente informativo, volveré al tema. Esta semana aunque ya sea viernes, para mi, sigue siendo semana, ha estado bien cabrona, y eso que yo no me estoy haciendo cargo aún de todo lo que me correspondería. Estoy medianamente histerica, no tanto como el viernes pasado en el que me perdi de el tercer gran sueño de mi vida, osea mi foto con Paul van Dyk. Aunque la neta, la neta, como veo que se va a poner el asunto, mejor, decidí quedarme aen la ofi. Mi primer trabajo mi primera noche medio papaleotando en mi cubil felino, que más bien parece pajarera.

Estoy pensando en irme a dormir, pero mejor termino de ordenar el desmadre que tengo aquí. Este es el post 600 en el que aunque estoy hablando de mi “rutina” sigue estando presente la música. Chale conmigo.

Voy a esperar hasta el amanecer a ver que pasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *