No tendré madre pero..

Pero abuela tengo, y un chingo, y adelantandome un poco a a la fecha establecida por el ¡Oh sagrado marketing! como el Día (puto por cierto) del amor y la amistad, ahí les va mi cursilería anual. Si, si ya lo sé, no es necesario que lo digan, realmente soy cursi el 90% de mi tiempo, de lo contrario no escribiría tanta pendejada, no solo acerca de las fiestas que suelo presumirles, ni de la extraña unión que hay en el cuarteto de la muerte, y sobretodo la gente que está detrás de mí.

En realidad, son muchos los nombres así como momentos en mi vida en los que mis amigos han estado presentes, en los que de plano y literalmente, no me dejaron morir sola…. otros en los que afortunadamente me mandaron a la chingada o de menos a mi rincón para que se me bajara el berrinchito.

Muchos nombres que vienen a mi mente, junto con los momentos, casi claves que me permiten ir a lugar escondiditos en mi corazón de grich, que ultimante se ha ensanchado, he de confesar.

El punto, es que tengo mucho que agradecerle a mis tías: las parcas del Destino, a mis parientes del Olimpo por ponerme gente maravillosa en el camino a quién sabe dónde, los que me dejan ser cuando los necesito, y también cuando no los necesito.

Gracias, muchisimas gracias.

Me parece que en este bonito momento de curileria y mamonería es pertinente dar un agradecimiento especial a mis enemigos. Si, a todos aquellos que me odian, que no soportan ni en pintura, a los que me ven para abajo, porque sin ustedes, sin los malos y terribles momentos que me han hecho pasar, mis amados hijos de la chingada, no sabría cuanto tengo, ignoraría por completo quien es la gente con quién si puedo contar, o que de menos esta ahí un rato a mi lado.

Gracias, bola de culeros, por descubrirme las joyotas que tengo y las que voy descubriendo. Decir nombres, ya está por demás. Solo me resta limpiarme los mocos por la gripa, y darles un beso a los que se dejen. Amigos y Amores, por el momento puedo decir que los tengo, y aunque mis frustraciones siguen siendo un chingo y dos montones, de igual manera los quiero a todos.

Y nada mas por eso… ahí les va esto.

Si les dió hueva ver el vídeo es Bring my family back de Faithless… porque ustedes, son mi familia, me cae de madres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *