Fedde le Grand en Mexico Vol. 2

Como es tradición, y aunque ustedes no quieran, les cuento el previo. Pues resulta ser que, como me metí una de esas desveladas marca diablo, contándoles acerca del music dance fest, y todavía se me ocurrió ir a hacer las compras de la casa, pues acabe bastante madreada, pero antes de dormir, sabiendo que la fiesta en la noche iba a durar, hasta que nos corrieran del Root’s, me puse a cocinar, precisamente pescado para entrar en el mood de la cuaresma, pero como yo no soy precisamente una santa, y la neta, la neta todo lo que huela a religión me da tiña, que me intoxico… eso me pasa por hacerle a la mamada y no aceptar que pertenezco al mundo de los vicios y la perdición

Entre estar, adorando a la diosa de porcelana, dormí apenas dos horas, osea, si ya estaba madreada, acabe en la lona después de eso. Me despertaron una hora más tarde de lo que había pedido, afortunadamente, aunque eso dejaba muy poco margen para hacer todo lo que una vieja tiene que hacer para estar presentable para una fiesta. Que de hecho normalmente me importa poco, pero cuando estas muy fregada, pos hay que cubrir las evidencias.

Como si fuera poco, pues ya saben el dedo divino, mi viejo amigo, siempre dispone más cosas para hacernos la vida e cuadritos, el papá de Sandy andaba raro, ergo, tendría que ir a su casa por ella… menos tiempo para reponerme de la excelsa putiza que me puso el pescado.

Como pude, me las arregle para meterme la ropa, e irme semi arrastrándome a la casa de Sandy, bueno, estoy exagerando un poco, pero la neta si me sentía muy mal. Da igual de morirme en la casa a morirme en un dance floor, prefiero el dance floor.

Camino al roots, estaba yo, ya con Sandy platicando de madre y media y pensando en la inmortalidad del cangrejo, cuando vimos, que si era bien pinche tarde. Casi corriendo, en la entrada, identificaciones, puta madre, como si no me la viviera ahí, y yo sin una identificación con foto, pues desde Armin en Six Flags, en Diciembre, que a alguien le pareció muy gracioso hurtar mi cartera, y que en el IFE, como buenos mexicanos no trabajan… pues acabe llevándome mi acta de nacimiento, creo que no hay identificación más oficial que esa.

Nuevamente, que el boleto, que la cámara… Mario nos ayudo. Ya adentró, la neta, no es por pinche quejunbrosa, bueno si, pero me sentía de la reverenda chingada precisamente por eso, Sandy decidió que era bueno dejarme aplastada un rato en el sillón del baño de chicas. Ya a eso de las 11:45 me pude levantar y a bailar se ha dicho. Gooz estaba en las tornamesas.

Solo nos tocó oírlo un rato en las tornamesas, pues, después llegó B-jay con todo. Si no me la creen bola de hojaldras, vean esto.

En el que también pueden ver, a Alejandro Franco, echandose un bailesuco. Un poco respuesta, Benjamín hizo algo que nunca de los nuncas me habría esperado, puso, esa rola que me da en la madre, esa, que rompió mi vida en dos pedazos, un antes y después de ella Silence de Delirium.

Como si no hubiera sido suficiente, una de esas que siempre quise oír en bocinotas, que me parece que a muchos nos recuerda un mar de emociones, de ciertos días lejanos, en dónde todo parecía ser mejor, para no seguirselas haciendo cansada se trata de Chilren de Robert Miles, ahí na’mas pa que se den un quemón.

Sin darnos cuenta, transcurrieron poco más de tres horas, cuando subió a el Franco con microfono en mano, era momento de presentar a Fedde, cosa que hizo como solo él los sabe hacer, como sé que nunca me creen… Ahí les va esto

¡Que barbaridad! Ya es lunes y todavía no puedo hablar, porque si, Fedde, como lo dice su nombre es bien Le Grand, pero eso, es otro post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *