Jazmin

Después de reponerse de un pinche madrazo en el cuello por andarle haciendo a la mamada de gata joven, trepada en un árbol. Jazmin ha vuelto a sus actividades, osea obligar a mi padre a que la cepille a las cuatro de la mañana, y a las 11 de la noche.

Ir por la casa, mendigando comida, aunque luego la deje ahí. Molestar a su lagartija mascota, o simplemente dormir.

Jazmin, hoy cumple 15 años conmigo. A veces quisiera que volviera a ser una cachorrita juguetona, o que me mordiera la nariz como antes, pero la neta, mejor no, hemos crecido juntas, y nos seguimos odiando-amando como el primer día.

No tendré madre, odiare a mi familia, pero Jazmin, los representa a todos y con creces. ¡Feliz cumpleaños mi vida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *