Ah que bonitas niñas!!!

Estaba yo, como de costumbre, papaloteando en you tube, y que me encuentro esté simpático vídeo.

Ok con resignación ya me estaba haciendo a la idea de que ya no podría fumar en los clubes, ok, pa que me entiendan, en los antros, restaurantes, y quedarme recluida en mi cuarto a echar humo. Sin protestar demasiado por eso. Pero esto, esto es una reverenda mamada. Comenzando con que A) están nada menos que en un espacio público que les pago con mis chingados y putos impuestos B) seguramente estas culeras aprobaron la ley anti-tabaco, por la cual un chingo de fumadores de este país, nos lleva la chingada C) que tenían que ser perredistas.

Normalmente no suelo hablar de política, porque me zurran el culo de tanta pendejada que hacen.

Pero hoy si me vale madres.

Aprovechando que voy a hablar mal del PRD y que probablemente este sea uno de los posts más tristemente leídos de este blog, y que me van a mentar la madre… voy a seguir con otros asuntos.

Tengo yo unos rencores con Dolores Padierna desde que por sus huevos en pleno espectaculo de Safri Duo, por ahí del 2002, se le ocurrió clausurar el lugar, y que desde entonces esos muchachos no han regresado.

También con Ebrad y el AMLO porque por su chingada y desgraciada culpa el Loveparede se fue a las playas, privandonos a muchos chilangos de un espectáculo como ese, en dónde además estaba el tecnogeist -ya se que aún sigue en la ciudad de méxico pero de todas maneras me caga- osea un chingo de clínicas con Djs y productores internacionales y nacionales. Un desfile y rematando con una bonita fiesta non-stop y gratis.

De verdad, me carga la chingada. Contra los perredistas tengo todo. Comenzando con que son unos grilleros culeros, que ni siquiera saben de lo que están hablando. Y digo esto con pleno conocimiento pues mi padre, es perredista de hueso colorado, su mejor amigo es diputado por el PRD, y el cabrón de mi padre alguna vez fue representante en el Sindicato Mexicano de Electrisistas.

La política, cada vez es menos seria y cada vez es más un circo. Dónde todos velan por sus putos intereses SOLAMENTE, en lugar de ponerse a chambear. Se supone que me representan, se supone que tienen que trabajar en favor de MIS intereses. Pero nel ni madres, toman tribunas, y además les pagan por huevonear. Salvo sus excepciones la clase política de este país me caga en la madre. Especialmente los perredistas, por lo que ya mencione arriba.

Pinche gente, y nada más por eso… esas diputadas y en general el 90% de los Perridistas de todo corazón. Chinguen a su madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *