Ausente sin querer

Esta semanita a pesar de que no estado haciendo gran cosa, he estado ocupada con pendejaditas para la mudanza a la oficina, eligiendo que fotos se van, cuales se quedan, que si el darren se me va a poner celoson de su homónimo de allá. Lo que me recuerda que tengo que irle eligiendole un nombre, de machin, porque han de saber mis queridos lectores, que máquina que poseo y no tiene nombre, pasa a, chingar a su madre en menos de lo que canta un gallo.

Definitivamente tiene que ser nombre de dj y machin para que aguante todas las que le voy a hacer, llamense bromas, malpasadas, descargas, golpes, ataques de ira, de risa, frustración y seguramente algunas lágrimas, porque digamos que conmigo las máquinas con alma femenina, también chingan a su madre muy rápido. El problema es que se me están agotando los nombres de Djs sabrosos, poderosos y malvados. Total aun tengo tiempo para ir buscandole nombre al muchacho. He aqui el porqué les digo ordenadores a las PCs, porque para mi son hombres. (La mamona y unos cuates)

Si, definitivamente este año, se esta poniendo asquerosamente divertido.

Estas semanitas también me la he vivido en los cafés, mi vicio mayor, como se los he dicho hasta el cansancio es ese grano originario de Africa, si mal no recuerdo. También los pasteles, gelatinas y todo lo que engorde…. y la neta como me vale madres subir o bajar de peso, esta todavía más disfrutable el asunto. Bueno, hablando de bajar de peso, en estos dos meses, de comerme las uñas, me lleva la chingada perdí diez kilos.

Y me lleva, porque odio que me quede la ropa grande, y odio aún más ir de compras, especialmente ahora que los escaparates y las tiendas están inundados de colores chingame la pupila, con alta ifluencia del mal gusto de los ochentas.

Más me vale no seguir bajando de peso, porque en el caso contrario me veré en la penosa necesidad de ir de compras… wacala.

Parece que me estoy adaptando al nuevo ritmo de mi vida, solo parece ser. Y na mas por eso, ahí les van unas fotitos, tomadas por el mamón, culero, ojete y adorable monstruo que es el Rank 1, alias mi cámara.

¡Ahh como me gusta el vicio me cae!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *