Esta no va estar tan tranquila

Digo, la semana, osea son las pinches cuatro de la mañana, no dormi el domingo y sigo en lo mio.  No me quejó pero mi chingado cuerpo si. Aunque hay cosas pequeñas pero hartamente bonitas que hacen que todo esto valga la pena, igual que las grandes y hartamente bonitas que están en proceso.

En los pequeños breaks que me tomo, me permito pendejar observando a mi alrededor, y este es el resultado.

Y si a huevo, ahi va la tía presumida.

Un pensamiento en “Esta no va estar tan tranquila”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *