Año 5, Crónica Vol 3

Como siempre agradezco antes de mentar madres a diestra y siniestra.

A todo el crew de maslabel, que ahora si se lucieron.
A mis compinches que si fueron.
A quienes están detrás de mi todavía con todo y que descuido este húmilde (not) blog
A Sander van Doorn por ese bonito set, y por traerse un manager bien guapo, aunque no era precisamente accesible, digo el manager, porque él, neta si es a toda madre.

Ahora si, me hipermegavale madres. Voy a destrozar a alguien.

Alguien a quién quiero mucho, qué me parecía una persona bastante centrada, que podía manejar el éxito. Ese alguien se llama Armin van Buuren. Ya fuera del pedo que si es el Dj Número uno del mundo, que ahora hay un chingo de pubertos y novatos que dicen que es Dios, pero lo acaban de conocer…. no, teminantemente no es el mismo Armin que yo conocí, le falta algo, su set fue bueno si, pero nada más. Antes le ponia mil veces más empeño, ahora es como una rutina aprendida, se esta confiando y eso no le conviene pero en lo más mínimo. Ya no tiene propuesta, ya ni siquiera suena a él mismo.

Suena más a un Tiësto, ya no suena a Armin van Buuren , suena a una copia de Tiësto, creanme a nadie le duele más que a mi decirlo.

No estoy satisfecha con Imagine, si tiene buenos tracks, pero se esta llendo a algo que no le pertence, tiene que volver a sus raices, tiene que sentarse en el suelo de nuevo, definitivamente.

Me siento mal solo de escucharlo, pues muchas de las canciones que él hizo, como Shivers, The Sound of Goodbye, This World is watching me, Who is watching y Burned with Desaire fueron como que mi tabla de salvación cuando quería irme derechito a la chingada. Extraño al Armin que conocí en 2004, se que ya no va volver, y que muchos de ustedes me van a mentar la madre porque ya es demasiado famoso.

Lo siento, pero a mi ya no va volver a ser el mejor Dj del mundo aunque la Dj Mag lo diga, aunque miles de personas voten por él, es solamente un fantasma de lo que fue. Pero aún así le tendré cariño por haber creado esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *