Leer

Desde hace como un año no he leído gran cosa, lo que realmente me pone medio mal. Siempre he creído que la mejor foma de creear es leyendo a los creadores, pero ahora, en lo que me he adaptado a una nueva forma de vida, entre lavar, planchar, ir al trabajo, regresar a medio cocinar,  y dormir se me va todo el día y a veces no me queda tiempo ni para eso.

Los días son demasiado cortos para hacer todo lo que debería hacer,  entre ellos, hablar con mis amigas, saber que hay un mundo afuera que se complica la vida menos que yo, me parece increible. Bien podría valerme madres todo después de cierta hora, e irme a mi casa, pero no, eso no es para mi.

Me gusta pensar que detrás de mi esfuerzo hay alguien que esta agradecido.  Pero si extrraño leer, escuhar música, o caminar por ahí sin tener mucho en qué preocuparme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *