Planes

Después de pensarlo mucho mandé “ese” mail, que significa que a partir de ahora, tengo que ir pensando en que curso quiero primero antes de tomar LA desción que he estado aplazando por muchos años. Ya descubrí , que lo que había persiguido durante años, no era precisamene lo que quería hacer.  Más bien, si me encanta y me fascina lo que hacía pero no ciertas cosas como dejar a mi abuela votada por allá, y ver, como cada domingo que me aparezco en mi hogar, a ver a mi gorda gata, y a ella, las dos están cada vez pior, además de que veo sus lágrimas,  y por supuesto las mías, a punto de salir cada vez que cierro la puerta.

Volver a lo que era antes, la neta no, ahora que ya hice lo que soñé por mucho tiempo, quiero hacer algo que no se haya hecho, en torno a lo que me fascina… tal vez pasen algunos años para que eso ocurra.

Pero mientras eso ocurre hay tanto que hacer.  Primero que nada necesito un mes de vacaciones para reajustar todo el desmadrito que tengo en el cerebro que está haciendo que no sea lo suficientemente creativa, luego buscar escuelas y costos.

Otra cosa que debo hacer, es volver a apropiarme de mi espacio, de mi cueva, volver a sentir que ese, es mi lugar, que es mi refugio frente a todo lo que no me hace bien.

Me hacen tanta falta mis paredes beige llenas de humo de cigarro, mis libros, que mi trabajo me costó robarselos a mi padre… todos esos cachivaches que vamos acumulando a lo largo de los años.

Hay tanto que hacer, como dormir, que debería ya estar haciendo.

Un pensamiento en “Planes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *