David Guetta en México Vol. II

Mis queridos y bienamados tres lectores:

Me he tardado, milenio y medio en hablarles de tan singular noche. Porque en primer lugar NO TENGO PUTO TIEMPO, y en segundo, pues cuesta mucho trabajo contar por escrito una noche que llevaba esperando cuando menos, mmmm, ¿Siete años? Si, más o menos.

Cuando llegué a la carpa neumática ya estaba tocando dj Ezmeralda, dj a la que ya había oído a mis anchas, pero por x o y, como de costumbre, me fuí a perder un par de horas en la inmensidad del Hipódromo de las Américas, que si esperando a que lleguen los niños, o qué si a la margarita de enfrente le dió sueño. En fin, el punto es que a ella no la vi tocar, y tampoco la oí tocar. Y es que, la distancia entre la carpa neumática y la entrada esta bastante pronunciada, y más cuando se te ocurre la gran idea de ir con tacones de 15 cm.

Oficialmente, llegué a la carpa neumática a la mitad del set de José Spinnin, buen set, programó todos sus éxitos, hombre, ya saben que me cae bien el José, así que no sconsideren mi opinión, muy objetiva qque digamos. Aunque si, me impresonó ese remix que puso de Armin van Buuren, no me acuerdo que pinche canción fue en este momento, pero lo hizo.

Después el Gooz, tenía como misión hacer que toda la gente explotará para recibir a alguién, a quién, su servilleta en especial, espera con singular alegría… Denle play aquí abajito para saber a qué chingados me refiero.

Just a Little More Love, esa canción con la que miles lo conocimos hace al menos, seis años, esa fue con la que oficialmente comenzó la fiesta. Me encanta que por primera vez en un buen rato, la mayoría de los asistentes, hayan sido mujeres. ¿Por qué? Muy sencillo, hombres, está va directamente contra ustedes, en las fiestas, cuando tu estás tranquilamente bailando, nunca falta el gandalla que dice: “Amiga estas muy guapa” “¿Quieres algo?”, y por más que lo ignoras, el cabrón, hijo de la chingada ahí esta chingando hasta que le hablas a alguién de seguridad, después de haberte librado de él o ellos, la fiesta, normalmente ya no es lo mismo.

En fin, volviendo al tema, David se lució durante toda la noche con rolas obligadas como Love is Gone, Love don’t let me go, In love with my self, Delirus en un remix de Laidback Luke, hombre, pura cosa bonita, pero cuando llegó el momento en el que tocó Baby when the ligths… bueno, miren lo que pasó.

Cumplió lo que había dicho en la conferencia de presnsa, la primnera hora fue para niñas, y la segunda: también. ¿Será por eso que me encantó? Y todavía pregunto.

La noche fue demasiado corta, tanto que se le olvidaron, Money, Stay, People Come People Go y hasta Everytime with touch con Steve Angello y Sebastian Ingrosso.

Y… en el post que sigue, ahi les va lo que dijo el David después de la fiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *