Sven Vath en México Vol 1

Llevo poco más de dos meses tratando de describir una sola noche, mal, mal ¡oh si! mal. Está demás decir que es porque no hay tiempo, pero, neta así lo es.

Sven, es uno de esos djs, difíciles de describir, bueno no él, que se nota a miles de kilómetros que está loco, si no a la experiencia que es tenerlo enfrente en las tornamesas.

De entrada, tiene muchos más años como dj, que yo sobre este planeta. Cuentan las leyendas, que él creo el trance, pero como si fuera un bastardo lo abandonó poco después de que este se hiciera popular, en cambió un ritmo traido de Ditroit lo conquistó desde mediados de los 90’s, lo suficiente como para no abandonarlo jamás.

Igual que un camaleón, ha sabido adaptarse a los tiempos. Si no me creen, solo chequen la diferencia brutal que hay entre sus tracks como L’Esperanza , Je t’ aime que por cierto hizo con Miss Kitten, cuando eran, bueno ambos jovenes, Face it… Comparado con lo que hace ahora como The Beauty & The Beast, y un kilómetrico etcetéra. En su vida personal igual que en la música, ha probado de todo, como para descubrir ahora mismo que lo suyo lo suyo, es la fiesta y ser el mismo. Y él es la mágia de la noche, el auténtico espíritu de la vida nocturna.

Un dj y productor que le importa un pepino lo qué piensen de él los “expertos”. Solamente produce y vende lo que él es, así como sus productores como Richie Hawtin o Ricardo Villalobos. Eso hace ya una década lo llevo a crear Cocoon, un concepto de vida en torno a la fiesta, que tiene varios lugares de residencia, pero que año tras año se establece durante el verano en el Amnesia de Ibiza.

Pues bien, este personaje estuvo en la Ciudad de México, después de siete largos años de ausencia…. Siete años que para mí, para ser sincera, pasaron desapercividos, pues, no soy experta en música electrónica, ni estoy al tanto de lo que pasa REALMENTE en las movidas un poco más underground.

De hecho, realmente no esperaba esa noche con gran ansiedad, aunque me contaron algunos expertos, que verlo a él era más que un espectaculo…. Y tenían toda la boca llena de dientes y de razón.

La noche comenzó como tal, con Mar-T, uno de los djs residentes del Amnesia, que venía para acompañar al Sven. Al él ya lo había conocido en el EMPO 2007. En una actitud más comercial de lo que vino a tocar aquí, buen set. Pero en su cara se veía una expresión casi de miedo, porque el dancefloor, no estaba ni siquiera al 2%, en parte, por que a la gente del club, no se le dió la gana abrirlo hasta que llegó Sven Väth, y también porque la gente, comenzó a llegar bastante tarde.

A eso de las dos de la mañana llegó Sven. Quién para mi gustó comenzó demasiado abajo, pero era para que la gente aguantará las siete horas que se quedó al frente de los viniles. Fue realmente increible ver y sentir, la fuerza que provenía de sus manos, y de lo que programaba en las tornamesas.

En el momento en que puso Grindhouse (Dubfire Terror Mix) incluso los que estaban ahí por compromiso, se levantaron a brincar y a bailar.

Incluso ver como se alocaba y se levantaba la camisa, en pleno acto de locura alcoholica, era sentir una energía muy cabrona, superior a cualquier otro dj que haya visto tocar en mi vida.

No me arrepiento de las desveladas, enojos, y sentimientos encontrados que me provocó estar en el Zoon Nigthclub, viendo a este alemán, que es dj entre djs. Después de verlo me quito el sombrero ante el, porque este hombre sabe lo que es armar una fiesta en serio y no chingaderas.

Es como tener la suma de todos los pecados capitales hechos música, si, definitivamente eso es Sven Väth, algún día les contaré por qué, pero por ahora los dejó con un pedacito de esa noche, que probablemente se convierta en una leyenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *