Sin nombre

Mis queridos y bienamados lectores, y lectoras. Hace un poquito más de un año, yo tenía un podcast con el Gerson, que por X o Y motivo, se fue, mucho a la goma. En lo que me acostumbraba a mi nueva forma de vida, y a eso de ser niña grande lo postergamos, y lo postergamos, hasta que de repente, se convirtió en un fantasma.

Aún así de repente, algún despistado entraba al blog de La hora del café buscando actualizaciones.

La neta, mi enorme ego y yo, no cabiamos ya en ningún lado, y por eso, hoy llegando de la oficina me decidí a grabar, mi primer podcast yo solita.

No pidan sangre, casi se pierde el muchacho, los fondos que iba a hacer se fueron a la reata, igual que las cortinillas, pero está hecho con harto amor. Ahí si tienen tiempo que desperdiciar, danle play aquí mesmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *