Glender @XO

Bien, comencemos por el principio. Hace dos años, cuando igual que ahora no tenía gran cosa que hacer, aparte de buscar, casi desesperadamente buena y nueva música electrónica. Me encontré con Glender, un portugués que… bueno, bueno, pero:

¿Quién carambas es Glender?

Antonio Tavare, es su verdadero nombre, nació en un pequeño pueblo llamado Cumeira, en Portugal. A los 18 años se mudó a Lisboa, para entrar a la Marina Portuguesa. Pero mientras estaba ahí descubrió que el más grande amor de su vida, era si, la música electrónica. En 2003 descubrió las herramientas necesarias para convertirse en productor, y desde entonces no las ha dejado.

Dicen los que saben que el estilo de este portugués, es deep tribal, algo dark y hasta progressive., que camina cada vez más cerca de un estilo que encantaría incluso a las serpientes.

De hecho el nos dice “Lo que hago es tan maravilloso como escuchar música, sentirla y vivir en ella. En ella hay un limite superior, que, por si misma puede llevarte en un viaje impresionante. Y hasta puedes tocarlo, te regalará momentos increíbles… la música siempre te regalará cosas todo el tiempo, para tu cuerpo, tu mente y por supuesto tu alma”

Sinceramente esta descripción, al principio no me llamo la atención, en cambio esos ojos verde profundo, me dejaron lo suficientemente estúpida, como para que el reproductor de su my space cargara lo suficiente como para mostrarme Echoes, una rola que, según yo le oí a Chus & Ceballos la última vez que los vi en 2005.

Esta por demás decir, que lo agregue al momento, no iba dejar que semejante bombón con talento de este calibre se escapara de mis amiguitos del my space. Con el paso del tiempo y con mi pauperrimo inglés logré entender que este muchacho, efectivamente le había hecho un remix a una rola que me tenía vuelta loca, como lo dije en el párrafo anterior, 2005:

Una historia de amor.

Antes de que digan cualquier cosa, escuchen la rolita, que es todo menos lo que imaginan. Y precisamente Echoes, la rola que me hipnotizo fue incluida en una de mis compilaciones favoritas en mis 22 años de vida: Buddha Bar XI.

Después de dos años de admirarlo a distancia estará en México el próximo 4 de Septiembre. En el club Xo.


Ustedes que si pueden, vayan a verlo, juro por mis parientes del Olimpo, mi abuela y mi gata que no se van a arrepentir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *