Canpus Party Mexico primera edición

Mis queridos y bien amados lectores, siempre he creído que soy una ñoña. Pues, si la neta, pa’ que miento, funciono mejor en la red que en la vida real. El sábado en la universidad, alguien me dijo geek, y si, puede que tenga razón. Pero revisando mi currículo (laboral bola de marranos) descubrí que estos muchachos, ni en drogas van alcanzar a hacer lo que yo he hecho en menos de dos años – y la humilde no vino- en por lo menos un lustro.

Internet, ha representado para mí, el foro perfecto para compartir aquello que amo, lo que odio, el día a día además de muchas nimiedades. También ha sido el causal directo de que mis proyectos más ambiciosos hayan y sigan tocando puerto seguro.

En estos días en Campus Party México, me divertido como enana, independientemente de la velocidad casi obscena de la conexión a la red.Es interesante observar en persona a los gueyes que te hacen cagarte de la risa tu solita frente al monitor y que por eso se te queden viendo feo si estás en un lugar público como la oficina o la escuela

El desarrollo y uso de Internet en los Estados Unidos Mexicanos, está de la chingada. No hace falta explicar los motivos, pues en este momento, todos los conocemos.

Aunque hay algunos sectores del gobierno, que medio están empezando a reaccionar, como es el caso de Conacyt y una pequeña fracción de la SEP, y ni que decir de algunos proveedores de Internet, sin olvidar, por supuesto a la iniciativa privada. Y si no me creen, a las pruebas me remito.

Sin olvidar las conferencias, en las que incluso las posturas más opuestas pueden ponerse en la misma mesa de la manera más pacifica e interactiva. Se que no se puede confiar en mis palabras así que, si, denle click aquí abajito.

Los que nos desarrollamos en internet, definitivamente somos una raza diferente, cabe señalar, que ni mejor ni peor que la que está lejos de la red de redes. La diferencia radica en la cantidad de información que tendemos a consumir y la forma en que lo hacemos.

Este tipo de encuentros, definitivamente favorecen el encuentro entre bandos completamente opuestos, nos permiten interactuar con gente que de otra manera, sería imposible.

En escala del uno al diez, mi calificación sería un ocho. Como en todo evento hubo errores garrafales, sobretodo al elegir a los ponentes de algunas conferencias, como en la del Dj, que francamente fue terrible. Sin olvidar otros detalles mínimos que de mejorar en la próxima edición de Campus Party México, harían una gran diferencia, pues un geek contento, es un geek productivo.

Por otro lado, me di cuenta que no estoy tan enferma ni soy tan diferente a la gente “común” como pensaba. La diferencia real, es que a los que estuvimos ahí, nos gusta usar más una computadora para hacer las cosas, en lugar de estar esperando a que los demás lo hagan, en formas tradicionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *