Las mujeres de mi vida



P1090264, originalmente cargada por minervaoatenea.

Como todo ser humano, muchas son las mujeres que han intervenido, para bien o para mal, en mi corta vida.

La primera, no es mi favorita, aunque si, he de agradecer por traerme a este extraño lugar al que llamo mundo. Es el ser más contradictorio que he conocido. Sus esfuerzos por ganarse mi cariño desde la cuna, han sido en vano. Pues cree que soy un juguete o una mascota a la que se le puede quitar las pilas, y hacerle repetir como merolico, lo que ella cree que es correcto.

La segunda, mi abuela, el ser que llegó para compensar las deficiencias de mi existencia. . Es idéntica a Sara García, nada más que sin pistolas. La adoro por ser quién es, y le vale madres herir egos, con sus palabras. Ha sido el motor y el más grande soporte de mis sueños, aunque, tenga que ocultárselos, no le vaya a dar un infarto.

La tercera, no es humana, pero debería. Jazmin, mi bola de pelos felina, tiene la entereza para pelear por lo que quiere, le vale madres la opinión de los demás, es quién es quién. Y punto, no tiene la menor necesidad de mendigar cariño, pues ella sola se basta. Por algo es mi bebota.

Luego siguen mis amigas base. Tres locas que me han acompañado en los últimos años. En los triunfos y en las caídas, aunque nos distanciemos, sé que siempre están ahí si las necesito.

Una más de las mujeres de mi vida, es Lu, un ser llego de magia oculta, aunque lo niegue, que ha sido la llave hacía un mundo de posibilidades que mi imaginación, simplemente no alcanzó siquiera a bosquejar.

Pensar en todas ellas, me hace recordar, lo hermoso que es ser mujer. Las luchas personales que todas llevamos a cuestas, incluso contra otras mujeres, que bien, a pesar de ser congéneres, me hacen pensar que se odian a si mismas y por ello, buscan a quién humillar para sentirse “alguien”.

Otro es el caso de las mujeres, que no pueden defenderse, porque no saben como hacerlo. Soportando los gritos, malostratos, golpes, humillaciones de las matriarcas, o de los hombres, que las lastiman, que nos lastiman, pensando que así, su cromosoma Y, pesará más que nuestras dos X.

Hoy, yo no tengo nada que celebrar, al recordar a mis hermanas muertas en Juárez. Por las africanas multiladas, por las indígenas mutiladas y vejadas. Por las que trabajan igual y ganan menos que alguien con pene. Por las que no tienen sueños, porque no pueden, siquiera imaginar otra realidad…

3 pensamientos en “Las mujeres de mi vida”

  1. Las mujeres representan tanto en mi vida: madre, amigas, confidentes, dadoras de cariño y placer, fuente de inteligencia y voluntad y con una fuerza que ningún hombre tiene. Todos los días son de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *