Sueños

P1110538, originalmente cargada por minervaoatenea.

Si, no voy a negarlo es muy bonito soñar. Despertar por la mañana y recordar, con una sonrisa, eso que tú, y mi tío Morfeo saben.

En los últimos meses, he vuelto a recordar mis sueños después de levantarme – a chingadazos- de la cama. Hace, como dos años, que no me pasaba eso.

Hay gente y lugares, que aún no conozco,. Y digo aún, porque, suele pasar, que, años antes de que me presenten a tal persona, ya ha estado conmigo, al menos en el mundo onírico. ¿Así o más raro?

Pero los sueños, también son pesadillas, y mi mente, tiene la mala costumbre de recordarlas a detalle. Pero no fuera David Vendetta, porque ese siempre se le olvida.

Una de mis pesadillas favoritas, es perder un vuelo. Digo, nunca me ha pasado, y espero, nunca me ocurra. En esta pesadilla, hay un hombre que no tengo ni la más remota idea de quién sea, que me persigue, primero por todo México, luego no se por qué, acabamos en el aeropuerto de Bélgica, dónde logra atraparme porque, justamente perdí un vuelo, y pregunta por un bebé, no sé de quién…

En el viaje de ida a Monterrey, como no dormí en unas 36 horas a propósito, me distraje viendo la ventana y esta escena, tal cual, es la que he visto muchas veces, en mi pesadilla favorita.

Diría que me dio pánico, pero la neta no, solamente, fue un encuentro parcial con el Destino. Otro de mis cuates al qué le encanta jugar conmigo.

Hace casi 10 años, soñaba con salirme con la mía, ahora, ya que lo hice… no sé bien a bien que sigue. Lo único que sé realmente, es que esto se está poniendo muy divertido, el único problema, es no pasar el tiempo que debería con mi tío Morfeo, a ver si no se enoja y me deja de visitar por las noches

Un pensamiento en “Sueños”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *