Día Mundial de Internet 2010 Vol. 2

Mis queridos y bienamados lectores. Ya lo he dicho antes, pero Internet, por lo menos en mi caso, ha sido la mejor forma, que he tenido para alcanzar mis sueños, y por puesto, mis objetivos profesionales.

Aún me cuesta trabajo entender, la forma en la qué se han movido las cosas, como para qué yo pueda decir. Si, Internet es la solución a muchos de los problemas que tenemos en este país.

¿Cómo es que una PC de escritorio o una laptop con conexión a Internet, pueden ayudarte a hacer realidad tus objetivos, ya no de negocio, si no de vida?

Primero, te vas ahorrar una buena lana, porque la información que necesitas, y los medios para contactar a la gente, indicada, están aquí, en la red.

Si necesitas un experto, alguien que te ayude, tutoriales  etc. También la red de redes, es decir Internet, está para ayudarte.

Eso sin olvidar las carreras, que se pueden cursar de manera on line, para de una vez puedas hacer lo que tu quieras.

Y si, también hay que pagar impuestos, de entrada, mis queridos niños, ¿Cuántos de ustedes, sabían que a partir del año entrante las facturas por más de 2 000 pesos, deberán ser electrónicas? Bueno, pues no es que los quiera asustar, pero así va estar el bisné.

Pero, no solo están estas opciones. Si tu, con tus cuates quieres poner un changarro -una mipyme- tienen que pensar en un plan de negocios bien estructurado,  y también la forma en qué se darán a conocer. Tal vez no les alcance para pagar una campaña en radio, televisión y/o impresos,  pero si, para una campaña en facebook, para crear un profile en twitter seguro que si, y tal vez para una página.

Además, no se trata solo de crear esos espacios en la red, si no aprender a mantenerlos de una manera eficiente, para ti, como dueño, para tus inversionistas y por supuesto, para el cliente.

¿Y si no tienes la lanada para tu proyecto? Pues, déjame informarte, que tanto como la Secretaría de Economía, como Conacyt y algunos bancos, tienen programas para apoyarte. Si, y solo sí, te acercas a ellos para conocerlos. Y si no te puedes desplazar hasta dónde están físicamente, puedes entrar en contacto con ellos, vía on line.

Ahora bien, en México, somos poco más de 30 millones de internautas.  Si, es poco, y deberíamos ser más, me queda claro.   Y no lo somos,  por tres cosas que hasta coraje dan: Ignorancia, falta de recursos económicos,  y por desinterés, del gobierno y de la sociedad en general.

Imaginemos, una familia que vive en Zacatecas, y que quisiera estar más en contacto con el jefe de familia que está en Estados Unidos.  El señor gasta, digamos unos 60 dólares al mes, en hablar con ellos. Si ese señor, supiera usar skype, se estaría ahorrando una buena lana, para regresar a su país, y poner un negocio.  Además de que no solo escucha a sus hijos, si no que, puede verlos gracias a la función de videoconferencia.

Si ese señor, supiera que existen herramientas como wikipedia, periodicos on line, manuales, tutoriales, apoyos económicos de Sagarpa,  y otras mil y un monerías, tal vez no se habría ido de su patria. Pero no lo supo, porque no tiene una computadora, porque no sabe usarla, y porque no entiende que es Internet.

Imaginemos, ahora, a una chavita de 16 años en el DF, está en la prepa, y está embarazada. Su familia es de escasos recursos, y, su acceso a Internet, ha sido para copiar y pegar cosas de wikipedia para hacer sus tareas. Tiene miedo de decirle a alguien, se casa con el guey. Y adiós oportunidades de crecimiento escolar y profesional.

Si esa chava,  tuviera una netbook, con acceso a Internet, igual y podría continuar sus estudios en modalidad on line, sabría que existen centros como los Cendis, en dónde puede dejar al bodoque, mientras se va a trabajar. Pero nel, vive con el baboso de su marido, que la neta, no ve más allá de sus narices, y apenas va sacando para que coman, medio vistan, y para pagar la renta.  Y como no tiene la información correcta, ni la va a tener, porque diez pesos, que es más o menos lo que cuesta la hora en un cyber café, es lo que cuesta casi un kilo de tortillas. O lo que es lo mismo, o comen o entran a Internet.

Ahora, pensemos en una pareja de 70 años, ni sus hijos, ni sus nietos los pelan. Sus amigos, bueno, ya no están para salir, menos para parrandear, o ya no están en este mundo.  La soledad, y las enfermedades, muy probablemente sean el pan de cada día. El señor siempre tuvo gusto por la fotografía, uno de sus hijos, le compró una cámara digital, pero,  nunca le enseñó a usarla, y menos esa cosa que le dicen laptop.

Sus días pasan entre la monotonía y el recuerdo de los buenos tiempos.  Ese señor, seguramente tiene historias, que de compartirse en un blog, enriquecerían sobremanera las vidas de una que otra escuincla, como yo, que  pasan buena parte de su tiempo, en la red.  Sus experiencias laborales y su trato con la gente con la que una vez compartió su vida en el trabajo, pueden servirle a alguién, que en este momento, tiene un problema similar.

Ya sabemos, que le gusta la fotografía, ¿Qué tal si tuviera una cuenta pro en Flickr? Además de presumir sus fotos, podría conocer gente con sus mismos intereses, que tiene ganas de compartir su tiempo con él.  Pero eso no va ocurrir, porque nadie le ha enseñado a usar ese aparato del demonio. Si el pudiera y entendiera para que sirve la red, la soledad no sería un problema, y las diferentes entidades de salud, se ahorrarían una lana, porque la pareja no tendría que consumir antidepresivos, para sobrellevar el día a día.

Tal vez, los ejemplos que puse arriba son muy burdos, y apelan al sentimiento de culpa. ¿Pero saben qué?   Son reales. En mi propia familia he visto todo esto. Me duele saber qué podría cambiar sus circunstancias de vida, si  ellos tuvieran herramientas y ganas de aprender a usarlas.

Hay mucha gente en las universidades,  en carreras como ciencias de la comunicación y mercadotecnia, que no tienen, ni la más remota idea de cómo administrar y /o crear un blog. Osea que a partir de eso, sus oportunidades de acceso al mundo laboral, están más limitadas de lo que de por si significa, ser recién egresado de una carrera de alta demanda.

Podría seguir quejándome amargamente. Pero,  mejor hablemos de otras cosas.

Durante la celebración del Día Mundial de Internet en México, organizada por la AMIPCI, hubo una serie de conferencias y talleres que de verdad, me dejaron en la baba, y que de llegar a más gente, por cualquier medio, me cae, que podríamos cambiar el rumbo de este país al que al menos yo, llamo orgullosamente hogar.   Una de ellas, fue la de Ramón Toledo, Director de Buscacorp, en la que contó desde su propia experiencia, cómo empezar, un Start Up.

Si, me fui a Monterrey, a ver cómo se desarrollaban todas las celebraciones del Día de Internet. La neta, aún sigo en shock después de saber cuántas herramientas hay para garantizar el éxito de una MiPyme de manera en on line. No solo herramientas para hacer una campaña exitosa, para levantar un producto nel,  los recursos legales, la adopción del comercio electrónico, como medio de pago, facturación electrónica y que no es tan difícil entrarle como creía, cómo acercarse al gobierno para pedir un crédito sin morir en el intento. Y los intentos que hay desde el sector gobierno, para hacer de una buena vez, una agenda digital.

Después de ver de cerca todo esto, no puedo más que quitarme el sombrero, ante la gente de AMIPCI, por haber logrado reunir a tantos y diversos ponentes, para las conferencias, sin contar las otras actividades hubo, organizadas por el gobierno de Nuevo León.

Muy probablemente, mis queridos niños,  está Asociación, no sea santo de su devoción, pero, quiero ver que ustedes, bola de ojetes, se organicen y creen foros para acercar a la gente común y corriente a las Tecnologías de la Información, que se acerquen al gobierno, y le digan, a ver guey, vamos a trabajar juntos para impulsar tal o cual cosa.   Que agarren a la iniciativa privada en internet,  les quiten las playeras de sus respectivas compañías, y las hagan trabajar por un objetivo común. La neta, hacer eso está cabrón, y miren que yo trabajaba en eventos masivos, iba a conferencias de prensa, escribía notas, guión de tele, entregaba boletos de promociones, tomaba fotos y vídeo evento y manejaba redes sociales, todo al mismo tiempo.

La próxima vez, que alguien les ofrezca ir al Día de Internet, por favor, tomen la invitación, igual y no se divierten igual que si estuvieran en una fiesta con Green Velvet, pero si van aprender, y después de procesar esa información, vayan con sus cuates y enseñeles lo que aprendieron.

Me gustaría ser más explicita en todas y cada una delas conferencias que vi, pero la neta, es demasiada información,  como para un post. Mejor entren a www.amipci.org.mx para ver un poquito de lo que pasó allá.  Pueden ir en paz, el post, ha terminado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *