2012

Mucho se ha dicho de este año, y no solo durante este siglo. Qué si el mundo se va a acabar. Qué si el calentamiento global, qué si las elecciones en México, que si el 12 de Diciembre de 2012 los marcianos nos van a venir a matar… En fin, pura cosa bonita, y buenos deseos.

En mi, muy personal punto de vista, pase lo que pase; este es un buen punto de partida para comenzar a vivir lo que realmente queremos. Nada de dejarse influenciar por lo que dicen los demás piensan que es lo correcto.

Ya se que me he desaparecido del mundo de la red, pero es por una buena causa, hay proyectos en los que participo que ya no me dejan tener tiempo libre para venirlos a chorear acerca de la música electrónica en general. Buena o mala ustedes decidirán, cada ser en este mundo elige lo que es bueno o malo. A lo que pertenece y a lo que no.

En este tiempo, que, por problemas técnicos he desaparecido un poco, con tristeza me doy cuenta que la generación que viene ya pisándome los talones, solo piensa en la fiesta, y no se detiene a pensar en lo que hay detrás de cada presentación de un dj internacional, de un disco, una revista, o una publicación babosa en facebook.

Tal vez piensen que me estoy volviendo más fresa de lo que era, o que me fumé uno de esos cigarros verdes, pero no, la verdad es que me puse a recapitular sobre todo lo que me ha enseñado la vida a mis  24 años, y las personas que me puso enfrente el Destino para mostrarme mi camino. Sin olvidar por supuesto, la música que me ha acompañado desde que tengo uso de memoria. Digo de memoria, porque de razón eso si que no.

El síndrome del año nuevo, me hizo recordar todos esos pequeños detalles que me han convertido en la persona que escribe en este blog desde hace más de 7 años. Me he divertido muchísimo  y amenazo con seguir haciéndolo.

2012 a nivel música electrónica, se va a poner sabroso.  Ya hablaré de ello, algunos posts más adelante.  Decidí hacer esta especie de alto en el camino,  antes de proceder a recomendarles fiestas, discos, etc, para dejar en claro algo.

Este blog, a pesar de muchas cosas, sigue siendo la versión personal de alguien que ama con locura y con pasión la música electrónica.  Mi opinión a veces pude ser veraz y objetiva, y otra veces, obedece a lo que dice mi retorcido corazón de grinch siente. Así ha sido desde hace 7 años, y lo seguirá siendo.

2011 fue un año de recuperación de mil cosas, pero sobretodo una, que me hizo entender para que me tienen todavía en este mundo, escribiendo tarugadas como esta.

2012, se lo quiero dedicar a tres personas:

Primero, a quién entendió que tenía que volver a casa y que me aguantó durante casi dos años en su oficina.

Segundo, a quién, a pesar de su dolor ha sacado fuerzas para seguir adelante y aunque no lo crea, también es gracias a ella y a la sonrisa de  su bebé, que recuerdo, por qué es importante hacer lo que, alguien, durante mucho tiempo me enseño a hacer.

Y tercer lugar, a Darth Vader catalán, que a pesar de todo, y aunque ocasionalmente le haga berrinche, y me abrió nuevamente la puerta de mi disfucncional, pero feliz hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *