Archivos de la categoría paul van dyk

Paul van Dyk en México 2012

Afortunadamente, hay djs que no pasan de moda gracias a que han sabido mantener su lugar en el mercado de la música electrónica. Uno de ellos, es alemán y se llama Paul van Dyk.

El vídeo que esta arribita, (y probablemente ignoraron) es el más reciente single de su nuevo álbum Evolution. En él, incluye una vez más al housero indiscutible Austin Leeds.  Su disco, evidentemente le da nombre al tour, tour que llegará a la Ciudad de México el próximo 13 de Junio en Salón José Cuervo.

Boletos en sístema Ticketmaster a la venta a la voz de ya y también en las taquillas del Salón José Cuervo:

General: 440

VIP: 801

Compralos de una vez desde aquí.

¿Firma de discos?  No lo creo, pero enciendan un cirio pascual por si acaso.

Acceso a menores de edad: Tal vez.

Paul van Dyk en México

Señoritos y señoritas, es oficial, Paul van Dyk regresa con todo y tour en Noviembre de este año.

301667_10150367972153738_45025278737_8329817_480517656_n

Para los que no entendieron el tour por México queda así:

24 de Noviembre

Foro English

Cholula Puebla

25 de Noviembre

Teatro Chino, Six Flags México

Ciudad de México

26 de Noviembre

Centro Convex

Monterrey Nuevo León

27 de Nociembre

Misión Dragón

Mexicali Baja California

Y para el resto de Latinoamérica, tranquilos, también hay.

1 de Diciembre Nicaragua
Santo Domingo Managua
Campus de Galería Santo Domingo

2 de Diciembre
Cali Colombia
Centro de Eventos Valle Pacifico

3 de Diciembre
Medellín Colombia
Palacio de Exposiciones.

Conforme me vaya enterando de la información de venta de boletos y todas esas cosas bonitas, las actualizo desde aquí, pero mientras eso ocurre, ahí los dejo con este ya clásico – chale ya estoy ruca-  track de Paul van Dyk y Second Sun.

Berliner Mauer

Mis queridos y bienamados lectores ¿Alguno de ustedes recuerda como era el mundo antes de que tiraran el muro de Berlín? Se los pregunto, porque su servilleta, nació en 1987 y para 1989 estaba yo más entretenida tratando de sacarle la leche a la mamila que viendo la telera.

El único recuerdo que tengo es de mi abuela cambiandole a la tele, porque quería ver su novela, y sinceramente, le valía madres. También recuerdo a mi papá con cara de “me lleva la chingada”, porque mi jefe, en aquel entonces era creyente del socialismo. ¿Será por eso que yo le tengo tiña a esas cosas? Yo creo que si.

Mi libro de Historia de la preparatoria dice:

“Como se recordará en 1949 se habían creado dos Estados alemanes: la República Federal Alemana en el oeste, en lo que habían sido territorios ocupados por Estados Unidos de América, Francia y Gran Bretaña y la República Democrática Alemana en el este, en la zona que había estado bajo el control soviético.

En 1953, obreros de la construcción, el acero y los ferrocarriles, se manifestaron en la reunificación de elecciones democráticas en Alemania del este. El gobierno de Berlín oriental recurrió a la represión, usando tanques soviéticos. Los alambres de púas y la vigilancia desplegada a lo largo del “telón de acero” impedían la emigración de alemanes del este al oeste. No obstante , muchos conseguían traspasarlo, sobre todo a través de Berlín.

Se calcula que entre 1949 y 1961, tres millones de personas cruzaron la frontera. En el verano de 1961, las autoridades del Pacto de Varsobia levantaron un muro divisionario en Berlín para impedir la huída. En los años posteriores, la Alemania oriental fue arrastrada por la crisis económica que padecía todo el bloque comunista y la emigración prosiguió.

Esta situación se exacerbó en los años ochenta hasta que, en 1989 , el régimen dictatorial comunista de Erich Honecker cayó, tras las enormes demostraciones populares de descontento por la represión y la falta de democracia y libertad. Las multitudes se lanzaron entonces a la destrucción del Muro, símolo de la Guerra fría el autoritarismo, el aislamiento y la asfixia comunista. Con la caída del Muro de Berlín la RDA se afilió a la Contitución política de la RFA.

Por esta razón se discute si el término reunificación alemana es el más adecuado. En 1990, 80 millones de alemanes quedaron integrados en un solo Estado democrático y federal, el más poblado de Europa después Rusia….” *

Osea, pa que me entiendan, Alemania, cuando se construyó el muro de Berlín, se veía más o menos así:

Ojalá que ese muro pudiera hablarnos, contarnos como se sentían aquellos que fueron separados… Osea yo me alejo de mis amigas más de un mes y parezco María Magdalena. Supongo yo, que en aquel entonces, y digo supongo por qué, para que les miento, no me consta. Cada bando tenía la esperanza de que el otro lado fuera mejor…

En 1989 además de que tiraron el muro… un tal Mathias Paul, cruzó los restos del muro, con sus discos, y un montón de sueños.

Ese guey, comenzó su carrera como Dj en el Club Turbine en 1991, y como lo dijo en alguna entrevista, el dj en ese entonces era el “rarito” que ponía discos y hacía féliz a la gente, claro sin ninguna clase.

Para 1993 su primer disco 45 RPM, pero el Sven Ways fue el que lo pusó verdaderamente en todas los dancefloors del mundo. Si todavía no se han dado cuenta de quién hablo, pos les digo, este tal Matias es Paul van Dyk. Me atrevería a decir, el dj alemán más famoso de toda la trinche historia de la música electrónica.

De no haber caído el muro, muy probablemente, nos habrían privado de Tell Me Why, Seven Ways, Another Way, Time our Lifes, y por supuesto: For An Angel.

Y precisamente por esto, Paul van Dyk regresó ayer, 11 de Noviembre de 2009, para conmemorar el vigésimo aniversario de la caída de el primer muro de la vergüenza de la historia. Además, este muchacho no fue solo. Se hizo acompañar de Johnny McDaid, músico, productor y letrista (o como se les llame) proveniente del Norte de Irlanda, para cantarle, literalmente, al mundo: We are one.

Hablando desde el punto de vista de la música electrónica , que según yo es mi fuerte, si el muro de Berlín no hubiera caído, primero que nada, nos habríamos quedado sin Loveparade.

Sin olvidar unos cuantos cientos de djs y disqueras, que simplemente no habrían existido, luego entonces, la riqueza de la música definitivamente no sería lo que es ahora. Independientemente de lo que la caída del muro haya significado económica y políticamente hablando. También fue un parteagüas generacional para los jóvenes de esa época. Algo así como es para la generación de los 90’s el atentado contra las torres gemelas.

Y yo, estoy hablando de todo esto, na’más porque me gustó la rola de Paul van Dyk y tenía que compartirla con ustedes.

Chisme: Vía You Tube
*Mi libro de historia de la prepa es:
Historia Universal de Marialba Pastor
Editorial Santillana Tercera Reimpresion
de Junio de 2003 con 304 páginas
La foto del Loveparede salió de ElEspectador.com
Y el choro mareador, es cortesía de mi mis.ma

Home Paul van Dyk

A pesar de que estoy en mi etapa “me gusta más el house y además el trance ya me aburrió” Como ya dije soy FAN, así con mayúsculas, de Paul van Dyk, me vale madres cualquier tipo de opinión que cualquiera pueda tener en su contra, neta, con él y con Darren Hayes no se metan en mi presencia porque van a salir con un par de chingadazos en el cuerpo o con una gran cicatriz en la jeta.

¿Se acuerdan del Best of del que les platiqué más o menos hace dos meses? A pos, resulta que ya hay un segundo sencillo, que por supuesto a todos los que vivimos -concientemente- el final de los 90’s nos va a recordar algo… exactamente no sé qué, pero hay algo en sus pequeños corazoncitos que juro se va mover, aunque sea tantito.

Es como dar un pequeño viaje por el pasado, en el que las cosas al menos en apariencia eran más sencillas, cuando el mundo parecía no estar, tan de la chingada como ahora. Como si todavía quedará alguna esperanza en este mundo, de volver a casa, de volver a las raices de lo que somos, cualquiera que estas sean.

Como cuando regresas a tu casa, a tu viejo cuarto, donde las paredes todavía estaban cubiertas de las cosas que más te importaban en la vida, y no de la ultima tendencia europea en decoración… Ya, ya, ya, mejor me dejo de mamadas, y procede, querido y bienamado lector, a darle play al botoncito de aquí abajo.

¡Ah por cierto! Dicen los que saben que Paul viene a México en Noviembre, pero esta vez me invade una profunda hueva de contarles el cómo, el por qué y el dónde, simplemente porque soy alergica a las abejas. Así que mejor vayan a preguntarle al seño ticketmaster sobre la próxima visita de Paul.

Sin Nombre 3

Mi sueño frustrado más grande, es no haber nacido en el momento preciso para haber sido parte de los proyectos que más amo. Bueno, bueno, no es que en este preciso y cochino instante no sea feliz con lo que tengo. Pero me habría gustado vivir más cosas.

Y bendita sea la tecnología, hoy les presento la tercera patoedición de el Sin nombre. Ya sé, a estas alturas ya debería puesto nombre a este cabrón, pero, simplemente mis dos neuronas motoras están bien pinches cansadas. Eso de levantarse todos los días a las seis de la madrugada, arruina bien cabrón mi creatividad.

Ahí les dejo el player, por si les da mucha hueva pasar a podomatic.

También les manejo lo que viene siendo el feed rss, na más puchenle aquí mero…

For an Angel 2009 Paul van Dyk

Para nadie es un secreto, que soy, una hija del mainstream. Y ¿adivinen que? ME VALE MADRES, si, me gusta Tiësto, David Guetta, Bob Sinclair, Antoine Clamaran, y un largo etcetera. Pero también tengo otros, que bueno, compensan un poco la balanza.

Según yo, todos los que ahora mismo tenemos un poco más de 20 años, conocimos la música electrónica por Paul van Dyk, así de simple, si hace 5 o 10 años me hubieran preguntado qué es música electrónica, sin chistar, yo habría contestado que Paul van Dyk, y si me hubieran preguntado a qué sonaba, yo habría dicho que For an Angel…

Por mis parientes del Olimpo, les juro que se me echina la piel solamente de solo recordar esa etapa de mi vida.

De hecho para mi For an Angel, fue un antes y un después. Pues cuando la conocí, mi mejor amiga vivía en Saltillo, yo acaba de pasar, podría decirse que la etapa más dolorosa de mi vida, y apenas estaba recuperandome. Fue entonces cuando conocí la radio, cuando conocí realmente a quienes serían a los que aún ahora llamo amigos. Fue en ese momento en que comenzaron los verdaderos sueños, las metas que parecían inalcanzables… fue el momento también, en qué deje de oír música, y comence a escucharla.

Y que queriendo y no, eso ha cambiado mi vida, de forma permantente hasta convertirse en lo que es ahora.

Gracias a esa rola, como les dije, descubrí al amor de mi vida, osea la música electrónica y también a mis mejores amigos. Y ahora, esa rola esta cumpliendo diez años. Aparte de que eso me hace sentir, infinitamente vieja. También me recuerda que lo que para mi ahora es viejo, para alguien más joven que yo, muy probablemente ahora, en una nueva versión, con un nuevo vídeo, tal vez le cambie la vida a alguien, igual que a mi….

Y sigo sintiendo que hace muy poco era 2001 y yo estaba saliendo de la secundaria para llegar a casa y prender el radio… bueno ya, el punto es que hay un nuevo vídeo de Paul van Dyk y es For An Angel 2009, si no se te revuelve algo en el corazón al escucharla, no eres humano.

Días en los que quieres…

Matar a alguien o mejor aún a muchos alguienes. Es interesante ver como todos tus planes se vienen abajo por una reverenda pendejada y aunado a la depresión que conlleva el ver como esos sueños que durante un muy buen rato. Lo que realmente me pesa en este momento es no haber tocado a Paul van Dyk, lo que más me duele es que pese a mis intentos, todo me sale mal. Me desespero, y quisiera rasgarme las vestidura, pero no, mantén la sonrisa y contesta a todo amablemente aunque tengas unas ansias locas de matarlos.

Días de estos solo se los recetaría a mis peores enemigos. Aunque, por otro lado siguiendo mi enferma creencia en el prepago de la vida osea, que todo lo pagas por adelantado. Quiero creer que me espera una de esas cosas muy cabronas. En fin solo me falta encontrar mi another way, tal como hace mucho lo hizo PVD. Una de esas rolas que me recuerda cuando era feliz y me hace un nudo en la garganta, pero, que en momentos como estos, aliviana un poco.

Cada vez falta menos

Contra todos mis pronosticos, esta semana no ha estado pesada. Y me estoy tragando las uñas hasta de los pies porque faltan solo dos días para la firma de autografos de Paul van Dyk y el mini show case de cierta estación de la Ciudad de México a la que no pretendo hacerle publicidad. Parece ser que alguien escucho nuestras suplicas y no nos van a ensartar (bueno, como nosotras quisieramos) a Paul van Dyk solamente, si no tambien a Tiësto con menos de 24 horas de diferencia.

Para cualquier FAN, así con mayúsculas, como nosotras es el sueño hecho realidad, tras una larga, larga, pero bien larga espera.

Nada más de acordarme de tanta pendejada que ha pasado en estos siete años de espera, de sueños. De que cada que venía herr Paul van Dyk estabamos lloriqueando, pegadas al radio para que de menos alguien nos contará como era.

Ahora que, semos niñas grandes, las cosas medianamente han cambiado, ahora estamos más enfermas que antes. Espero con ansias que los días transcurran ya, y que nada interfiera con EL sueño.