Archivos de la categoría rutina

Un poco más

Parece, por fin que al dedo divino se le dio la gana de darme una tregua, y lo que yo creí perdido de repente regresa, pero se sopetón y ni tengo tiempo de dormir. Nos veremos luego, en cuanto me entreguen el ordenador que esta malito.

Sexo, Ciudades y un profundo vacìo

Sigo estando en un tremendo trauma, y en función de que este es mi año de prepago, hace un rato estaba con mis amigas, de hecho sigo estando con mis amigas, y en medio de esta especie de reunión de solteras de menos de veinte, he estado pensando, en como alguien se ha pirateado mi vida incluso antes de que ocurra ¿Cómo demonios es que hay una vida que ni siquiera he tenido la oportunidad de vivir?

Hay días cómo hoy, que no dejo de pensar en que habría pasado si hubiera nacido en otra parte. Aún no hay ninguna cosa de la que me arrepienta, sobre todo desde que tengo amigas, y de repente, recuerdo que no estoy sola, aunque los pinches pedos existenciales de repente se me olvida que estar cerca con mis amigas, vale la pena todo este maldito año de prepago. Cuando todo falla, cuando ni de la escuela me pueden o quieren correrme, cuando no llego a las últimas funciones del año. Cuándo mi vida, parece que se esta callendo a pedazos, pero solo es una prueba, para saber que merezco lo que creo que me espera.

Gracias, Angie. Gracias Sandra, por existir y recordarme que la vida de este lado, no es tan mala… jajajaja, es en serio.

¿Qué pasa?

Sí, que demonios pasa con el mundo. Esta bien, con mi mundo, de repente mis mejores amigas acaban en una fiesta de dos varos, después de una fiesta entre alemanes en dónde casi no las pelaron, con que prim@ acaba en un burdel por equivocación que no sabe como quitarse a… de encima, en que yo no encuentro a mis cuates por ningún lado y que el estrés está cabrón por que estamos a dos días de presentar na obra en la escuela de la que ya hablé.

¿Qué demonios pasa?

Sé que es una mala racha a la que tendré que acostumbrarme por lo menos de un año entero. Pero ya quiero terminar esta factura por adelantado para dedicarme sin broncas a lo que quiero hacer con mi vida.

No sé que estoy diciendo, no sé por qué lo estoy escribiendo ahora.

Por ahora solo quisiera descansar pero al rato tengo que ir a la escuela. Malditos ciclos, por favor ya terminen de abrirse y de cerrarse de esta forma que me está volviendo loca.

Toda una odisea

Han sido estas ultimas semanitas. Entre que estoy cansada y medio muerta no he tenido tiempo de digerir las cosas. Comencemos con el rumor del cierre del Sheraton María Isabel. Se que atenta contra la soberanía y demás pero la neta, si hay un tipo de nacionalidad que medio detesto es la cubana. Demasiada exposición a la revolución cubana en mi infancia terminó por hacerme odiarlos.

Además, tienen un Starbuks maravilloso sin contar la cantidad de europeos que pululan por las instalaciones y los alrededores. Es más que un hecho que no lo van a cerrar pero fue horrible despertar con esa noticia. Por otro lado no les tengo ningún cariño a los gringos, ni los quiero defender. Aclarado el punto. Pasemos a otra cosa.

Tengo muchas cosas que leer, pero no tengo ganas, quisiera largarme como antes por toda la ciudad sin tener ninguna atadura, pero, siempre hay un maldito pero. Hay mucha gente a la que extraño. La confianza que le perdí a los hombres… el último bastión, mi último amigo me salió con una reverenda estupidez. En fin, se que voy a acabar con mis amigas igual que en Sex and the City.

Ni hablar así es esto.

Necesito música urgentemente. Y unas vacaciones. Pero esto apenas comienza ¿No es verdad?

One more time

Esta semana me la he pasado durmiendo como marmota y aun así estoy cansada. No sé que me pasa y no tengo la menor gana de visitar al matasanos para saberlo. En fin, semana de exámenes y calificaciones… tal vez eso se la causa

En fin quisiera tener que contar, pero no sería más que un cuento… así que por ahora este blog estará en stand by al menos una semana. O hasta que se me ocurra algo.

Saludos desde el dilema de mi vida

Una nueva semana

Y comienza una nueva locura, pues tengo que entregar un EEEEEEEENORME trabajo de francés del que me enteré el viernes, pero no podía sacrificar mi maravillosa flojera de fin de semana que tanto me hacía falta después de una semanita de perros. Entre que un amigo me dejó plantada para un trabajo que tenía que entregar 12 horas después, entre la presión de la escuela y las materias, la nueva temporada de mi grupo de teatro, y la soledad a la que por un rato quería abandonar… exploté en un café de la Condesa a moco tendido con mis amigas. La abuela, el abuelo, todo estaba dentro de mí, cual olla expres, esperando un momento para reventar.

Sin contar que los malditos reyes magos ni Santa me trajeron mi esperado equipo para Dj. he estado pensando en ponerme a trabajar porque no es solo que lo quiera. Lo necesito. Ya no puedo ser solo una clubber necesito crear mi música y mis propios ambientes. Me hierve la sangre de solo pensar cada noche de lo que podría hacer con las tornamesas. Quiero pensar que esto es temporal, y que solo estoy pagando la factura por adelantado. Una factura bastante alta.

Gracias a Linda, por las fotos y los vídeos en el mail, que me subieron el ánimo, y a Kaeri, que si bien anda malito, sus palabras respecto a lo de la abuela y sobre todo mi tarea, me han hecho volver a ser la malvada y común yo de todos los días. Ahora al mundo real que no me gusta mucho que digamos y a seguir pagando por adelantado.

Pero antes

“Los congregados se alborotaron de inmediato se alborotaron de inmediato, pero yo insistí en que estaba absolutamente agotado. Debía orar y descansar largamente. Ellos tenían que buscar mi baúl en el carruaje y traerlo a una habitación decente donde pudiera dormir. Pero iba a llegar un mensaje para mi del obispo de Varna, y para ello, y únicamente para ello, podían despertarme.

-Diganle al mensajero cuando llegue que el vampiro ha muerto, y entonces denle comida y bebida y hagan que me espere -le dije.”

Anne Rice
Entrevista con el vampiro.
Qué tengan una mejor semana que la mía.

P.D. Necesito una fiesta urgentemente. Pero no puedo ir!!!

En otras noticias

Tengo una gripe del demonio combinado con un mucho de entre tristeza, me siento defraudada. Ya qué, el mundo no ha sido chido en este 2006 pero ni hablar, por cierto la abuela ya esta en casa y mucho mejor, luego les cuento porque es temporada alta de exámenes y ya no quiero más malditas sorpresitas. Saludos desde el enfermo dilema

Novedades

Las novedades son que mi abuela ya está por regresar a casa, y que troné cuatro materias… así es la vida y la ley del Karma. Gracias por el apoyo.

Pasando a otros temas me urge una visita por la ciudad necesito relajarme y ponerme a escribir en serio, estoy por entrar a un concurso de cuentos y aunque tengo varias propuestas necesito algo fresco. Pero si alguien tiene una idea…. por favor dejela que me cae que se los agradeceré.

La ofrenda

Hace mucho que no posteo, lo sé, pero la escuela no me ha permitido mucho tiempo libre que digamos, y este puente lo he utilizado para uno de mis placeres no productivos, dormir como marmota. Y ahora, me propongo contarles, aunque a muchos no les importe, porque demonios no he atendido mis deberes como blogger.

De entrada, me inscribí a teatro, con la inocente (sic) ilusión de pasar una materia más, pero en cuanto el maestro dijo que si necesitaba actores o gente para que estuviera de metiche en la cabina cada vez que presenten la obra, de inmediato me ofrecí, hasta este momento no me di cuenta que mi pasión por ser Dj me había de salir y de inmediato me ofrecí.

Para nadie es un secreto que quiero ser Dj con toda mi alma. Así que habría de ser de alguna manera, este mi primer foro. Según cálculos de mi muy mala apreciación caben cerca de mil personas a reventar. Con la ilusión de verlo en lleno total, sin más, me deje introducir a este mundo. Pero, yo no contaba con las cosas de la vida… en primera, porque murió mi abuelo hace poco, lo cual significó desaparecer un tiempo de la escuela. Después vino Dj’s world y todo lo que conlleva,, la fiesta, y después de la fiesta, tuve a mal, estresarme demasiado pensando en la escuela, mis vicios, y demás madres que ustedes bien conocen y justo el día que tenía que presentar propuestas definitivas para efectos, musicalización de la obra, entre otros, desperté muy adolorida, pero no le hice mucho caso, pero al momento de levantarme o mejor dicho de intentarlo, no me podía mover, así permanecí un par de horas, hasta que ya no pude más y pesé al dolor –con el que ya me acostumbre a vivir pero no a ese grado-, me arrastre literalmente hasta la casa de la abuela, para que mi papá dijera… “Nel deja de fingir y vete a la escuela” Juro que lo intenté, pero no me podía ni vestir sola, bañarme, ni pensarlo.

Así que mi tía, me llevó con un fisioterapeuta, y tras un masaje, y una inyección “collarín por una semana y hoy ni se aparezca en la escuela”. Solo podía pensar… ¡Meeeee llevaaaaa!

Ni modo en casa, y por lo que me lleva más, es que el Domingo Dj Tiësto, si, ese que hizo de las suyas en el Root’s y del Root’s ya tienen noticias de la noche ma-ra-vi-llo-sa, Pues en una fiesta llamada Nescafest festeje por adelantado mis 18 veranos, sin chubasco, pero bueno.

Pero, al llegar a la escuela, me llevé la sorpresa de que, no solo ninguna de mis propuestas anteriores, después del ensayo general, al que por obvias razones no fui, se había quedado y que además había una completa aficionada atendiendo el audio. Mmmm, (agregué usted su grosería favorita) pero yo seguía ahí, y algo tenía que hacer, así que me mandaron a iluminación, la consola de. Bueno, no me podía quejar, seguía en la cabina, junto con lo que más me gustaba. No me costó gran trabajo acoplarme a la consola, y bautizarla con el nombre de Sabina, pues por experiencia propia máquina que manejo, que no tiene nombre, nomás no me funciona y se la pasa haciendo berrinche. El problema en serio, era mi compañera de cabina, cuyo nombre no pienso rebelar, que además de ponerme jeta cuando llegué, no me dejaba ayudarle con el equipo, la ecualización es una de las pocas cosas que me salen bien., y adivinen qué… ni siquiera me dejó tocarlo… OK. Así son los aficionados, así es la gente que no sabe para que son las cosas, y que no quiere que alguien les indiqué como funcionan para que les salga mejor su trabajo… en fin, el coraje me corroía, pero, Sabina y yo, nos concentrábamos en lo nuestro, que en el ensayo del lunes no nos fue tan mal. La bronca vino el día del estreno; miércoles a las 12:00 PM.

Cuando mi compañera, no solo no me dejó ecualizar el equipo, sino que se equivocó garrafalmente varias veces cuando yo estaba que me llevaba el diablo, porque me quité el collarín para ver y moverme mejor y por tanto me estaba matando el cuello… Y además, la única rola que se quedó y eso para agradecimientos, la mandó a la fregada, argumentando que la otra estaba más alegre… ¡Alegre! De acuerdo, de acuerdo, la obra es una comedia, pero eso si era darme un golpe bajo.

Sin contar que en el ensayo dijo “Pues ninguna de las canciones que trajiste le gusto al maestro” Una cosa es que mis propuestas sean rechazadas directamente con el mandamas y me expliquen por qué, y como quedarían que alguien, que no ha pasado los últimos cinco años de su vida aprendiendo de música, de cómo funciona tal o cual canción, la velocidad de cada rola, y la historia que hay detrás de ella, en tu vida, y en la del autor te diga simplemente “No sirven y no le gustan a nadie” A cualquiera prende… especialmente cuando lo dijiste que esa es TU propuesta. Y que onda con tu vida, en plan de presentación amistosa.

No sé que pasaba.

Pero, lo peor vino al terminar el estreno. Porque, me defendí con las luces, digo, me equivoque, pero intenté remediarlo de inmediato.

Bajé de la cabina, y me senté en una butaca frente al escenario, y viendo la escenografía con la foto de mi abuelo, y juntando lo que me acababa de pasar hacía unos minutos, que no había dormido en toda la noche leyendo, pensando y recordando grandes momentos de felicidad, estudiando para un examen al que no llegué… No pude evitar ponerme a llorar. Sobre todo por la actitud de mi compañera de Staff, porque, aunque me presenté como Dj súper amater, ni siquiera me dejó acercarme al equipo. A cualquiera a quien no le dejen acercársele a aquello a lo que ha de dedicar su vida entera, le duele. Y además, que se equivoque y que le hagan las cosas, todavía duele más.

Y mientras lloraba como Magdalena, por todo y sobre todo por nada.

Talía, nuestra protagonista me intentó consolar por medio de Dios, pero, el y yo, tenemos serios problemas y nos hemos de dejar de hablar desde hace muy buen rato, el me odia yo lo odio, el intenta inferir en lo que quiero de mi vida, pero casi siempre le gano. Casi… Me levanté un poco el ánimo pensando en la ley del Karma (que después como siempre se haría valida) y que el Show tiene que continuar.

En el intervalo de comienzo entre la segunda presentación, me dediqué a pensar y recordar otra vez, los momentos importantes, los que han marcado mi vida, y que, me han hecho ser lo que soy, y que me habían llevado hasta ahí. No cabía duda, una batalla a la mitad no dice nada, sobre todo cuando es contra ti misma, contra tu orgullo de especie, contra tu orgullo de vida. Me olvidé un poco del asunto y escuché las opiniones de los demás.

Cuando Víctor, nuestro maestro, estaba al borde del colapso cuando le cambiaron el texto, cuando desde arriba, las risas se oían como si fuesen grabadas, cuando Lupita, se resbaló dos veces, y hasta que vi el video me di cuenta. Cuando La muerte, tenía que ponerse levemente hasta su madre y bailar. Los ensayos, y todo el esfuerzo que hubo semanas atrás para llegar a este día. Bien valió la pena, aunque lo que hice no se notara mucho en un escenario, pero, yo sabía que estaba ahí y que estaba dando lo que mejor podía. Además, como decían los de Fase, “el pasado es recuerdo y no cambia”

Y ahora, lo que tenía que hacer, era ir por una cajetilla de cigarros, ir a hacer mi examen de historia, que pasé con 8 y regresar con Sabina a lo que las dos comenzábamos a hacer bien. El Show tiene que continuar y durante la segunda función me salió mejor, la última en la escuela, pero llego el momento de la venganza… Si, si, me la paso tirando mala leche, pero este es mi foro personal y puedo hacer lo que me venga en gana con él ¿no? En fin , volviendo al tema, después de recibir los aplausos que en realidad eran para los que estaban en escena en la última función, venía la puesta en Ciudad Universitaria el 30 de Octubre, el mismo día del partido Pumas vs. América, que acabó tan mal, que Hugo Sánchez salió como director técnico, pero como el fútbol me importa un reverendo cacahuate quemado, pasemos al punto interesante.

La cita era en el Metro Copílco a las 12:30, lo cual significaba salir de mi casa a las 10 de la madrugada, tomando en cuenta, que a esa hora apenas me estoy durmiendo, y con cambio de horario (horario de verano) aunque dormí poco estaba bien… mejor que de costumbre. Por que ya no me dolía el cuello.
Al llegar a la estación, me encontré con Karen una antigua compañera, cuando yo acababa de llegar a la escuela y el mundo era de color rosado. Resulta que no soy la única que ha perdido un año, porque ella está a punto de perder su tercer año, en la escuela, que no sabe que tranza con su vida para el futuro, en fin…

Ya no me sentí un gato de angora verde.

Como no había luces que mover, porque era de día, y además al aire libre, me tocó irme al Staff, o lo que es lo mismo hacerla de metiche. Pero, algo me decía que el momento de la venganza. Llegamos, esperamos un rato, para poder preparar la escenografía. En dónde tenía que hacer algo. Y la cabina, dónde los de siempre, o sea los que se sienten dueños del equipo que estas pagando con tu inscripción y que tienes derecho a utilizarlo, pero así son los “técnicos” de la UNAM.

Entonces cuando “la compañera” se fue a la cabina, no la dejaron hacer absolutamente nada, más que decirles que poner, el resultado, el audio salió muuuuuy mal, y al terminar la obra, terminó llorando de impotencia… ¡Qué bonita es la venganza! Especialmente cuando no tengo relativamente nada que ver. Eso me demuestra que una de las pocas leyes que se demuestran después de la gravedad, la del Karma es la onda.

Y ahora si, liberado mi veneno ya puedo hablar de otra forma.

La verdad, durante los ensayos, me divertí con la obra, que tiene una estructura simple, pero asquerosamente divertida, en dónde el objetivo principal es mediante el sarcasmo, sabemos que la tradición sigue vigente, aunque la fiesta y el descanso sean lo que más nos llame la atención.

Me he divertido y trabajado como enana. Pero bien vale la pena.