Archivo de la etiqueta: cursilerias

Ares

He de confesar, queridos y bienamados lectores, que la verdad, (pero no se lo digan a nadie) tengo corazón de pollo.  Desde la muerte de Jazmín, es decir el primer y más grande amor en mi vida, en Mayo de 2010, la vida decidió que era buen momento para probar si cierto que muy chida.

La neta, es que mis días en este planeta, sin un gato son miserables.  Hay quién necesita rezar por las noches, hay quién tiene un amuleto de la suerte, pero para que las cosas esten en orden, yo, necesito un felino que observe mis pasos de vez en cuando.

Este remedo de gato , digo remedo, porque aún no tiene el instinto felino desarrollado. Llegó a mi el 15 de Septiembre. En poco más de 10 años, no había tenido a mi cuidado a un ser tan frágil, hermoso y gritón. De hecho, realmente no me gustan los gatos, prefiero a las gatas por ser más leales.

Pero este pequeño, hijo de Yoda, decidió elegirme como su mamá postiza.  El tiempo dirá  si cometimos un error  o no, en aceptarnos el uno al otro.  Llevó casi 2 años viviendo “sola”. Digamos que él, formalmente ha puesto con sus patitas de bebé gato, la primera piedra de mi auténtico hogar fuera de la casa dónde mi abuela, me echó a perder durante toda mi infancia y adolescencia.

Los ciclos de mi paso por este planeta, aún me parecen inentendibles además de acelerados. Pero, gracias a este monstrito, mi corazón de grinch siente que las cosas al fin están bien.

Además, ¿Me van a decir que no está bonito? Ahora que ya pareces gato: Ares, bienvenido a mi familia

Nostalgia

Definitivamente estoy hecha una nena. No se si se trate del frio o que pedo, pero hoy que fuí a ver a la abuela, en la que ahora es mi ex casa, al momento de despedirme casi me pongo a llorar, y es que neta extraño al bastón vengador, ejem, mi abuela, al perro pulgoso y sus pendejadas, es decir mi hermana que tiene complejo de puddle o de odie -si el perro amarillo con lengua larga que acompaña a Garfield en la serie-  y sobretodo a mi gorda, a la dueña de la mayor parte de mi corazón. Jazmin, mi gatota.

Que con eso de que ya tiene quince añotes, le cuesta trabajo caminar, se cae a cada rato, y si, definitivamente, aunque me cueste aceptarlo. Se está muriendo, igual que la abuela,  el perro no.

Cómo que me pego eso de por primera vez sentirme lejos de la abuela, y de mi bebé, saber que aunque llame por telefono, no puedo verlas. Digo, las dos han sido las responsables de que mi salud mental no se haya deteriorado al grado de caer en un manicomio. Aunque, no puedo negar que estoy loca ¿verdad?

Y si, medio me siento sola, porque tampoco he podido hablar con mis amigas, si el cuarteto de la muerte y otras más. Extraño algunas cosas que de alguna manera además, de lo que ahora es mi trabajo, que me hacían sentir viva.  Pero, pos no, definitivamente no se puede tener todo al mismo tiempo en la vida.

Aunque hoy, me habría encantado quedarme allá disfrutando a mi abuela y a mi gata, dejandome consentir. Chale, hay algunas cosas de crecer, que si se sienten de la chingada.

Na’ mas por eso.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=hPFEgMnNHm8&feature=related]

Te extraño mucho Abuela.

Prefiero la noche

Definitivamente el día me hace mal. No’mas no termino de acotumbrarme a vivir de día.  Cuando cae el manto de mi madre la noche,  aunque tenga mil cosas que hacer, todo es más tranquilo, como que mis dos neuronas se acomodan un poco mejor que de día.

No sé si sea por genética, o que, pero la oscuridad le da cierta calama a mi alma y digo cierta, porque el día que este completamente en paz, ese día me muero.

Ahora que no tengo tiempo es cuando más quisiera conocer el mundo. Pero no se puede tener todo en esta vida al mismo tiempo ¿verdad?

Mi almohada y yo estamos peleadas, ya no nos frecuentamos cómo antes, y menos entablamos una conversación. Más bien me atormenta la maldita. En cambio los análgesicos y las vitaminas en capsulas nos hemos vuelto, más que ítimas compañeras.

El café, otro ausente en mi vida en estos momentos, aunque ustedes no me la crean.

Sigo en proceso de cambio, entender que mi vida no va a volver a ser la misma. Apenas en Mayo, yo estaba pensando en que la vida no valía nada, y ahora, sigo pensando que la vida vale para pura madre, pero es más divertida y cansada.

Cuando sea grande voy tener mucho que contarle a mis hijas, me cae de madres.

Prefiero la noche, porque es cuando las palabras me pertenecen totalmente.

Reconciliaciones

Como les conté en Diciembre en mi blog institucional. Quedé muy desilucionada del set de Armin van Buuren en esa visita. De entrada el via crusis, el estar enferma pero lo que se dice enferma de bronquitis, na’mas pa que se den una idea, estaba tan mal que ni me había enterado que ya había pasado Navidad.

Normalmente, cuando me va de la chingada antes de una fiesta, la fiesta se pone bien cabrona.

El fue el protagonista de la segunda fiesta en mi vida, y esa vez y las dos veces siguientes que le vi, de verdad fueron una bomba, no recuerdo haber sentido tanta adrenalina con un set de trance, como con Armin, antes de ser el dj número uno del mundo, según la dj mag. En mi corazón ya era el número uno, al menos en lo que a trance se refiere.

Dentro de el caos que ahora es mi alma, en lo que reorganizo todo lo que me ha pasado este año, para bien, en lo que entiendo que tenía razón quién me dijo que “cuidado con lo que sueñas porque se puede volver realidad”, estoy haciendo las pases entre mis recuerdos y el presente, cerrando círculos que ya solamente me hacían daño.

Armin, definitivamente marcó la historía de mi vida. Las muchas veces que me rompieron el corazón burned with desire  salía automáticamente de mis labios, junto con las lágrimas.O cuando andaba de lo más ardidota y solo podía cantar shivers mientras hacía el recorrido casa-escuela. Pensando solamente en las fiestas en las que su música me llenaba el alma más que cien millones de palabras, que los beats me dijeran más que una novela completa, que las voces aunque no dijeran nada, me llevaran a otro mundo mucho más que mis propios sueños…

Si, definitivamente por eso, quiero al Armin, aunque de repente se ponga de diva.

Tengo que dejar de ser tan rencorosa me cae, la vida da tantas vueltas, que no tiene caso andar por el mundo buscandote enemigos gratuitos, no tiene caso hacer menos a alguien porque no sabe lo mismo que tú, tampoco tienen caso esas rencillas empresariales, lo que importa aquí es la música, sea del género que sea. Mientras cuente historias, mientras sea el motivo por los que muchos seguimos vivos a la chingada todo lo demás.

Por eso hoy Armin, aunque te hayas vuelto popular, aunque ahora los fresitas de la UIC digan que eres lo máximo, aunque hasta los microbuseros y taxistas te reconozcan, neta, te perdono ese set de Diciembre, quiero empezar de cero, y gozar tu visita como la primera vez que te vi, pues esta, de alguna manera, también es una primera vez.

Sander, más te vale cumplir con mis expectativas, que si no, te voy a madrear.

Y vida, ahora si, estoy en paz contigo. Tras 21 años de decir que eras una mierda, ahora si, eres mucho más de lo que esperaba, y, hasta me caes bien.

Ya que estoy en esto de las reconciliaciones y sobretodo con el van Buuren, ahí les va la rola con la que todos lo conocimos, bien que se la saben, y si no, me cae que están muy mal. Shivers, con las encantadoras vocales de Susana.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=hDtgwUUjCKo&feature=related]

Como en casa

Eso de mi chamba, me tiene asquerosamente contenta, pero también asquerosamente cansanda. Dormir cuatro horas al día, mas bien pasar más tiempo en el transporte público que en mi cama, como que a mi cuerpo no le agrada, pero lo que es a mi alma, le vale madres.

¿Saben? Mis queridos y bienamados lectores y lectoras, desde hace un chingo de años, yo: na’mas no encontraba mi lugar en este mundo, soy medio mamona, pero no encajo con los fresas, me gusta leer, pero los “literatos” y los bibliomanos pos como que no nos llevamos mucho,  soy blogger, pero no encajo en el standart, si es que existe.

Soy clubber, pero clubbber mucho más vieja que algunos “djs” o se más que la mayoría de los de mi especie.

Soy medio dark, pero no’mas no me entra en mis oidos eso del metal, el rock o lo que tenga que ver con guitarras.

Soy, soy… diferente y punto.  Claro que eso provocó que me alejara de muchas personas, y que me quedara en un circulo muy reducido, que de alguna manera me llevo al lugar en dónde estoy.  Como ya dije, los cinco años de +Mas-Nescafé, me tienen un mood entre el pasado que amé y el presente que me sorprende. Son demasiadas cosas como para que mis dos neuronas y mi corazón lo asimilen rápido.

Después de toda una vida en dónde no encontraba mi lugar en este, cochino mundo, finalmente me siento en casa. Dónde mis compañeritos de oficina son mis amigos,  o bien me conocen desde hace un chingo y dos montones. En casa, así me siento.

Da igual que mi puta úlcera este chingando la madre, que mi cuerpo diga “chale contigo, vez que estamos jodidos y ahi estas chingando”, valen madres los reclamos de mis progenitores por llegar tarde… nada importa.

Ahora si aplica la de last nigth a dj saved my life como bien dicen los de Indeep

No me pregunten por qué, ustedes na’más creanme.

Pero el soundrack idoneo para toda la pinche cursileria que me acabo de aventar es, sin duda alguna esta.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=sL0ppUq8ch8]

Yo sé que son re huevones, así que es Take me home de Sophie Ellis Bextor.

Ya casi es mi cumpleaños

Y estoy entre la depre de cumplir 21 y una emoción enorme por la manera en que la voy a festejar (si aún no les ha quedado claro es con Markus Schulz, en una fiesta Ministry, el 20 de junio en el Root’s Magic Club) Comienza a partir de esta fiesta, creo que la etapa más movida de mis casi veintiún años. La neta estoy medio asustada, porque como buen gato atrapado en el cuerpo de una humana, los cambios me ponen nerviosa, y no tener como qué ninguna referencia de que chingados es lo que sigue, me asusta.

Normalmente soy una pesimista y depresiva de mierda, a todo le tengo que ver un pero, las pocas cosas que tengo, obvio no han sido de a gratis, aunque de repente parezcan así. Tengo una chingada úlcera a la que le gusta revivir cada que considera que es el peor momento para aparecer. Amo la música electrónica, y creo fervientemente que ese ha sido de uno de los motivos por los que me he alejado mucho de las personas.

De repente que alguien no conozca de menos a Paul van Dyk, y salga con la bateada de babas de “tss pues toca punchis punchis” de verdad, se puede convertir en un motivo para que le deje de hablar. Definitivamente soy de lo más pinche mamona, casi rayando en lo elitista.

En todo el tiempo, el que llevo viva pues, nunca he tenido más de uno o dos momentos felices, muchos momentos amargos, casi nada importante, osea que tan del asco estará mi vida, que lo más importante que tengo es mi blog. Cha-le.

En estos últimos dos meses, me han dado noticias lo suficientemente buenas como para que cambié un poco el punto de vista acerca de la vida, digo un poco, porque sigo pensando que la vida es una mierda (no soy emo, padezco depresión crónica sin tratamiento).

Ahora la base de mi vida, ya tiene un sentido, y mañana a las dos de la tarde, espero que tenga una base aún más fuerte. Hay cosas que no puedo contar, pero me encantaría hacerlo. Pero bueno, pa’ no seguir atormentandolos, mejor les pongo una rolita. Hablando de puntos de vista Point of View de DB Boulevard, de esos lejanos tiempos en los que realmente era feliz

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=2I5NrJr6tic]

Rarezas

Soy fan from hell de la noche. El pedo es que mi vida demanda que sea diurna.

Esta noche en particular tuve algunos problema escribiendo un post de Ministry of Sound. Es ahora cuando me arrepiento de haber estado echando la hueva y fastidiando a mis maestros de inglés, que con todo y que eran nativos, pues, la neta era mucho más divertido estar preguntando que si por el club, que si el museo de no sé quién, etcétera.

En la etapa que sigue de mi vida, va a representar pedos, me cae de madres.

Mientras estaba escribiendo, me vinieron a la mente recuerdos de esos bien cabrones, a los que no te les puedes escapar ni aunque te metas debajo de la cama gritando por tu mamá.

Esas largas tardes de estar leyendo revistas, escuchando música, molestando locutores, fastidiando Djs, y el tatuaje con en logo del Ministerio del Sonido, que jamás me voy a poder hacer.

A mis casi 21, siento raro el tiempo, todo esta transcurriendo demasiado rápido como para darme tiempo a reaccionar. Se supone que debería estar bien pinche contenta, pero la neta, no lo estoy tanto. De entrada porque tuve que separar mi blog en dos. Aunque ya era justo y necesario, pues el otro ya se estaba convirtiendo en un blog cuasi especializado en música electrónica y ya no había mucho espacio para mi ego. Pues si se siente raro.

Son casi cuatro años de hacerle a la mamada de la sabionda en los menesteres, y en ausencia de otras viejas en la blosfera que hablen de lo mismo, sentí ese enorme peso y que de una vez por todas había que hacer aquel un blog de música, y ya no mas “yo, yo, yo” en él.

Sigo sin acostumbrarme del todo a este changarro, aún no lo siento mío, le falta un poco más de desmadre, un poco de basura por aquí, unos libros regados por allá, que música a todo lo que da encima, que todas las paredes cubiertas de fotos…. aunque primero llegaron mis carnales, mis demonios de la guarda a invadir este espacio, casi flamante.

Normalmente me caen a toda madre, el pedo es cuando mis demonios toman bandos diferentes, se levantan de la mesa, tiran botellas y crean un bonito caos en el pub que es mi alma.

Yo y mis rarezas.

Por si les interesa, el 20 de Junio es mi cumpleaños. Creo que este va ser uno de los mejor celebrados, pues me toca fiesta Ministry, y de Markus Schulz en la noche, tarde con las amigas. Pero aún así falta algo, no sé que sea, pero falta.

Sex & The City

La neta, la neta, rara vez veo la tele, y cuando la veo es para ver caricaturas o por tener compañía mientras desayuno.

Tengo muy pocos hits en cuanto a esos menesteres, de entrada porque ese aparatito no existe en mi muladar, y eso de ir a la sala a verle la jeta a mi parentela no es nada agradable, más cuando no cierran el hocico o ponen cara de “dios mio” cada que le pongo al once o veo algo “inmoral” así entre comillas.

El caso es que Sex & The City,  nunca la vi en la telera, siempre era de las ir a rentar la serie.

La onda comienza como siempre, con la pinche Sandrita, que me indujo al vicio. Eso de “eres como Samantha” me metió la espina y por eso iba yo bien feliz a rentarlas. Y si, la neta soy como Samantha, aunque también tengo algo de Carrie, algo de Miranda y muy poco de Charlotte.

En parte por eso siempre espere una cuarta amiga para formar al cuarteto de la muerte.

De alguna manera esa pinche serie hace que nuestras vidas sean más llevaderas, cierta esperanza queda en en nuestras cochinas vidas. Hay cosas que solo ocurren entre mujeres, y es por eso que Sex & The City es como que LA serie para todas las mujeres con cerebro, o bueno las que tenemos estandares como ellas. Aunque si suene frívolo.

Hoy fui fui a ver la peli con la Sandrita y con Angie, y de verdad traigo un ojo remi, que no puedo con él. Sinceramente  pensé que la iban a destrozar igualito que Indiana Jones, o que sería un capitulo largo, pero nel, ni madres, afortunadamente esa paranoia no se cumplió.

Después de verla siento que todo puede pasar, que la vida no es tan culera como había creído. Y que aunque pasen los años hay al menos una persona que siempre estará a  mi lado, a la que le puedo gritar “animal” a todo pulmón y no pasa nada. A la que le miento la madre en la mañana, en la tarde o en la noche y es como un halago. Pinche Sandra, esta va ti.

Si les gusta la serie de verdad, vayan a verla. ¡ES HERMOSA! No cuento detalles porque no sé las quiero echar a perder.

Suele Pasar

Me he cansado de esperar, aunque aún deba hacerlo. Esperar por noticias, esperar por personas, por sueños, por silencios.

Estoy cansada de que haya gente que solo estorba a mis propósitos, a las que solo les importa la moda y pasar un buen rato, también estoy harta de esos que han estado tras de mi, pero solo pa’ joder.

No tengo idea de como será la siguiente etapa de mi vida. Estoy a nada de cumplir 21 años y apenas voy asimilando que ya crecí. Que parte de crecer es admitir que tienes y miedos, después de eso hacerles frente.

La neta tengo miedo y mucho. De lo que pueda pasar y de lo que no. ¿Será que así es la vida? Chale, aún no he aprendido a vivir.

Solo me resta esperar, y confiar.

Confio ahora solo en el Destino y en la luz que llega hasta mi de la luna, dónde están todos mis sueños perdidos, las ilusiones muertas junto las vivas.

Espero que las decisiones de los dioses sean benevolas conmigo. Que el karma esté aún de mi lado. Y que si los sueños se hacen realidad, que las pesadillas no.

Odio ser tan cobarde y tener que esperar.