Archivo de la etiqueta: Eric Prydz

Tú, ese al que odio.

Suelo presentarme como una mala persona. Realmente no es que lo sea, no’mas me gusta ver la cara de los mojigatos y de los siempre positivos fruncirse o poner cara de ¿Neta?

Y puede que para esos que les encanta seguir las “formas sociales” sea el prototipo perfecto de todo lo que NO hay que ser. Digo, de entrada soy vieja en una industria dominada por puro tornillo (osea hombres).  Eso para algunos no está bien visto. Y si le sumamos todas las palabrotas que digo por minuto pior tantito.

Mi mamá es una de esas que cree que si eres mujer tienes que concentrar tu vida en encontrar un buen marido, tener hijitos, ir a misa… y chingaderas varias dignas de un cliché.

Me asomé a ese modelo desde niña, y francamente no me gusto.  A veces creo personajes como mi mamá fueron creados para ser odiados hasta la médula. Y saben qué, está padre odiarlos.

No todo tiene que ser bueno, lindo, brilloso y lleno de plumas blancas de iluminación. Se necesita a veces, odiar algo lo suficiente como para cambiar tú mundo para no convertirte en eso que nada más de verlo o escucharlo hace que se te revuelva el estómago.

Justo para que eso que te lastima, te enferma y te hace daño, no se vuelva parte de tu sistema.

En esta vida de la noche, hay alguien que verdaderamente odio con toda el alma, y que deseo que todo lo malo que me ha pasado le pase a él.  Nadie me ha lastimado tan profundamente como ese personaje.

Y al mismo tiempo, es una de las personas que con sus pésimos ejemplos fue uno de mis mejores maestros. Digo fue, no porque ya no este vivo, si no porque hace unos 2 años ya no es parte de mi vida. Hace 2 años lo desterré de mi camino, básicamente porque ya me había lastimado lo suficiente como para no darle una oportunidad más de herirme.

De ese siniestro personaje, que deja como un lindo cachorrito a Darth Vader, descubrí algo muy importante, que amo de verdad lo que hago, lo suficiente como para no tener que pasar mi existencia eclipsada por la falta de visión de alguien.

Creo que si me he dado tumbos estos últimos años, es porque me he descubierto a veces siendo tan maldita, cínica, perversa y poco humana como él.   Me ha hecho dar un paso atrás,  aún teniendo delante oportunidades únicas para hacer todas las locuras que había planeado desde niña en la música electrónica.

Le tengo mucho cariño a mi oscura alma, como para aceptar algunos miles de pesos a cambio de ella.

He odiado tanto a ese Darth Vader, que olvide algo, igual que Skywalker tengo algo de su fuerza en mi, porque de alguna forma también es mi padre igual que el jedi que me entreno en las artes de la fuerza, no’mas que este tú, ese que odio, te perdiste en tu dolor, te llevaste entre las patas tu vida, y de aquellos que quieres.

Hace poco me di cuenta, que a ese que odio, en realidad, no lo odio, lo quiero y un chingo, y me duele ver como sus acciones además de lastimarme en su momento profundamente. Le causaron  daños irreparables a la persona más importante de su vida, a él mismo. Esa maldad y sadismo con el que creí que me trataba era la única forma de afecto que conoce o que sabe dar.

Y a veces esa maldad y oscuridad, hacen falta para crear personas que realmente amen lo que hacen. Sin una carrera de obstáculos como la que me montaron a mi en la pista de carreras, no sabría que tanto disfruto el poder caminar en el frío bajo una noche oscura.  Así de extremo es este bisne.

Ahora veo que ese némesis que tanto detesté, es uno de los grandes regalos de esta existencia humana.  Y tú, ese que odio, la verdad es que te estoy profundamente agradecida por enseñarme con sangre porque amo con locura y con pasión, esto que le dicen música electrónica.

Y ahora que estás en crisis solo espero que aprendas la lección para no repetir una vez más la historia de horror que estás terminando de escribir con esas garras, porque los tuyos hace mucho que dejaron de ser dedos…

 Si, soy ese tipo de mala persona, que te dice eres un pendejo y te soltara un cablazo en la jeta por pendejo.  Pero a la mejor te abrazo el día que dejes de ser un animal.

Eric Prydz – Niton (The Reason)

Mis queridos y bien amados lectores. Está comenzando el año, todos tenemos propósitos,  o de menos metas fijas a mediano plazo. No se ustedes, pero este año me toca replantear muchas cosas, tal vez también a ustedes.

Vamos por la vida siguiendo algo, buscando cambios,  emociones, responsabilidades, gente nueva. Y en  el camino encontramos lo que necesitamos.  Creo que he tenido mucha suerte de encontrar a las personas correctas  en el momento preciso que le hacen falta a mi existencia.

Pero, de repente, se nos olvida la razón. El por qué hacemos las cosas día tras día.  Solo vamos tras pequeños objetivos que nos parecen un todo. Pero llega un momento en el que, por una u otra razón, la vida te obliga a   tomar de nuevo la brújula para ver dónde estás y a dónde quieres ir.

De una manera sumamente artística, es lo que nos cuenta Erick Prydz, Pryda, Moo, Cirez D, Eric Sheridan Prydz o como se les de la gana llamar a este sueco de 34 años. En su nueva rolota que la da nombre a este post. Por si son despistados se llama Niton (The Reason) .  Entre sus gracias, este muchacho,  tiene el haber creado el  ya clásico Call on me y Pjanoo.