Archivo de la etiqueta: personal

Sueños

No sé si he tenido mucha suerte, o simplemente he sido lo suficientemente terca como para lograr salirme con la mía a lo largo de los años.  La verdad no soy de esas personas que puede hacer algo que no le gusta por dinero o porque socialmente es correcto. A veces me pregunto como hay gente capaz de guardar sus sueños en una bolsa sin siquiera haber intentado una vez convertirlos en realidad.

¿Cómo se deja la pasión de ser quién eres por encajar en un modelo social?

No me vean a mi, no tengo la respuesta, si algo NO soy es de esas que deja de hacer algo nada más porque los demás dicen que no es correcto.

Este año uno de mis más grandes sueños está tomando forma, de la mano de un gran equipo en proceso de formación.  Viendo un momento hacía atrás en mis cada vez  más escasos momentos de ocio, un amigo en facebook  por casualidad dio con una de esas rolas que rompieron para siempre el esquema de lo que quería hacer de mi vida.

Corría  el año 2002,  a mis entonces 13 años -aunque no parezca solo tengo 25 años- me acaba de dar cuenta que eso que en las estaciones de Grupo Radio Centro le decían pop era en realidad música electrónica. Fascinada con mi descubrimiento hacía hasta lo imposible por comprar cuanta revista especializada internacional hubiera del tema. Evidentemente en ese entonces, estaba pegada casi todo el día a W FM 96.9 FrecuenciAdictiva, saturandome de música electrónica de todos los sabores y presentaciones.

Si la memoria no me falla ese año pero en mayo-junio vino una vez más David Morales, y como era ya costumbre, fue a que lo entrevistarán a esa estación que aún extraño, la entrevista estaba a cargo de Alejandro Franco y de Salvador Leal.  Después de que Morales contará parte de su muy larga discografía al aire, y explicar de alguna forma porque había hecho tantos remixes a los artistas que me gustaban en este momento, en algún corte musical sonó esta rola.

Mientras procesaba lo que acaba de escuchar de boca del mismo David Morales, (si no lo conoce google rigth now), me di cuenta que estaba frente al gran amor de mi vida.  No ese del príncipe azul papanatas que venden los de Disney, si no al de a deveras. Al que sería el motor de muchas de mis más grandes victorias pero también, el que estaría ahí frente a las derrotas. Ironías de la vida, esta es de las muy pocas rolas cuyos nombres no se me quedaron grabados de memoria.

Como dije párrafos más arriba, un amigo en facebook minutos antes de que escribiera este post me pasó esta rola que estuvo perdida para mi durante casi una década.

No creo en el Dios judeocristiano,  y quisiera decir que no creo en nada, pero la verdad es el que el Destino se ha empeñado en que crea en él y ocasionalmente. En esa época también que no sabía como ni cuando, pero un día iba a formar junto con el equipo adecuado de trabajo algo que pudiera reflejar ese primer encuentro con el amor de mi vida. Hoy, con orgullo puedo decir que lo encontrado y que ese proyecto ya no es más un sueño si no una realidad cotidiana que seguramente invadirá muy pronto muchos timelines en facebook, en twitter, y a través de otros medios más ortodoxos.

Ese proyecto se llama Be Tronic, y lo pueden ir a manosear en www.betronicmusic.com 

2012

Dicen que los años y las experiencias forman el carácter. La verdad es que el 2012 me enseño un par de cosas, la más importante; lo que fue no es lo que será.

No se vale vivir del recuerdo, de entrada porque no es sano y no te deja progresar.  El cariño, las buenas anécdotas, no se pueden ni deben mezclarse con el ahora, justamente porque el conjunto de cosas que hicieron el pasado una maravilla no es el mismo que el presente. El asunto se vuelve  verdaderamente desgastante, lo que inevitablemente me lleva al siguiente punto:

Cuando las prioridades son diferentes, simplemente las cosas no funcionan.

Llega un momento en el que definitivamente, cuando la diferencia entre prioridades es abismal, en el que ya no se puede hacer nada y lo mejor es emprender caminos diferentes, por salud mental y emocional.

Si, 2012 fue para mi, el año en que tenía que dejar atrás apegos un tanto cuanto absurdos que ya no me estaban llevando a ningún lado.   Para comenzar este 2013 decidí hasta cambiar hasta de casa.  Tengo varios proyectos nuevos, de los que les hablaré en su momento. La verdad estoy encantada con la forma que poco a poco va tomando mi vida. Me falta mucho por corregir, mucho por aprender y mucho por emprender, pero paso a paso.

En 2013 este blog cumple ya 9 años. 9 años de hablar de música electrónica enlazadas con mi vida personal y profesional. Hoy más que nunca me queda claro que una rola puede trasformar la vida de alguien en cualquier momento. Por desgracia, ya no somos muchos los que nos damos cuenta de eso.

Este año recién salido del horno, no sé por que, pero creo que marcará pauta en muchos sentidos. Y ¿saben qué? Ya era hora.

Hace 10 años…

Hace más o menos ese tiempo, cuando aún estaba en la secundaria, una maestra de las recién salidas de la universidad, que como toda buena maestra recién salida de la universidad, quería revolucionar el modelo educativo en las escuelas secundarias, llena de ilusiones y técnicas pedagógicas que desaprobaban los demás maestros que nos hacían la vida miserable, decidió que era buena idea obligarnos, (Bueno, a mi no, yo fuí sumamente feliz) a escribir en al menos  una cuartilla: quienes eramos, qué es lo que queríamos, cómo íbamos a lograrlo, y sobretodo como nos veíamos dentro de 10 años.

Si, una autobiografía, que a los 15 años podría parecer un trabajo monumental para un adolescente que básicamente, en ese momento se cree el centro del mundo, y que no ha salido a explorar más allá de su cuadra, de los libros que lo obligan a leer, de sus cuates en la hora del receso, o de que ropa se van a poner en el convivio de la escuela. (Así les decían, se los juro)

Desde entonces yo ya sabía que era diferente, ya había leído al menos unos 30 libros gordos nada más por mis ovarios. Me la pasaba escuchando pop y algo nuevo para mi que le decían: “música electrónica” La muerte y yo, poco antes ya nos habíamos visto las caras de frente, y no tenía ánimos de perder el tiempo con las tarugadas de mis compañeros. Me gustaba más ver a través de la ventana imaginando como sería el mundo allá fuera  y hacerle  la vida de cuadritos a la maestra de español que en su vida había leído algo más que libros de autoayuda.

Esa lista de cosas que quería hacer en la vida, me quedó lo suficientemente bien grabada como para haber cumplido el 70% de lo que quería hacer. Si mi yo del pasado se encontrará con el de ahora, estaría brincando de emoción por saber que pudo hacer las cosas con las que soñaba  y salirse con la suya.

Creo yo, que todos tenemos un momento entre la infancia y la adolescencia en el que parece que una luz divina nos señala lo que nos gusta, lo que nos apasiona, dónde dices : Si, de aquí soy, esto quiero hacer.

El tiempo, las circunstancias y las oportunidades, son las que hacen o que mandes esos sueños a un cajón o que los veas materializados. También tiene mucho que ver, que tanto realmente quieres las cosas. Si solo se trata de una pasión pasajera, o de una que todos los días te hace levantarte.

¿Cómo descubrir si esa pasión es real o solo un enamoramiento adolescente? Conociéndote realmente. Sabiendo cuales son los talentos que puedes desarrollar, tus defectos, lo que sabes que pueden ser las amenazas para que no lo logres, y como conseguir las oportunidades para materializar lo que quieres.  En  carreras administrativas, te lo van a enseñar como FODA. Que es lo mismo que acabo de explicar.

Aparte de ese FODA personal que debería estar incluido en los programas de orientación vocacional,  como dije, hay un momento en el que el Destino, Dios, el azar, o como quieran llamarlo te muestra eso que es lo tuyo. El mío, por más cursi que parezca, y aparentemente sin relación con lo que hago ahora, fue este.

El 3 de Junio de 2002, de regalo adelantado de 15 años, tuve la fortuna de ver a mi artista favorito en vivo, a unos metros de distancia, aún ahora se me enchina la piel al ver el vídeo.  Después de esa tarde, de ver como la gente y yo misma reaccionaba frente a la música,del esfuerzo por conseguir los boletos, de salir de la escuela a escondidas para recogerlos, de contar los días para que llegar ese ese momento, de aguantar la cara de mi prima que no sabía ni a que iba pero tenía que cargar con ella, dije, si a huevo, esto es lo mío.

Evidentemente mi género de música se encaminó hacia la música electrónica.  Hoy estoy muy orgullosa de ser fan de Darren Hayes. Porque fue gracias a él que me encontré con otros mil y un proyectos que hoy me fascinan. Por que me hizo encontrarme con mis primeras grandes amigas, que si, aún conservo.

Ahora bien, querido y bienamado lector. ¿Cómo eras hace 10 años? ¿Hiciste todo lo que querías hacer? ¿Estas orgulloso de quién eras fan entonces?

Les cuento este choro mareador, porque se que muchos de ustedes se encuentran en ese punto, antes de tomar cualquier decisión que afecte definitivamente sus vidas, dense chance de conocerse a ustedes mismos, y no dejen que nadie se meta en su desición

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2012

Mucho se ha dicho de este año, y no solo durante este siglo. Qué si el mundo se va a acabar. Qué si el calentamiento global, qué si las elecciones en México, que si el 12 de Diciembre de 2012 los marcianos nos van a venir a matar… En fin, pura cosa bonita, y buenos deseos.

En mi, muy personal punto de vista, pase lo que pase; este es un buen punto de partida para comenzar a vivir lo que realmente queremos. Nada de dejarse influenciar por lo que dicen los demás piensan que es lo correcto.

Ya se que me he desaparecido del mundo de la red, pero es por una buena causa, hay proyectos en los que participo que ya no me dejan tener tiempo libre para venirlos a chorear acerca de la música electrónica en general. Buena o mala ustedes decidirán, cada ser en este mundo elige lo que es bueno o malo. A lo que pertenece y a lo que no.

En este tiempo, que, por problemas técnicos he desaparecido un poco, con tristeza me doy cuenta que la generación que viene ya pisándome los talones, solo piensa en la fiesta, y no se detiene a pensar en lo que hay detrás de cada presentación de un dj internacional, de un disco, una revista, o una publicación babosa en facebook.

Tal vez piensen que me estoy volviendo más fresa de lo que era, o que me fumé uno de esos cigarros verdes, pero no, la verdad es que me puse a recapitular sobre todo lo que me ha enseñado la vida a mis  24 años, y las personas que me puso enfrente el Destino para mostrarme mi camino. Sin olvidar por supuesto, la música que me ha acompañado desde que tengo uso de memoria. Digo de memoria, porque de razón eso si que no.

El síndrome del año nuevo, me hizo recordar todos esos pequeños detalles que me han convertido en la persona que escribe en este blog desde hace más de 7 años. Me he divertido muchísimo  y amenazo con seguir haciéndolo.

2012 a nivel música electrónica, se va a poner sabroso.  Ya hablaré de ello, algunos posts más adelante.  Decidí hacer esta especie de alto en el camino,  antes de proceder a recomendarles fiestas, discos, etc, para dejar en claro algo.

Este blog, a pesar de muchas cosas, sigue siendo la versión personal de alguien que ama con locura y con pasión la música electrónica.  Mi opinión a veces pude ser veraz y objetiva, y otra veces, obedece a lo que dice mi retorcido corazón de grinch siente. Así ha sido desde hace 7 años, y lo seguirá siendo.

2011 fue un año de recuperación de mil cosas, pero sobretodo una, que me hizo entender para que me tienen todavía en este mundo, escribiendo tarugadas como esta.

2012, se lo quiero dedicar a tres personas:

Primero, a quién entendió que tenía que volver a casa y que me aguantó durante casi dos años en su oficina.

Segundo, a quién, a pesar de su dolor ha sacado fuerzas para seguir adelante y aunque no lo crea, también es gracias a ella y a la sonrisa de  su bebé, que recuerdo, por qué es importante hacer lo que, alguien, durante mucho tiempo me enseño a hacer.

Y tercer lugar, a Darth Vader catalán, que a pesar de todo, y aunque ocasionalmente le haga berrinche, y me abrió nuevamente la puerta de mi disfucncional, pero feliz hogar.

Sueños

P1110538, originalmente cargada por minervaoatenea.

Si, no voy a negarlo es muy bonito soñar. Despertar por la mañana y recordar, con una sonrisa, eso que tú, y mi tío Morfeo saben.

En los últimos meses, he vuelto a recordar mis sueños después de levantarme – a chingadazos- de la cama. Hace, como dos años, que no me pasaba eso.

Hay gente y lugares, que aún no conozco,. Y digo aún, porque, suele pasar, que, años antes de que me presenten a tal persona, ya ha estado conmigo, al menos en el mundo onírico. ¿Así o más raro?

Pero los sueños, también son pesadillas, y mi mente, tiene la mala costumbre de recordarlas a detalle. Pero no fuera David Vendetta, porque ese siempre se le olvida.

Una de mis pesadillas favoritas, es perder un vuelo. Digo, nunca me ha pasado, y espero, nunca me ocurra. En esta pesadilla, hay un hombre que no tengo ni la más remota idea de quién sea, que me persigue, primero por todo México, luego no se por qué, acabamos en el aeropuerto de Bélgica, dónde logra atraparme porque, justamente perdí un vuelo, y pregunta por un bebé, no sé de quién…

En el viaje de ida a Monterrey, como no dormí en unas 36 horas a propósito, me distraje viendo la ventana y esta escena, tal cual, es la que he visto muchas veces, en mi pesadilla favorita.

Diría que me dio pánico, pero la neta no, solamente, fue un encuentro parcial con el Destino. Otro de mis cuates al qué le encanta jugar conmigo.

Hace casi 10 años, soñaba con salirme con la mía, ahora, ya que lo hice… no sé bien a bien que sigue. Lo único que sé realmente, es que esto se está poniendo muy divertido, el único problema, es no pasar el tiempo que debería con mi tío Morfeo, a ver si no se enoja y me deja de visitar por las noches

Sex & The City

La neta, la neta, rara vez veo la tele, y cuando la veo es para ver caricaturas o por tener compañía mientras desayuno.

Tengo muy pocos hits en cuanto a esos menesteres, de entrada porque ese aparatito no existe en mi muladar, y eso de ir a la sala a verle la jeta a mi parentela no es nada agradable, más cuando no cierran el hocico o ponen cara de “dios mio” cada que le pongo al once o veo algo “inmoral” así entre comillas.

El caso es que Sex & The City,  nunca la vi en la telera, siempre era de las ir a rentar la serie.

La onda comienza como siempre, con la pinche Sandrita, que me indujo al vicio. Eso de “eres como Samantha” me metió la espina y por eso iba yo bien feliz a rentarlas. Y si, la neta soy como Samantha, aunque también tengo algo de Carrie, algo de Miranda y muy poco de Charlotte.

En parte por eso siempre espere una cuarta amiga para formar al cuarteto de la muerte.

De alguna manera esa pinche serie hace que nuestras vidas sean más llevaderas, cierta esperanza queda en en nuestras cochinas vidas. Hay cosas que solo ocurren entre mujeres, y es por eso que Sex & The City es como que LA serie para todas las mujeres con cerebro, o bueno las que tenemos estandares como ellas. Aunque si suene frívolo.

Hoy fui fui a ver la peli con la Sandrita y con Angie, y de verdad traigo un ojo remi, que no puedo con él. Sinceramente  pensé que la iban a destrozar igualito que Indiana Jones, o que sería un capitulo largo, pero nel, ni madres, afortunadamente esa paranoia no se cumplió.

Después de verla siento que todo puede pasar, que la vida no es tan culera como había creído. Y que aunque pasen los años hay al menos una persona que siempre estará a  mi lado, a la que le puedo gritar “animal” a todo pulmón y no pasa nada. A la que le miento la madre en la mañana, en la tarde o en la noche y es como un halago. Pinche Sandra, esta va ti.

Si les gusta la serie de verdad, vayan a verla. ¡ES HERMOSA! No cuento detalles porque no sé las quiero echar a perder.