Después de todo no es tan malo

Ya me urge que sea la Natividad para irme con mi abuela. Medio desconectar mis neuronas y comer pavo hasta reventar. Pero la verdad de todo es que sigo extrañando a mi abuela bien cabrón, y a mi gorda peluda también. Quiero estar unos días con ellas, como antes.

Se me sigue rompiendo el corazón cada semana cuando me tengo que despedir de mi sacrosanta abuela, que aunque no pierde oportunidad para alburearme es adorable.

Pero de corazón juro que seguire siendo…

grinchPor primera vez siento que al menos parte de mi familia, es importante en mi vida.

3 comentarios en “Después de todo no es tan malo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.